Jorge Sicilia,segundo por la izquierda, Economista Jefe del Grupo BBVA Research, y Rafael Domenech, izquierda, responsable de análisis Macroeconómico de BBVA Research, entre otros, durante la presentación del informe BBVA Research Situación España.

Jorge Sicilia,segundo por la izquierda, Economista Jefe del Grupo BBVA Research, y Rafael Domenech, izquierda, responsable de análisis Macroeconómico de BBVA Research, entre otros, durante la presentación del informe BBVA Research Situación España. EFE

Economía

BBVA mejora sus previsiones y estima que España crezca un 2,7% en 2017 y en 2018

España creará 920.000 empleos en dos años y la tasa de paro bajará al 15,8% el próximo año.

Noticias relacionadas

BBVA Research ha elevado sus previsiones de crecimiento de la economía española dos décimas para este año, hasta el 2,7%, gracias a que los datos recientes "confirman los sesgos al alza", una cifra de incremento del PIB que se repetirá en 2018, y estima que la tasa de paro bajará al 17,5% en 2017.

Así figura en el informe 'Situación España' del servicio de estudios de la entidad, presentado este miércoles por el economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia, y el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech.

BBVA advierte de los riesgos del incremento del SMI

Sicilia ha destacado que a nivel mundial el 2017 empieza con un escenario "mucho más tranquilo" y en donde el "entorno de crecimiento mejora", con un crecimiento global que "se está acelerando", aunque la incertidumbre "sigue siendo elevada".

En cuanto a España, BBVA Research señala que en el primer trimestre de 2017 la recuperación avanza con un crecimiento trimestral del 0,8%, a un ritmo ligeramente superior al registrado en el cuarto trimestre de 2016.

Este crecimiento continuará durante los próximos dos años, aunque de forma más moderada respecto al bienio precedente. Así, tras el alza del PIB del 3,2% registrado en 2016, igual que en 2015, el crecimiento se moderará hasta el 2,7% en 2017 y 2018, cinco décimas menos que el bienio anterior.

Doménech ha explicado que la desaceleración prevista para 2017 "se está produciendo" ya, pero está siendo "menos intensa" de lo inicialmente augurado. En esta desaceleración influyen diversos factores, como el encarecimiento del petróleo, que repercutirá en tres décimas menos de crecimiento para este año y dos décimas menos para 2018.

También repercutirá la incertidumbre económica, determinada por decisiones de las administraciones públicas, cambios tributarios y regulatorios o la incertidumbre judicial, aunque este impacto ha pasado de las seis décimas calculadas en julio a tres décimas en la actualidad.

En esta línea, ha augurado que el PIB recuperará este año los niveles precrisis, si bien ha matizado que queda "mucho por hacer" en términos de empleo, calidad laboral y productividad, puesto que solo se ha recuperado la mitad de los puestos de trabajo destruidos durante la crisis, por lo que ve necesario continuar realizando nuevas reformas.

LA DEMANDA DOMÉSTICA PRIVADA SE DESACELERA

Según las previsiones de BBVA Research, el gasto doméstico pudo haber aportado un 2,8% al PIB en 2016, siendo el causante de la mayor parte del crecimiento económico experimentado el año pasado. De cara a este año y el próximo, el servicio de estudios de la entidad espera que el consumo privado se ralentice hasta mostrar un aumento del 2,5% este año, cinco décimas menos que el pasado, y un 2,4% el próximo.

No obstante, las perspectivas "siguen siendo positivas", apunta BBVA Research, que calcula que la inversión en maquinaria y equipo mantendrá un crecimiento "sólido", aunque menor que el observado desde el inicio de la recuperación, incrementándose a tasas del 4,1% y el 4,3%, en 2017 y 2018, respectivamente. A su vez, el mercado inmobiliario seguirá recuperándose en los próximos años, con un crecimiento de la inversión en construcción residencial del 3,2% este año, que repuntará hasta el 5,8% en 2018.

