El presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete. Dani Pozo

Empresas Telecomunciaciones

Telefónica vende hasta el 40% de Telxius al fondo KKR por 1.275 millones de euros

Logra un acuerdo tras dos intentos fallidos. Su objetivo es reducir su deuda, que a finales de septiembre, rozaba los 50.000 millones de euros.

Telefónica ha alcanzado hoy un acuerdo con el fondo de capital riesgo KKR para la venta de hasta el 40% de Telxius Telecom, su compañía global de infraestructuras de telecomunicaciones, por un importe total de 1.275 millones de euros, esto es 12,75 euros por acción. ¿La reacción en bolsa? La 'teleco' cae ligeramente un 0,07%.

Telxius opera un portfolio de casi 16.000 torres de telecomunicaciones en cinco países y gestiona una red internacional con aproximadamente 65.000 kilómetros de fibra óptica submarina, de los que unos 31.000 kilómetros son propiedad de la compañía.

La operación, en la que el banco HSBC ha actuado como asesor financiero, supone una valoración de Telxius de 3.678 millones de euros (incluyendo deuda), lo que implica un múltiplo implícito de 11,4 veces su Ebitda (resultado bruto) de 2017.

Esa valoración se coloca en el nivel más bajo del rango que estableció Telefónica para la venta de Telxius meses atrás.  La transacción sitúa el valor de Telxius en 3.188 millones de euros (12,75 euros por acción).

Las cifras del acuerdo

El acuerdo incluye la compra inicial por parte de KKR de 62 millones de acciones (24,8% del capital social) de Telxius por un precio total de 790 millones de euros, así como sendas opciones de compra y venta sobre 38 millones de acciones adicionales (15,2% del capital social) por un precio de al menos 485 millones de euros. En concreto, KKR tendrá el derecho de ejecutar la opción de compra (call option), mientras que Telefónica podrá ejecutar una opción de venta (put option) si vence el plazo para ejecutar la opción de compra.

El cierre está sujeto a la obtención de las aprobaciones regulatorias pertinentes. Estas opciones se podrán ejecutar en el cuarto trimestre del año en curso, siempre y cuando se hayan obtenido la 'luz verde' en dicha fecha.

Tras la transacción, Telefónica seguirá siendo el principal cliente de Telxius, en concreto en sus actividades de infraestructuras de torres y cable. Además, el Grupo Telefónica mantendrá un porcentaje mayoritario y, por lo tanto, el control operativo de la Compañía, que seguirá consolidando en su cuenta de resultados.

Para KKR, esta operación se justifica en el "fuerte crecimiento" del negocio, gracias a la "creciente demanda de datos móviles, impulsada por el aumento de los contenidos 4K y de realidad virtual, junto a la necesidad de infraestructuras de internet fiables", según explica el máximo ejecutivo de las operaciones del fondo en España, Jesús Olmos.

La reacción entre los analistas ha sido positiva. Entienden que esta operación representa un paso adelante en la reducción de deuda, con un precio razonable dadas las condiciones de mercado.

A la tercera va la vencida

Antes de esta venta, Telefónica sufrió dos intentos fallidos en 2016. El primero fue en julio. Su intención era que saliera a bolsa ese mes. Sin embargo, las turbulencias causadas por el 'brexit' empujaron a la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete a desistir.

El segundo intento fallido fue en septiembre. La razón: la baja valoración que se hacía de Telxius en el mercado, principalmente en el caso del cable submarino, debido a la importante necesidad de la compañía de reducir su deuda.

O2, ¿VENTA O SALIDA A BOLSA?

La otra ‘joya’ a la que Telefónica saca brillo para tratar de venderla en el mercado es O2, su filial británica. Podría ser mediante venta o en una colocación en bolsa. “Dependerá más de la macroeconomía en Reino Unido, el posible impacto del ‘brexit’ y el sentimiento general hacia ese mercado”, apuntaba a EL ESPAÑOL Andrés Bolumburu, analista de Banco Sabadell. ¿En cuánto se podría valorar? En total, en unos 10.250 millones de libras, según Luis Padrón, analista de Ahorro Corporación, quien reconocía hace varias semanas que los rumores de mercado actuales se centran más “en una venta de un paquete relevante más que una salida a bolsa y estimamos que se vendería un mínimo del 30%”.

Ya hubo un primer intento de venta en 2015. En el mes de marzo, la operadora anunció la venta de su negocio británico al grupo hongkonés Hutchison Whampoa por 10.250 millones de libras (unos 11.936 millones de euros al cambio actual). Sin embargo, el ‘no’ de Bruselas a esta operación, que hubiera eliminado buena parte de las presiones para la reducción de la deuda, la bloqueó.

Objetivo: acelerar la reducción de deuda

Tanto con la operación de Telxius como con la de O2, Telefónica quiere conseguir un objetivo claro: reducir más rápido su abultada deuda, que a 30 de septiembre rozaba los 50.000 millones de euros.

Gastos financieros de Telefónica

Gastos financieros de Telefónica EE

Su reducción es una de las grandes prioridades para su equipo directivo. No ya por cómo influye en la estrategia futura de la ‘teleco’, sino por lo que supone de esfuerzo económico en el presente. Sólo en 2015, los intereses de deuda y otros gastos financieros representaron un gasto de 3.100 millones de euros, lo que equivale a seis de 100 cien euros ingresados ese mismo ejercicio. Desde el año 2007, la empresa ha abonado 26.600 millones de euros sólo en intereses.

¿Cuánto reducirá orgánicamente?

Más allá de las ventas de activos para reducir esa deuda, Telefónica se ha marcado el objetivo de hacerlo de manera orgánica, a través de la caja generada con sus actividades ordinarias.

La reducción de deuda de Telefónica.

La reducción de deuda de Telefónica. EE

¿Qué espera el mercado de cara a los dos próximos años? El horizonte es el siguiente: para este año 2017, los analistas esperan que la deuda neta se quede en 48.270 millones de euros (un 1,5% menos que a 31 de diciembre de 2016). El año 2018 se cerraría con 46.120 millones de euros. En total, 2.930 millones de euros menos de deuda (y, por ende, de gastos financieros).