El fin de los recargos por 'roaming' entrará en vigor en junio

El fin de los recargos por 'roaming' entrará en vigor en junio Phil Campbell

Empresas

La UE aprueba la última pieza que faltaba para acabar con los recargos por 'roaming'

Acuerdo sobre la norma que limita los precios mayoristas que podrán cobrarse entre sí las compañías. 

Bruselas

El fin de los recargos tarifarios por usar el móvil en el extranjero -para llamadas, mensajes o navegar por Internet- está más cerca gracias al acuerdo alcanzado este miércoles entre la Eurocámara y la presidencia maltesa de la UE sobre la regulación de los precios mayoristas. Esta era la última pieza que faltaba para que el roaming gratis pueda entrar en vigor el próximo 15 de junio.

Los precios mayoristas son los que cobra por ejemplo Telefónica a los operadores nórdicos por el uso de su red cuando por ejemplo un ciudadano danés viene de vacaciones a España. Estas tarifas se acaban repercutiendo sobre los precios minoristas. Por ello, Bruselas propuso limitarlas como condición previa para el fin de los recargos por roaming.

"Esta era la última pieza del puzzle. Desde el 15 de junio, los europeos podrán viajar por la UE sin recargos por roaming", ha resaltado el vicepresidente de la Comisión responsable de Mercado Único Digital, Andrus Ansip. "Se trata del paso final en un proceso que empezó hace diez años. Desde el próximo verano, allí donde viajen en Europa, nuestros ciudadanos podrán llamar, enviar mensajes, navegar y estar conectados", ha dicho el ministro maltés, Emmanuel Mallia.

España no sabe si apoyará el acuerdo

El acuerdo alcanzado impone a las compañías telefónicas un recorte del 90% en las tarifas mayoristas. A partir del 15 de junio, el precio máximo bajará de 50 a 7,7 euros por giga y luego seguirá reduciéndose en varias fases: a 6 euros desde el 1 de enero de 2018; 4,5 euros desde el 1 de enero de 2019; 3,5 euros desde el 1 de enero de 2020; 3 euros desde el 1 de enero de 2021 y finalmente 2,5 euros desde el 1 de enero de 2022.

El pacto todavía debe ser confirmado por el pleno de la Eurocámara y por los países miembros. El ministerio de Energía y Telecomunicaciones está examinando los detalles del acuerdo y todavía no ha decidido si votará a favor.

España había defendido durante las negociaciones unos precios mayoristas más elevados. El ministro Álvaro Nadal alegaba que las compañías españolas como Telefónica necesitan poder cubrir el coste del despliegue de redes para atender al gran número de turistas que visitan España. Pero finalmente han triunfado las tesis de Dinamarca y el resto de países nórdicos, que reclamaban precios más bajos.