Respecto a las exportaciones, también hace una revisión al alza, al calcular que las ventas totales avanzarán a un ritmo medio anual del 4,9%, las de bienes un 4,8% y el consumo de no residentes, en torno al 4,1%.

IMPACTO LIMITADO DE LA SUBIDA DEL SMI

A pesar de la moderación del crecimiento, en materia de empleo, la entidad estima que en estos dos años podrían crearse unos 920.000 puestos de trabajo y reducirse la tasa de paro hasta el entorno del 15,8% en 2018.

La previsión de creación de empleo prevista para estos dos ejercicios es del 2,5% en ambos años, dos décimas menos que en 2016, y estima que la tasa de paro descienda concretamente hasta el 17,5% este año y al 15,8% en 2018.

En materia de salarios, BBVA Research estima que el impacto del aumento del 8% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) sobre el empleo y el PIB será "limitado", si bien considera que hay que "vigilar" su posible efecto contagio, ya que podría reducir la probabilidad de empleo de colectivos, como los trabajadores con menor formación, los jóvenes o quienes tienen un contrato temporal.

SE CUMPLIRÁ EL DÉFICIT EN 2016 Y 2017

En cuanto al déficit, las estimaciones del servicio de estudios apuntan a que 2016 podría haber cerrado con un déficit del 4,4% del PIB, lo que supondría una reducción de hasta siete décimas con respecto al año anterior. Además, en el bienio 2017-2018 continuará reduciéndose el desajuste, hasta situarse en torno al 3,1% del PIB este año y al 2,2% del PIB en 2018, en línea con los objetivos de estabilidad comprometidos con Bruselas.

Doménech ha indicado que se alcanzará el objetivo de reducción de déficit "sin ningún problema", y cree que la mejora de la actividad económica es "suficiente" para conseguir el equilibrio en las finanzas públicas sin necesidad de nuevos aumentos impositivos.

INFLACIÓN DEL 2,1% ESTE AÑO Y SUBIDA DE TIPOS EN 2018

Respecto a la evolución de la inflación, BBVA Research estima que el aumento del IPC al 3% en enero, motivado por la subida de los precios de la energía, es "temporal" y se producirá una "normalización" en los próximos trimestres, hasta situarse en el 2,1% en el conjunto del año, medio punto por encima de la eurozona. En 2018 la inflación quedaría ligeramente por debajo del 2%, en el 1,9%, una décima por debajo del objetivo fijado por el BCE para el conjunto de la zona euro.

Sobre la política monetaria del BCE, el servicio de estudios de la entidad espera que mantenga su programa de activos durante 2017, pero que a partir de inicios del siguiente año los estímulos vayan disminuyendo, lo que llevaría eventualmente a un incremento en los tipos de interés durante el últimos trimestre de 2018.

Sicilia ha explicado que, aunque con más retraso que la Reserva Federal, el BCE empezará a retirar "poco a poco" los estímulos y cambiará su política de tipos de interés, ya con subidas en diciembre del próximo año.

"Aunque es de prever que la normalización de la política monetaria sea un proceso lento y que los tipos se mantengan bajos por un período prolongado de tiempo, el aumento en el coste de financiación puede ser particularmente negativo para la economía española", advierte BBVA Research, que estima que el programa de compra de activos del BCE habría reducido la prima de riesgo española entre 50 y 70 puntos básicos.

EL 'BREXIT' Y EL 'FREXIT'

En cuanto al 'Brexit', Doménech ha afirmado que por el momento el 'Brexit' no está perjudicando tanto a la economía europea, y el impacto sobre el agregado de las exportaciones españolas es "reducido", mientras que Sicilia ha reconocido que algunos planteamientos políticos, como el 'Frexit' en Francia, pueden tener consecuencias "negativas" en la economía.

En todo caso, ha indicado que las previsiones para este año y el próximo son de un crecimiento de la economía mundial del 3,2% y el 3,3%, respectivamente, y en el caso de la Eurozona, del 1,6% en ambos ejercicios, a pesar de que persisten riesgos, como la situación del sector financiero en Italia, la economía griega o los riesgos geopolíticos en Oriente Medio.