Red de electricidad.

Red de electricidad. Juan Medina Reuters

Empresas Electricidad

Nuevo récord: el precio de la luz se dispara este miércoles hasta los 102 euros por MWh

El presidente de la patronal eléctrica señala que los precios en la mayoría de países europeos son más altos que en España.

Noticias relacionadas

Sin freno. El precio de la luz se disparará este miércoles hasta rozar los 102 euros por megavatio/hora (MWh). En concreto se alcanzarán los 101,99 euros por MWh a las 21.00 horas. Es la primera vez en lo que va de año que se superan los 100 euros. De media, el precio del miércoles también volverá a dispararse, hasta los 91,88 euros, según los datos publicados por el Omie (acrónimo del mercado energético ibérico). 

Mientras, el precio de la luz más barato será de madrugada: a las 5.00. A esa hora, el precio del MWh se situará en 75,18 euros, según las estadísticas de Omie. Además, se da la coincidencia que tanto España como Portugal pagarán el mismo precio máximo: los citados 101,99 euros a las 21.00 de la noche.

La subida de precios a nuevos máximos se produce a pesar de que la demanda de luz se recorta ligeramente. Este miércoles se situará en 630 gigavatios/hora (GWh), por debajo de los 632 GWh de este martes.

¿Qué ha pasado hasta ahora? Este martes, el precio de la luz se sitúa de media en 87,9 euros por MWh, un 4,8% más que los 83,85 euros fijados para este lunes, según los datos del Omie. La semana pasada ya se alcanzaron los 88 euros por MWh. Y el máximo del día rozará esta noche, a las 21.00 horas, los 100 euros. En concreto, se quedará a 99,1 euros por MWh.

Estos precios son los más elevados desde diciembre de 2013, cuando las subidas en el mercado mayorista llevaron al Gobierno a suspender el anterior sistema de subasta eléctrica (Cesur) y sustituirlo por el actual. Entonces, el precio se calculaba por trimestre y ahora, es diario. Es decir, cada día, a mediodía, se fijan los precios de la siguiente jornada.

Aparte de la mayor demanda, sobre el precio final inciden otros aspectos como el bajo nivel de agua en los pantanos y el elevado precio del carbón y del gas, así como la mayor exportación a Francia por la indisponibilidad de algunas de sus centrales nucleares. En concreto, el país vecino tiene en revisión una veintena de instalaciones, lo que le han llevado a tirar de energía española.

También hay que tener en cuenta que el mercado eléctrico mayorista funciona de manera marginalista. Es decir, cada día se hace una subasta de energías en la que primero entran las más ‘baratas’ (nuclear, eólica, hidráulica...) y, después, las más caras. Entre estas últimas, las que emplean carbón y gas (ciclo combinado) para producir electricidad. Las últimas en entrar en esa subasta marca el precio del conjunto. Por eso, como no hay suficiente energía ‘barata’ los precios se disparan.

Esta mañana, Eduardo Montes, el presidente de la patronal eléctrica (Unesa), ha asegurado que "ahora mismo los ciclos combinados están al 12%, frente al 9% del año pasado, la eólica ha pasado al 32% desde el 21%, la hidráulica a un 9% de un 18%, las cuencas están bajísimas. Hay un verdadero problema meteorológico". En declaraciones a Onda Cero, Montes ha asegurado que la subida en los precios de la electricidad en este inicio de año no es un fenómeno aislado de España, sino que está ocurriendo lo mismo en todos los países del entorno, con precios incluso superiores, como en Francia (116 euros por MWh), Alemania (101 euros), Italia (99,7 euros) o Bélgica (114 euros).

El impacto en la factura final de los consumidores es limitado. Por un lado, los picos de precios por horas se aplican a los consumidores domésticos que dispongan de contadores 'inteligentes' y tengan contratado el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).

Además, ese precio mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 35% sobre el recibo final, mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante, al IVA y al Impuesto de Electricidad.