EL ESPAÑOL para

Economía MARCAS Ñ

En coche hasta el avión: un parking a la medida de cada pasajero

Los aeropuertos de Aena ofrecen soluciones de aparcamiento económicas e innovadoras para las necesidades de los viajeros que acudan con su vehículo a los aeropuertos.

El tiempo es oro, y más si tenemos un viaje por delante. Por eso, cada vez son más los pasajeros que acuden a los aeropuertos de Aena en su propio coche. Las ventajas de esta opción son obvias: mayor flexibilidad, más comodidad para transportar el equipaje y la posibilidad de estacionar el vehículo cerca de las puertas de embarque, donde le estará esperando a su vuelta.

Sea en vuelos nacionales o internacionales, las cifras de pasajeros desde enero hasta noviembre indican la buena salud del transporte áereo: los aeropuertos de Aena registraron más de 246 millones de pasajeros, lo que supone un incremento del 5,7% respecto al mismo periodo del año anterior.

Muchas de estas personas apuestan por acudir al aeropuerto en su coche y dejarlo en el aparcamiento de forma cómoda, segura y económica. El sistema de reserva de plaza de Aena ofrece descuentos de hasta el 70%, así como ofertas de fin de semana o de larga estancia, en un recinto que tiene la garantía del servicio de vigilancia 24 horas. Reservar la plaza es muy sencillo: basta con hacerlo a través de la web www.aenaparking.com.

Ventajas para viajeros frecuentes

Aena también ha pensado en los pasajeros frecuentes. Para ellos, y con el objeto de premiar su fidelidad, ha creado Aena Club Cliente. Este programa ofrece ventajas añadidas al usuario, como descuentos de hasta el 50% según el destino, o el pago mediante el móvil a través de la aplicación de Aena.

El pago por móvil es un servicio que está implantado en todos los aeropuertos de la red de Aena y que solo requiere registrarse en el Club. Esta opción permite ganar tiempo porque no será necesario esperar el turno para pagar en los cajeros: podemos hacerlo directamente con el móvil mientras nos dirigimos al coche.

Otra funcionalidad de la aplicación es el pago por matrícula, un sistema que ya está en funcionamiento en los  aeropuertos de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, Barcelona-El Prat, Bilbao y Alicante-Elche, y que usa la identificación de cada vehículo para gestionar su estancia en estos aparcamientos.

En coche hasta el avión: un parking a la medida de cada viajero

Es tan sencillo como asociar una tarjeta de crédito con hasta tres matrículas dentro del perfil de usuario. Al entrar en la instalación, el sistema detecta de qué vehículo se trata y levanta la barrera. Y al retirar el coche, tampoco será necesario acudir a los puestos de pago, ya que en la salida se registra nuevamente la identificación y se procede al pago automático. El usuario recibe notificación de cada paso en su correo electrónico.

Estas funcionalidades permiten al viajero ganar tiempo y restar preocupaciones. Y más cuando Aena pone a disposición de los pasajeros distintas opciones de aparcamiento de acuerdo a sus necesidades específicas de tiempo y de distancia a las terminales.

Un parking para cada cliente

Los aparcamientos General y Preferente son los más próximos a los edificios, mientras que el de Larga Estancia tiene precios más económicos, si bien también  ofrece a los clientes un servicio de lanzadera gratuito y frecuente que alcanza las terminales en pocos minutos.

Además, existen dos modalidades adicionales: el parking Express, pensado para la recogida rápida de pasajeros; y el parking VIP, que incluye un tratamiento especial de recogida y entrega del vehículo con chófer y la posibilidad de solicitar servicios adicionales como el lavado.