José Enrique, ex futbolista del Liverpool,  tras ser operado en Valencia.

José Enrique, ex futbolista del Liverpool, tras ser operado en Valencia.

Fútbol

El extraño tumor cerebral del exfutbolista José Enrique: "Han sido los peores días de mi vida"

Al exjugador del Liverpool y Newcastle, le diagnosticaron hace un mes un extraño tumor junto a un ojo. Ahora se recupera con el apoyo de su familia.

José Enrique (Valencia, 1986) se retiró en septiembre de 2017 tras una última temporada en Zaragoza. Desde entonces trabaja en la agencia de representación de deportistas que dirige su hermano. Hace algo más de un mes, según ha contado Marca y él ha confirmado en sus redes sociales, los médicos le comunicaron que tenía un tumor en la cabeza.

El exjugador del Liverpool cuenta que una noche, mientras estaba en Inglaterra por trabajo, notó cómo le empezaba a molestar la luz, pensó que eran migrañas y, a la mañana siguiente, veía borroso. Tuvo que ir a urgencias porque veía doble. Tras un TAC, los neurólogos descubrieron que tenía una vena colapsada en la cabeza y mandaron a José Enrique a un hospital especializado en neurología en Londres.

Allí siguieron haciéndole pruebas hasta que los médicos confirmaron que lo que causaba esos síntomas al exfutbolista era un cordoma, un tipo raro de tumor, detrás del ojo. Tenía que operarse.

El futbolista valenciano optó por operarse en el Hospital La Fe de Valencia, junta a su familia. Fue fue una operación complicada y larga, puesto que el tumor estaba pegado a la arteria. Entró a quirófano a las nueve de la mañana y salió a las seis de la tarde. Hicieron un trabajo excepcional", recuerda. "Estuve en la UCI 24 horas y estoy muy agradecido al trabajo del doctor Simal y de su equipo médico. Fueron los peores días de mi vida. Estuve cinco días en la cama sin moverme".

A José Enrique le esperan ahora largos meses de recuperación. Además de tener que dormir en una cama inclinada para que no aumente la presión sanguínea de la cabeza o no poder coger peso, el ex futbolista tendrá que recibir 35 sesiones de radioterapia en Zúrich o París. Hasta finales de septiembre no podrá recuperar su ritmo de vida normal.

"Todo esto hace que valores más la vida", explica. "Los futbolistas viven en una burbuja, es una vida irreal. Te pierdes y te crees que eres invencible. Cuando juegas al fútbol la cabeza no te la chequean. Quiero agradecer a mi novia, a mis padres y a mis hermanos. También al doctor Simal, a su equipo y al hospital La Fe".

En estas semanas, José Enrique ha recibido también el apoyo de otros futbolistas, como Coutinho, Luis Suárez o Reina, que compartieron varios años con él en las filas del Liverpool.