El Overshoot Day o Día de la Deuda Ecológica marca la fecha en que hemos consumido todos los recursos que la Tierra puede regenerar en un año. En 2018, es el 1 de agosto. Se ha adelantado 5 meses desde 1970, año en el que el Día de la Deuda Ecológica cayó el 29 de diciembre. Cada año, la organización Global Footprint Network prevé esta fecha y se encarga de elaborar informes que evalúan nuestro impacto medioambiental en el planeta. Uno de los datos más significativos que aportan es que ahora mismo se necesitarían 1,7 planetas para producir todos los recursos que utiliza la población global. 


EDía de la Deuda Ecológica se calcula dividiendo la cantidad de recursos naturales que la tierra produce en un año, la biocapacidad, entre los recursos que la humanidad consume, la huella ecológica, y se multiplica por el número de días del año. La huella ecológica mide en hectáreas el terreno que la población necesita para producir recursos. Global Footprint Network ha lanzado una plataforma que te permite averiguar tu huella ecológica. Puedes calcular cuántos recursos se necesitan para producir todo lo que consumes y absorber tus residuos.

La biocapacidad se refiere a la cantidad de áreas productivas que están disponibles para producir recursos y absorber residuos. Estos activos se dividen en:

  • Terreno de bosque para producir madera y el encargado de absorber el CO2.
  • Terreno de pasto destinado a cultivo y a criar animales para el consumo humano.
  • Tierra para construir asentamientos humanos.
  • Terreno de pesca.

El balance entre la huella ecológica y la biocapacidad indica la sostenibilidad del planeta. Pero el coste de sobrepasar la capacidad productiva de la Tierra deriva en lo que se conoce como déficit ecológico. En 2018, más del 80% de la población vive en países con déficit ecológico. Esto puede poner en riesgo algunas economías, ya que sin recursos suficientes, los países deben importar más materias o exceder sus capacidades de producción, derivando en deforestación, sobrepesca, pérdida de biodiversidad, sequía y aumento de CO2. Las emisiones de este último suponen el 60% de toda la huella ecológica del planeta y reducirlas a la mitad, atrasaría el Día de la Deuda Ecológica 93 días.

En España, la fecha del Overshoot Day fue el 11 de junio. Hace más de un mes que nuestro país consumió todos los recursos que podría producir este año. Para hacernos una idea de la huella ecológica que esto supone, Global Footprint Network ha calculado que si todo el mundo viviera como los españoles, se necesitarían 2,3 planetas, bastante por encima de la media global. Aquí se puede conocer la huella ecológica por países y su evolución desde 1960.

Las soluciones para paliar los efectos del cambio climático pasan de las acciones globales a las individuales. "En el ámbito privado es importante ser conscientes de los impactos que generamos: los residuos, los desplazamientos que hacemos en coche, la ropa que consumimos… Para minimizar ese consumo es fundamental cambiar los hábitos", razona Dulcinea Meijide, Directora de Desarrollo Sostenible de Suez en España.

Son vitales las acciones individuales hacia la conciencia medioambiental, pero es preciso que la legislación acompañe. Meijide insiste en que a nivel europeo, se está potenciando la economía circular y la reducción de residuos. En España, “lo estamos viendo con las bolsas de plástico, cada vez se consumen menos y la legislación hace que eso sea posible”.

Actuar pensando en el medioambiente y en el impacto que genera lo que consumimos puede reducir nuestra huella ecológica. "Utilizar productos más duraderos, poner difusores en los grifos, optimizar el uso de la energía apagando las luces, reciclar...", son pequeños gestos que propone Dulcinea Meijide para conseguir este objetivo. Otro aspecto que puede contribuir es un cambio en los hábitos de consumo de alimentos. "Las verduras, que conllevan menor huella ecológica que la carne y comprar productos que tienen un origen local porque no han necesitado desplazamiento", aclara Meijide. Según Global Footprint Network, reemplazar el 50% de consumo de carne por una dieta vegetariana reduciría la fecha de la Deuda Ecológica 5 días.

Parte de la concienciación nace por la educación medioambiental que recibimos y que nos permite saber qué clase de huella dejamos en el planeta, así como conocer los procesos de producción y los recursos involucrados en ellos. "Cuando compras alimentos también hay agua y energía que han formado parte de la producción de ese alimento. Sucede lo mismo con la ropa", explica Meijide. La Directora de Desarrollo Sostenible de Suez pone de manifiesto que "empezar por concienciar a los niños es básico. Son los adultos del futuro, pero estamos viendo que cada vez hay más conciencia medioambiental en las líneas educativas".

A través de la educación y las acciones para movilizar a la población, Global Footprint Network quiere alejar el día de la Deuda Ecológica. La campaña #MoveTheDate, que se realiza por tercera vez, pretender atrasar la fecha 5 días cada año. Si este objetivo se cumpliese, podríamos vivir de forma sostenible en 2050.