El emprendedor Pau García-Milá.

El emprendedor Pau García-Milá. Carlos Alvarez/Getty Images

Empresas Pau García-Milá

La empresa de la joven promesa del emprendimiento español se marchita en Telefónica

EyeOs, fundada por Pau García-Milá, ha duplicado las pérdidas desde que en 2014 fue adquirida por la ‘teleco’. En 2015 apenas sumó 167.000 euros de ingresos.

Jesús Martínez

Pau García-Milá fue durante años la cara más visible del emprendimiento español. Con 17 años fundó EyeOS, una compañía de servicios en la nube. Arrancó a mediados de la década pasada y los referentes en el sector no abundaban. Él atraía todos los focos. Tras muchos problemas económicos, decidió vender la compañía a Telefónica en el primer trimestre de 2014. El resultado: en los dos ejercicios bajo el paraguas de la 'teleco' la tecnológica, de cuya gestión se desvinculó, ha duplicado las pérdidas hasta rozar los 2 millones de euros, y su facturación se ha reducido hasta apenas los 100.000 euros. La compañía multinacional estudia eliminar el servicio de su portfolio.

García-Milá se mostraba entusiasmado tras el anuncio de venta. “Este equipo se hace mejor, más fuerte gracias a Telefónica (…). Cuando pensamos en una gran empresa vemos sólo un edificio gigante con miles de personas dentro; pero al cruzar la puerta de entrada descubres a equipos con ganas de hacer que las cosas pasen y con capacidad para hacer grandes cosas”, afirmaba en  su carta.

Para llegar hasta allí, la compañía pasó por algunos problemas económicos. La imposibilidad para cerrar una ronda de hasta 4 millones de euros obligó a buscar una salida previa al cierre. El aterrizaje en Telefónica ha mantenido intacto el equipo en las 20 personas –el recorte fuerte vino en ese año 2013 cuando se llevó a cabo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE)–, pero el negocio ha despertado muchas dudas.

En el año 2015, cuyas cuentas fueron presentadas recientemente en el Registro Mercantil, apenas registraron 167.000 euros de ingresos, una cuarta parte de lo logrado en 2013. Ese último ejercicio registró unos números rojos de 998.000 euros. Dos años después, éstos suman 1,8 millones de euros.

Telefónica, que tiene 1,9 millones de euros de un préstamo a la compañía que vence a corto plazo, se ha planteado dejar de comercializar sus productos relacionados con la nube. Según publicaba Cinco Días el pasado mes de julio, prevé eliminar su solución tecnológica de escritorio virtual al no haber tenido el éxito esperado por la ‘teleco’ y reubicar a la veintena de trabajadores en otras áreas de innovación. Fuentes de la compañía aseguran que siguen valorándolo y no tienen aún una decisión tomada.

La cantidad de la venta, una incógnita

Ni en las cuentas de 2014 ni en las de 2015, la compañía aclara realmente el precio pagado por Telefónica en la transacción. En marzo de 2014 se completó la venta. “En dicha fecha pasa a formar parte del Grupo Telefónica y adquiere la condición de Sociedad Unipersonal”, explica en su memoria.

El negocio de EyeOS.

El negocio de EyeOS. EE

En aquella fecha, la mayoría accionarial se encontraba en manos del fundador, García-Milá (14,7%), y del equipo directivo, Pol Amaury (33,4%), que ejercía como responsable de operaciones, y el que ha sido CEO hasta el pasado mes de julio, Michel Kisfaludi (11,73%). Pero había otros inversores, como Inveready y otros inversores particulares, en la ronda de inversión de un millón de euros del año 2011.

Otros negocios bajo Telefónica Digital

El paraguas bajo el que está la empresa de García-Milá es la filial ‘digital’ de la teleco (Telefónica Digital). En esta sociedad se resguardan algunas de las compras que ha ido completando (y algunos de los pequeños proyectos de los que era accionista) en los últimos años la empresa presidida por José María Álvarez-Pallete y que forman parte de su portfolio de servicios digitales.

A EyeOS también se suman otras compañías como la plataforma que contactaba a médicos y pacientes Saluspot, cuyo 49% fue adquirido en 2014. Hace apenas unos meses, en julio, se desprendió de una parte de la compañía: Salupro, un comparador de precios de productos sanitarios para clínicas dentales y veterinarias. Lo adquirieron varios fondos de capital riesgo en una operación de 6 millones.

No es la única. También se encontraban Yaap Digital, la ‘aventura’ de pagos móviles que inició de la mano de Caixabank y Santander y que hoy está en fase de liquidación, o la consultora española Synergic Parnters, adquirida en noviembre por una cantidad que no se desveló, o la tecnológica brasileña Axismed, comprada el pasado mes de junio con el objetivo de completar su oferta de servicios de ‘salud digital’ (eHealth).

El caso de Tuenti

Pero quizás el caso más emblemático es el de Tuenti. Telefónica compró la red social en el año 2010, cuando contaba con 8 millones de usuarios únicos y trataba de plantar cara a la todopoderosa Facebook. Pagan 70 millones de euros por el 90% de sus acciones. Casi seis años después decidieron echar el cierre en esta plataforma, para mantener abierto el negocio como operador móvil.

“Es un ejemplo de juguete roto”, aseguraba a EL ESPAÑOL uno de los fundadores, Joaquín Ayuso. En 2015, la compañía sumó unos ingresos de 28 millones de euros (un 30% más) con unas pérdidas de 12 millones.