Georges Soros, el magnate estadounidense de orgien húngaro.

Georges Soros, el magnate estadounidense de orgien húngaro. EFE

Empresas HORA DE RENTABILIZAR LA INVERSIÓN

Soros liquida la socimi Hispania tras ver cómo los gestores ganan más que él

Invierte 186 millones y solo ha recibido 4,5 millones en 3 años. Azora, la gestora, se lleva más de 30 millones.

Georges Soros, el magnate estadounidense de origen húngaro, se prepara para liquidar otro negocio lucrativo en España desde el paraíso fiscal de Delaware, en Estados Unidos, donde tiene radicado el fondo Soros Fund Management.

En esta ocasión, se trata de la sociedad inmobiliaria Hispania, en la que desembarcó hace tres años, en la salida a bolsa de esta socimi presidida por Rafael Miranda -también lo es de la acerera Acerinox-, y en la que Soros lleva invertidos casi 190 millones de euros, a través de Quantum Strategic Partners (QSP). Su actual 16,7% en la socimi capitaliza en bolsa por 225 millones de euros, y solo ha recibido 4,5 millones de dividendo. Esta cifra palidece al lado de los más de 30 millones que han cobrado los gestores de la misma.

Tres años de engorde, tres de ventas

Se trata de una inversión que nació con fecha de caducidad. Se engordaría la socimi durante tres años, entre la primavera de 2014 y la de 2017, con la compra de activos en renta, para, en los tres años siguientes, hasta 2020, proceder a su liquidación ordenada, mediante la venta a terceros de los activos.

La liquidación se recogía en el folleto de la OPV publicado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), al señalar que “en caso de que la estrategia de puesta en valor propuesta por la gestora [Azora] contemple la liquidación de toda la cartera de activos dentro de los seis años siguientes a la fecha de admisión a negociación”, la gestora dirigida por Fernando Gumuzio y Concha Osácar “procederá a ejecutar el plan de liquidación” sin que su decisión se someta a la junta de accionistas.

El folleto también señalaba que, ante la liquidación, Hispania tomaría las medidas para preservar la liquidez de las acciones, tales como la recompra de las mismas o su venta a terceros.

Inversión de los últimos 230 millones

En principio, el contrato de Azora con la socimi -suscrito con la gestora controlada por Fernando Gumuzio y Concha Osácar, también consejeros en Hispania- finalizaría el próximo martes 14 de marzo -tres años después de la salida a bolsa-, pero, en la junta de accionistas del próximo 7 de abril, se tiene previsto extender hasta el 31 de diciembre de este año la validez de este contrato externo de gestión, para acabar de invertir, en la compra de más activos, los 230 millones de liquidez con los que cuenta la socimi.

Por el lucrativo contrato que Azora tiene firmado con Hispania, entre mediados de 2014 y diciembre de 2016, Gumuzio y Osácar se han embolsado más de 30 millones de euros, y podrían percibir un mínimo de otros 10 millones en 2016.

Gumuzio y Osácar, el contrato de su vida

No reciben nada como consejeros ni por asistir a las comisiones delegadas, pero lo percibido por este contrato lo compensa con creces. Tanto, que han cobrado más de los 27 millones  percibidos en dividendos el conjunto de accionistas. Soros, por su 16,7%, solo ha recibido 4,5 millones de euros.

La retribución de Azora se divide en honorarios base y en honorarios de incentivo. Además, se garantizaba un pago compensatorio caso de que Hispania decidiera la resolución anticipada del contrato. Los honorarios base, pagaderos cada trimestre, equivalen a una comisión vinculada al porcentaje de inversión de los fondos iniciales, mientras que los incentivo solo los cobran caso de que, como ocurrió en 2016, los accionistas fueran retribuidos vía dividendos.

Aunque se había especulado con la posibilidad de ampliar la vida de la socimi más allá del año 2020, finalmente el hecho relevante ante la CNMV, publicado por Hispania el pasado 28 de febrero, no dejaba lugar a dudas.

Venta de todos los activos antes de marzo de 2020

Azora comunicaba que el plan inicial se mantenía. Y que, por tanto, se procederá a la venta de todos los activos antes del 14 de marzo de 2020 y en distribuir entre los accionistas los fondos netos provenientes de dichas ventas como otros fondos propios remanentes.

En ese sentido, en la ejecución de esta liquidación, Azora contempla servirse de diferentes mecanismos a fin de optimizar el valor de venta de los activos de Hispania, incluyendo ventas directas de activos, de acciones de sociedades tenedoras o, en su caso, y con estricta sujeción a la normativa en materia de mercado de valores, la búsqueda activa de ofertas de adquisición sobre la totalidad de las acciones de la socimi.

Asimismo, para la devolución de valor a los accionistas, se contemplarán, cuando proceda y entre otras posibles alternativas, distribuciones de dividendos, devoluciones de capital o reservas, compras de acciones en el mercado abierto y programas de recompra de acciones.

Con 38 hoteles y casi 11.000 habitaciones, Hispania se ha convertido en el primer propietario no operador de hoteles en España. Adicionalmente, cuenta con 25 edificios de oficinas con más de 153.000 metros cuadrados y un solar para edificar otros 33.000 metros. Y cinco edificios residenciales, con 750 pisos en alquiler.