Imagen de viviendas en construcción.

Imagen de viviendas en construcción. EFE

Economía Mercado inmobiliario

“En España sobran viviendas y los ‘millennials’ esperan heredarlas”

En el actual ciclo inmobiliario, el imparable aumento del alquiler determina la subida del precio de compra.     

Noticias relacionadas

Las cuentas son las que son. En España tenemos 27 millones de viviendas. Entre tres y cuatro millones están vacías y la gran mayoría de “jóvenes entre 25 y 35 años han sido expulsados de la demanda”, apunta Juan Fernández-Aceytuno, director general de Sociedad de Tasación.

Con este panorama, no resulta descabellado pensar que “muchos de estos ‘millennials’ están pensando en heredar”. “Hace unos años, los hijos tocábamos a media vivienda. Ahora, a más de una por cabeza”, explica Fernández-Aceytuno, para dejar caer que muchos integrantes de este grupo de población -de unos 11 millones de habitantes-, estén pensando en esta opción.

"O heredan o a vivir al pueblo"

La mayoría porque no puede aspirar a otra cosa. “O heredan o se tendrán que ir a vivir al pueblo, lejos de los centros de trabajo de las grandes ciudades”, comenta el director de Sociedad de Tasación respecto a esta cruda realidad del mercado de la vivienda.

Sobran viviendas y hay sitio para todos. Lo único que hay que hacer es reordenar lo que hay y reformar el centro de la ciudades. Antes, muchos jóvenes tenían la oportunidad de apañarse en una buhardilla de 60 metros. Pero no se hace.

El alquiler marca los precios de compra

Hoy esta alternativa resulta imposible por el alto precio del alquiler. “Un mercado que, en el actual ciclo, es el que marca los precios de la vivienda. Suben los alquileres y también, de manera irremediable, los precios de la compra”, señalan desde Sociedad de Tasación. En este sentido, estiman un incremento medio del 3% de la vivienda nueva en España en 2017 , con puntas superiores en Madrid y Barcelona.

Operaciones de compraventa que, en la inmensa mayoría de los casos, vienen derivadas de casos de reposición. Familias que ya tenían una casa y que decidan adquirir otra más grande y con mejores prestaciones. Una situación que explicaría porqué se están construyendo en España más de 400.000 viviendas, pero solo se contratan menos de 300.000 hipotecas.

Al margen de los condicionantes económicos, que llevan a estos jóvenes tengan “cada vez más difícil en Madrid o Barcelona”, asegura Fernández-Aceytuno, existen otros aspectos, como la movilidad y la flexibilidad laboral, “que no encajan con la compra de vivienda”, asegura.

Lejos de la velocidad de crucero 

Más allá de esta situación, Sociedad de Tasación, en su previsión de cómo evolucionará el mercado inmobiliario en 2017, Fernández-Aceytuno cree que se “está recuperando el pulso, pero todavía estamos lejos de alcanzar una velocidad de crucero”.

Entre los riesgos del mercado inmobiliarios, una previsible subida de precios incidiría en un aumento de la morosidad y, también, en el coste de la financiación.

Un extremo este que, Fernández-Aceytuno, ya lo atisba, de manera inmediata, ante el “tsumani al que se están viendo abocadas las entidades financieras”, al referirse a las nuevas necesidades de capital y a los efectos derivados de recientes sentencias judiciales, como las de las cláusulas suelo o el cobro de formalización de los préstamos.

Respecto al actual stock de viviendas en oferta, Sociedad de Tasación ha identificado casi 5.500 unidades en venta en la Comunidad de Madrid, de ellas 2.150 en la capital. Mientras que quedarían unas 2.800 viviendas ofertadas en el área metropolitana de Barcelona, de las que algo más de 1.000 se localizan en la Ciudad Condal. En ambos casos, con el actual ritmo de absorción y sin nueva obra nueva, la oferta se agotaría en menos de un año.