Un futbolista de la Premier League con un brazalete con la bandera LGTB durante el último Rainbow Laces

Un futbolista de la Premier League con un brazalete con la bandera LGTB durante el último Rainbow Laces

Fútbol LGBTI

El misterio del primer futbolista de la liga inglesa que iba a salir del armario y se arrepintió

Una cuenta en Twitter, de un supuesto jugador de la 2ª división dispuesto a anunciar su homosexualidad, ha reabierto el debate sobre la homofobia en el fútbol.

Noticias relacionadas

"Soy un futbolista profesional, jugando para un club en la Sky Bet Championship (Segunda división inglesa). Revelaré mi identidad pronto, pero soy un hombre gay orgulloso, con la esperanza de romper el molde. Tengo menos de 23 años y hoy salí del armario con mi familia. Pronto lo haré públicamente. #loveislove #Pride #LGBT", este mensaje de Twitter publicado por la cuenta @footballergay el pasado 5 de julio se ha convertido en un rayo de luz para el colectivo LGBTI en el fútbol.

Tras aquel tuit la cuenta siguió publicando varios comentarios más en lo que parecía un diario de su lucha por contarle al mundo su realidad. El anónimo futbolista explicó a todos sus seguidores cómo se había reunido con su club para contarles que era homosexual y que había decidido contarlo públicamente. "El Presidente del equipo coordinará el apoyo total de los miembros del club así como la asistencia externa necesaria para prepararme para esto", explicaba tras la reunión en una carta a sus seguidores.

Según @footballergay, su equipo le había garantizado que su puesto en la plantilla no corría ningún peligro y que podría incorporase en cuanto estuviera preparado tras haber anunciado en público su homosexualidad. El aluvión de comentarios de ánimo recibidos hizo que el día 7 de julio, solo dos días después de su primera publicación, pidiera calma a sus seguidores. "Necesito la oportunidad de prepararme a mí mismo y a los que me rodean antes de hacerlo público", aseguraba en un tuit.

Los días fueron pasados y el 15 de julio, @footballersgay explicó que tras una segunda reunión con su equipo, todo "seguía adelante" aunque de momento no le ponía fecha. "Pienso en aquellos involucrados en el mundo del fútbol profesional que están en una posición similar, mi esperanza es que puedan sentirse cómodos y esperanzados con tal divulgación y puedan sentirse adecuadamente capacitados para, si es deseable, llegar a la misma decisión que yo", aseguraba en la segunda carta del usuario anónimo a sus futbolistas.

El pasado domingo, 21 de julio, todo parecía más cercano. La cuenta publicó una fecha "24.07.19" seguido de una bandera LGBT. El tuit contó con más de 4.000 likes y cientos de retuits.

Tuit de @footballergay

Tuit de @footballergay

El final menos deseado

Tras esta última publicación, fijada incluso en la parte superior de su timeline en Twitter, la historia parecía ver el final. Las reacciones de los tuiteros, la prensa británica y mucha gente del mundo del fútbol fue unánime: "admiración", "valentía", "coraje"... los halagos y las palabras de ánimo se cruzaban en las redes sociales.

Ryan Atkin, el único árbitro de la Premier League que ha declarado públicamente su homosexualidad explicó, en una entrevista en el diario británico The Telegraph, que había logrado hablar con el usuario y que incluso concertó una cita con él que finalmente acabó cancelándose poco antes de la hora fijada. Atkin explica como en todo momento le mostró su apoyo para dar el paso, él lo hizo en 2017, en una decisión aplaudida públicamente por muchas personas y organismos del mundo del fútbol, y que estaba ilusionado porque un jugador se atreviera a dar el paso.

Tras casi 20 días, la historia llegó a su fin poco antes de fecha límite, aunque con un desenlace que no era el que todos esperaban. La cuenta @footballergay se cerró y pasó a aparecer como privada. El apagón fue definitivo, Ryan Atkin explica que ni él ni otros tuiteros han logrado volver a hablar con el usuario desde entonces y que ni tan siquiera lee los mensajes.

Además, tras el triste desenlace crecen las sospechas sobre la verdadera identidad de la persona que estaba detrás de la cuenta y de si en verdad se trató de un acto valiente o simplemente de una estafa. "Ahora las cosas simplemente no cuadran", asegura Atkin en su cuenta de Twitter.

El colegiado, que comenzó a arbitrar en 1999 y en 2009 fue ascendido como asistente de la Premier League, donde ejerce de cuarto árbitro, confiesa en The Telegraph su preocupación sobre que todo este movimiento liderado por @footballergay haya finalizado en nada. "Espero que no dañe a los futuros jugadores o jóvenes que quieran salir del armario. Lo miro y creo que estoy muy triste de que no haya sucedido y pienso en mi propia historia: '¿Por qué no hay otras personas que se presenten, porque me hace parecer que soy el extraño, pero esa es su decisión?'", explica.

La cuenta pendiente del fútbol

Se trate de una farsa o no, la verdad es que la historia de @footballergay ha reabierto el debate sobre la visibilidad del colectivo homosexual en el mundo del fútbol. La cuenta ha levantado sensibilidades dentro del fútbol y ha contado con el apoyo del exdelantero inglés Gary Lineker, entre otros célebres nombres. Los mensajes de ánimo y las muestras de apoyo hacia el misterioso tuitero quizás sirvan para animar a otros futbolistas en una situación como la que narró el usuario en su cuenta de Twitter.

La Premier League es una de las competiciones más sensibilizadas con la causa LGBT aunque, de momento, ningún futbolista ha expresado en público ser homosexual. Desde 2013, la competición inglesa organiza Rainbow Laces (cordones de arcoíris) durante una jornada del campeonato.

El Rainbow Laces en la Premier League

El Rainbow Laces nació bajo la acción de que los futbolistas jugaran con los cordones con la bandera LGBT en sus zapatillas. La iniciativa ha ido creciendo con el paso de los años y el apoyo al colectivo ha ido haciéndose cada vez más visible y grande.

[Más información - GMadrid Sports, club LGTBI: "Hay equipos que no favorecen a que sus jugadores digan que son gays"]