El fantasma de otro caso Volkswagen vapulea a Renault

El fantasma de otro caso Volkswagen vapulea a Renault Jacky Naegelen Reuters

Empresas Motor

Francia abre una investigación a Renault en relación con las emisiones de sus vehículos

Las acciones del fabricante caen en torno a un 2% en bolsa tras conocerse el paso dado por la Justicia gala.

La fiscalía de París ha iniciado una investigación judicial sobre el fabricante francés de automóviles Renault, en relación con un posible caso de falseo de emisiones en algunos de los vehículos de la compañía que preside Carlos Ghosn.

Según informaron fuentes cercanas a la investigación, tres jueces están analizando este proceso desde el pasado miércoles y, en caso de que la investigación derive en un juicio, serán dichos jueces los que tendrán que tomar una decisión.

La apertura de estos trabajos de investigación sobre las emisiones de escape de los vehículos de Renault con el fin de determinar si la compañía habría incumplido la legislación medioambiental vigente se inició después de que se conociera el caso del software de Volkswagen.

Tras la apertura de esta investigación, las acciones de Renault en la Bolsa de París experimentaron una caída, de forma que a las 12.30 horas alcanzaban un precio de 84,15 euros por título, lo que representa una disminución del 2,43% en comparación con el cierre del día anterior.

Fiat Chrysler, el último caso

Esta investigación se conoce un día después de que Estados Unidos acusara a Fiat Chrysler de manipular las emisiones de más de 100.000 vehículos. La Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) le acusó de utilizar un software ilegal que alteraba las emisiones de algunos de sus vehículos.

La EPA indicó que Fiat Chrysler Automobiles y su filial estadounidense, FCA US, cometieron diferentes violaciones de la Ley del Aire Limpio de Estados Unidos al instalar y no comunicar la existencia de un software de gestión del motor en sus modelos Jeep Grand Cherokee y Dodge Ram 1500 con el propulsor diésel de 3.0 litros vendidos en Estados Unidos entre 2013 y 2016.