El ministro de Energía, Álvaro Nadal, durante su comparecencia en el Congreso.

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, durante su comparecencia en el Congreso. Fernando Alvarado Efe

Empresas Electricidad

El 'market maker' del gas echará andar la próxima semana, un mes después de lo previsto

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, asegura que la venta de luz de España a Francia evitó cortes de luz en el país vecino.

La próxima semana echará a andar el ‘market maker’ con el que el Gobierno quiere hacer que el mercado secundario de gas sea más activo y así bajar el precio de la luz, porque en las últimas semanas se está tirando de centrales de ciclo combinado que operan con este tipo de energía. Así lo ha adelantado el ministro de Energía, Álvaro Nadal, en su comparecencia esta tarde en el Congreso de los Diputados.

Esta figura ya la anunció Nadal la semana pasada ante los medios de comunicación, pero no dijo cuándo iba a echar a andar. Lo cierto es que llega tarde porque el propio operador de este mercado secundario del gas, Mibgas, contemplaba que el ‘market maker’ echase a andar el pasado 3 de enero, fruto de una regulación que se aprobó en junio de 2016. “El expediente se ha resuelto de manera inmediata. Empezará a operar la semana que viene”, ha argumentado Nadal, que no ha dicho cuánto puede bajar el precio de la luz con esta medida.

¿Qué es un creador de mercado? Es un operador internacional que tiene que comprar y vender gas en ese mercado secundario para que haya más transacciones. El pasado viernes, el Ministerio de Energía adjudicó esta tarea a Gunvor, una empresa con sede en Suiza que se dedica a comprar y vender materias primas a gran escala.

La figura del ‘market maker’ estaba contemplada desde el 6 de junio de 2016. Ese día, la Secretaría de Estado de Energía (entonces bajo mando de Alberto Nadal, el hermano del actual ministro) aprobó diversas disposiciones sobre el mercado organizado de gas. Entre ellas, el ‘creador de mercado’. Y, en otoño, el Mibgas publicó un calendario para cumplir con ese cometido para que ese ‘market maker’ estuviese operativo desde el 3 de enero. Sin embargo, su selección se dilató varias semanas, coincidiendo, precisamente, con la escalada de precios de este mes de enero.

La otra medida que tiene previsto poner en marcha el Gobierno es obligar a las grandes a los grandes operadores del gas (Gas Natural Fenosa y Endesa, principalmente) a comprar y vender en el mercado secundario. Para eso, necesita “una metodología para los grandes operadores operen con gas cuando más se necesite”, según ha señalado Nadal. “Se le pidió a la CNMC el pasado viernes”, ha añadido.

Cartas con la CNMC

Otra medida que ha anunciado Nadal es obligar a "Enagás a que no compre en los peores momentos del mercado, para que no suban más los precios". Esta obligación impuesta al operador de las redes gasistas no fue idea de su Ministerio, según ha señalado, si no que realiza a instancias de la CNMC. El ministro ha afirmado también que le pidió por carta, el 30 de diciembre, al supervisor de Competencia que analizase qué estaba pasando con los precios. La respuesta del organismo presidido por José María Marín Quemada, también por carta, fue que ya lo estaba haciendo desde semanas antes. "Estamos a la espera de sus conclusiones", ha indicado Nadal. 

El objetivo de estas medidas es impulsar el Mibgas, el mercado ibérico del gas creado hace un año (y presidido por un exdiputado del PP afín al círculo de Mariano Rajoy) que hasta el momento no ha demostrado ser efectivo. Según el propio Nadal, sólo el 5% de las operaciones sobre el gas se realiza sobre este mercado.

Al margen del precio del gas, Nadal ha achacado la evolución de la luz de las últimas semanas por la mezcla de factores: falta de agua en los embalses, falta de viento, ola de frío, aumento de la demanda y el tirón de consumo por parte de Francia que ha llevado a aumentar las exportaciones.

Red de Electricidad

Red de Electricidad Eloy Alonso Reuters

“Francia estuvo la semana pasada en serio riesgo de tener cortes de electricidad y no ocurrió, en gran medida, porque el Gobierno español decidió mantener la interconexión. Tenemos que ser coherentes porque la interconexión nos ayuda. No todos los vecinos de Francia hicieron lo mismo. En algunos momentos España fue el 50% de la interconexión francesa”, ha asegurado Nadal.

El Ministerio de Energía tampoco tiene ninguna intención de cambiar la 'ley de autoconsumo' tal y como le ha pedido toda la oposición. "No vamos a tomar ninguna decisión política que repercuta en el bolsillo de los consumidores, ni eludir que paguen unos consumidores para que paguen otros. No más costes adicionales por decisiones políticas, no a políticas bonitas que luego van al recibo", ha recalcado en respuesta a las peticiones de los portavoces de los principales partidos de la oposición.

No se volverá a los precios de 2016

A pesar de que los precios en los últimos días se están tomando un ligero respiro, Nadal asegura que no volverán a ser, en ningún caso, los de 2016. ¿Por qué? Porque los precios del petróleo han vuelto a crecer tras los mínimos de 2015, lo que influye en el coste del gas; y porque hace dos años fue un buen año en cuanto a lluvias, lo que también ayudó a que los precios mayoristas de la luz fuesen bajos durante 2016. Eso sí, la situación actual tampoco "va a cambiar en dos días", según ha declarado Nadal a los medios tras la comisión, porque los precios mayoristas van a depender de que se pueda tirar de producción hidroeléctrica y eólica y para eso tiene que llover y hacer viento.

A corto plazo, mañana viernes será la segunda jornada consecutiva con descensos en el mercado mayorista. Así, el precio medio se situará en los 75,9 euros por megavatio/hora (MWh), un 13,6% menos que hoy jueves, según las estadísticas que ha publicado esta mañana el Omie (acrónimo del mercado ibérico de la electricidad).

Los precios caen significativamente, aunque siguen altos. Este viernes, el precio máximo por cada MWh se situará en los 91,25 euros (seis euros menos que hoy) a las 10.00. El precio mínimo será, de nuevo, madrugador. Las 5 de la mañana será la hora con la luz más barata: 60,49 euros por MWh. Caen los precios y, también, la demanda que mañana se reduce hasta 617 euros por gigavatio/hora (GWh), cuando hoy alcanza los 636 GWh.

Este precio medio lo pagan los usuarios que tengan contratada la tarifa regulada, el denominado Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) y no tengan un contador inteligente. Son este tipo de contadores los que permiten la tarificación horaria y los clientes que lo tienen son quienes ven en su factura los picos máximos y mínimos diarios.

Hay que tener en cuenta que el impacto de estas fluctuaciones en el mercado mayorista está limitado dentro del recibo de la luz. ¿Por qué? Porque el precio real de la electricidad en este ‘pool’ de energías mayoristas sólo es el 35% de la factura. Otro 25% son impuestos, tanto el impuesto sobre la electricidad como el IVA. La parte principal, el 40%, son los peajes.