Protesta de estibadores

Protesta de estibadores A.Carrasco Ragel Agencia EFE

Economía

El Gobierno no logra un acuerdo entre estibadores y patronal y sigue la amenaza de huelga

Las tres partes se han levantado de la mesa sin un acuerdo tras cinco horas de negociación. El Gobierno se arriesga a perder mañana la votación en el Congreso para convalidar el Decreto.

No hay acuerdo, ni siquiera a pesar de los cuatro puntos que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha presentado esta tarde en la reunión para tratar de lograr el consenso 'in extremis'. Los estibadores siguen rechazando el Real Decreto de reforma de la estiba que mañana jueves se debatirá en el Congreso, por lo que es previsible que partidos como el PSOE, que ha vinculado su apoyo al acuerdo, voten en contra.

"Lo único que podemos decir es que el acuerdo presentado no garantiza la continuidad del 100% del empleo", ha dicho Víctor Díaz, el asesor jurídico del la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, el sindicato que representa a los estibadores. Díaz ha adelantado que los sindicatos se reunirán mañana jueves por la tarde, después de que se haya debatido y votado la reforma de la estiba en el Congreso. 

El Gobierno no da por perdida la votación de la estiba

En dicha reunión, los sindicatos debatirán si continúan con la huelga que sigue convocada. Asimismo, Díaz ha explicado que la presencia del Gobierno en la reunión de hoy (que era meramente técnica) no tenía demasiado sentido, ya que quienes estaban sentados en la mesa eran asesores jurídicos, y no los propios sindicatos. 

Desde la patronal Anesco, el director gerente, Pedro Díaz, ha señalado que se sentarán a estudiar el documento facilitado por De la Serna.

70% del salario si se prejubilan

El documento presentado por el Gobierno durante la reunión, al que se le ha llamado Acuerdo tripartito para el mantenimiento del empleo y mejora de la productividad en el sector de la estiba, consta de cuatro puntos para asegurar la continuidad en el empleo de los actuales trabajadores portuarios, mejorar la productividad en los puertos, conceder ayudas a estos trabajadores y fijar un seguimiento de los acuerdos.

Así, el documento contempla la subrogación como nuevas empleadoras de las empresas titulares de licencias del servicio portuario de manipulación de mercancías cuando dejen las Sagep, aunque las condiciones en las que se llevará a efecto la subrogación "se determinarán en convenio colectivo sectorial de ámbito estatal".

En cuanto a las ayudas ofrecidas por el Gobierno, aunque "no se puede especificar aún la cuantía",  de la Serna ha señalado que se tratan de "cifras y porcentajes que se sitúan en los máximos que se han podido producir en las reformas de otros sectores". Estas ayudas estarán dirigidas a los trabajadores que voluntariamente quieran prejubilarse (les tienen que quedar menos de 60 meses para llegar al momento de jubilación). El Gobierno se compromete a garantizar un subsidio equivalente al 70% del promedio de las percepciones salariales en los seis meses anteriores a la baja.

"Con esta propuesta de acuerdo tenemos la certeza de que podemos hablar del mantenimiento del 100% de los empleos", ha explicado el ministro de Fomento, que ha vuelto a hacer un llamamiento a la "responsabilidad" de los grupos parlamentarios. No obstante, los asesores jurídicos de los sindicatos han señalado que "no es cierto" que se garantice el empleo del sector de la estiba con esas medidas.