Francisco González, presidente del BBVA.

Francisco González, presidente del BBVA. Vincent West Reuters

Economía

BBVA gana 3.475 millones, un 31,5% más, tras el golpe de las cláusulas suelo

En España, la cobertura por la sentencia del TJUE dejó el beneficio en 912 millones, un 16% menos.

Noticias relacionadas

El BBVA ganó 3.475 millones de euros, un 31,5% más que en el año anterior y la cifra más alta desde 2010. Las ganancias se vieron minoradas por el impacto de la cobertura por la sentencia de las cláusulas suelo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), por un neto de 404 millones de euros, que redujeron un 16% el beneficio en España, hasta 912 millones. Sin esta eventualidad, hubiera crecido un 21,2% interanual.

En 2016, el margen de intereses alcanzó 17.059 millones de euros, un 3,9% superior al del año anterior (+14,9% a tipos de cambio constantes). Este comportamiento positivo se debe, fundamentalmente, al crecimiento de la actividad en las geografías emergentes y a la resistencia de los diferenciales de la clientela en mercados desarrollados, que continúan operando en entornos de tipos de interés históricamente bajos. Por su parte, las comisiones, impactadas por la menor actividad en los mercados y en banca de inversión, lograron mantener niveles similares a los de 2015 (+0,3% interanual, +8,5% sin considerar el efecto de las divisas).

Crece el margen bruto

El margen bruto ascendió a 24.653 millones de euros, lo que supuso un incremento interanual del 4,1% (+14,2% a tipos de cambio constantes). La fortaleza de los ingresos recurrentes, junto con la aportación positiva de los ROF, impulsaron el crecimiento de esta línea.

Un trimestre más, se hizo patente el esfuerzo realizado en la contención de los costes. Esto permitió que la tasa de crecimiento de la línea de gastos (+3,9% interanual, +11,9% a tipos de cambio constantes) fuera inferior al avance del margen bruto en el conjunto del año. Todo ello a pesar de que, en 2016, los gastos de Catalunya Banc se incluyeron desde comienzos de año mientras que, en 2015, empezaron a incorporarse a partir del 24 de abril.

Garanti

Asimismo, el Grupo contabilizó los gastos de Garanti por el método de integración global desde el tercer trimestre de 2015, mientras que en 2016 se incluyeron durante todo el ejercicio. Otros efectos destacables fueron la elevada inflación de ciertas geografías y el impacto negativo de la depreciación de los tipos de cambio sobre aquellas partidas de coste denominadas en monedas distintas al euro. 

El buen comportamiento de los gastos permitió que el ratio de eficiencia cerrara en 2016 en el 51,9%, por debajo de los niveles de hace un año (52,4%, a tipos de cambio constantes y con Turquía en términos homogéneos), con una mejora de 51 puntos básicos. En este contexto, el margen neto acumulado ascendió a 11.862 millones de euros (+4,4% interanual, +16,9% a tipos de cambio constantes).

Mora y solvencia

La tasa de mora cerró en diciembre en el 4,9%, por debajo de los niveles de septiembre (5,1%) y 48 puntos básicos por debajo del ratio de diciembre de 2015. Por su parte, la cobertura descendió ligeramente desde septiembre, hasta el 70%. Además, el coste de riesgo acumulado disminuyó hasta el 0,84% (versus 0,92% de los nueve primeros meses de 2016 y 1,06% de 2015).

En términos de solvencia, los ratios de capital mostraron su fortaleza. El CET1 fully loaded cerró en 10,90%, lo que supone un aumento de 58 puntos básicos con respecto a los niveles de diciembre de 2015. En el último trimestre del año, el ratio descendió ligeramente al verse afectado por la elevada volatilidad de los mercados, entre otros efectos.

En este contexto, BBVA mantiene el objetivo de alcanzar el 11% en 2017. Asimismo, el banco mostró una elevada calidad del capital, al presentar un ratio de apalancamiento fully-loaded del 6,5% a cierre de diciembre, que compara muy favorablemente con la media de sus competidores europeos.

Por lo que respecta a la actividad del banco, tanto el crédito bruto a la clientela (que se situó a finales de año en 430.474 millones de euros) como los depósitos de la clientela (401.465 millones de euros a diciembre), se mantuvieron en niveles muy similares a los de un año antes.