Ricardo Currás, consejero delegado de Dia.

Ricardo Currás, consejero delegado de Dia.

Empresas Supermercados

El consejero delegado de Dia: “Hemos sido todos unos mantas en el online”

La compañía de supermercados asegura que su tienda online ya es rentable “pero no gana mucho”.

Noticias relacionadas

“Hemos sido todos unos mantas en el online, no dábamos el servicio que el cliente nos demandaba. Ahora ya se acerca más a sus expectativas”. Son palabras del consejero delegado del grupo de supermercados Dia, Ricardo Currás, durante la rueda de prensa de resultados de 2016, en los que el negocio en la red ha comenzado a dar resultados positivos. Eso sí, no ha dado cifras para no dar pistas a la competencia, “porque todos los distribuidores están mirando”.

Reconoce así que los grandes grupos de distribución alimentaria llevan años sin acercar con la clave del negocio digital. En su caso, asegura, que ahora sí lo han hecho, en parte, gracias al acuerdo que tienen con el gigante Amazon, del que son socios en Madrid a través del servicio Prime Now.

“Los españoles están acostumbrado a que les lleven las cosas a casa gratis”, ha asegurado Currás a los medios. Una ‘costumbre’ que ha complicado la rentabilidad de las empresas. “No hemos perdido. ¿Hemos ganado mucho? No. Vamos a seguir desarrollándolo”. Planea así nuevos acuerdos con Amazon, extender el servicio a otras ciudades, lo que podría suceder en “semanas” o “meses”.

El consejero delegado de Dia no ha querido dar cifras exactas de cuánto supone el negocio online para la actividad de la compañía. Sí asegura que “las ventas online se multiplicaron por tres. No te quiero dar las cifras concretas”, ha recalcado en varias ocasiones.

Dardo a Mercadona, sin citarla

También ha querido dejar claro que, por poco que lo sea, es una actividad rentable, al contrario de lo que le ocurre a otros grupos de distribución alimentaria. “No ganamos prácticamente dinero con el online, pero no perdemos. Es positivo, sobre todo con las declaraciones que hacen otros, que dicen [que la actividad online] ‘no está nada clara’, ‘es negativa’. No es una maravilla en términos de rentabilidad. Sí tenemos claro que es una demanda del consumidor. Ganar más, menos o mediopensionista, es una demanda creciente y tenemos que estar preparados”.

Sin citarlo, Ricardo Currás se refería a su principal competidor: a Mercadona. Hace un año, su presidente, Juan Roig, reconoció que la cadena de supermercados valenciana  perdía “entre 30 y 40 millones con el comercio electrónico”. Para dar un giro a esa situación, hace unos meses, nombró hace unos meses a Juana Roig, hija del presidente, responsable de su transformación digital.

Impuestos

Más allá del negocio en la red, Dia cerró 2016 con una caída de su beneficio neto del 42%. Ganó 176 millones de euros. ¿Por qué? Porque en 2015 no tuvo que pagar a Hacienda. Al contrario, la factura fiscal le salió a devolver en 82 millones de euros porque pudo apuntarse a su favor las pérdidas de la cadena El Árbol, que adquirió para crecer en el noreste de España. En cambio, al cierre de 2016, sí tendrá que pagar Impuesto de Sociedades. En concreto, pagará 69,1 millones de euros.

Currás también ha argumentado el motivo por el que las ventas de la compañía crecen en España a un ritmo del 0,9%, a pesar de que en los últimos años ha crecido orgánicamente con la compra de El Árbol y de parte de la red de Caprabo (propiedad de Eroski) en Madrid. “Hace no mucho estábamos en decrecimiento en alimentación. Sí, no estamos en un mercado que crece, es el tercer año de recuperación de bares y restaurantes y eso siempre afecta a la alimentación en los hogares, pero eso se está estabilizando”, ha argumentado. “La población no crece. No esperamos grandes crecimientos en España en los próximos años”.

Asumir esas nuevas tiendas ha conllevado el cierre de locales en España: 66 tiendas en 2016. Dia tiene en su mercado doméstico 4.875 tiendas, de las que 2.728 son propias y, el resto, franquicias. El motivo detrás de estos cierres es que, la proximidad entre locales, “canibalizaba ventas”, en palabras de Currás. Esta situación sigue dándose, por lo que sigue cerrando locales en este inicio de 2017, aunque no los ha cuantificado. Sí ha matizado que la situación cambiará en la segunda mitad del ejercicio y el crecimiento en el número de locales volverá a ser positivo.

Otra de las cuestiones que sobrevuela Dia es la elevada presencia de inversores bajistas en su accionariado, que esperan la caída del precio de los títulos. De hecho, la cadena de supermercados es la cotizada con mayor número de bajistas en su capital, más del 16%. “Hay algo de sectorial, el nivel de posiciones cortas en el sector está por encima de la media de otros sectores”, argumenta Amando Sánchez Falcón, director ejecutivo corporativo del grupo. “No somos la empresa del sector con más bajistas ¿Qué puede haber detrás? No es un sector que haya dado muchas alegrías a los inversores. ¿Nos preocupa? Lo seguimos, tiene repercusión en la prensa. En la medida que el desempeño es positivo, creemos que desaparecerá”.

Dia sigue planteándose nuevas adquisiciones o “acuerdos de colaboración” con otras empresas, según ha señalado Currás, que no ha dado más detalles respecto a dónde o con quién pueden llegar esas colaboraciones.