El exciclista español Markel Irizar ha sido protagonista este domingo después de que denunciara en su cuenta de Twitter un ataque contra su furgoneta por, simplemente, "hablar euskera". El que fuera miembro de equipos como Euskaltel Euskadi, RadioShack o Trek estaba pasando la mañana del domingo en la montaña y, cuando regresó a por su vehículo, se lo encontró rayado y con piedras encima de la luna.

Noticias relacionadas

"Vas dar una vuelta al monte. Te escuchan hablar euskera y desde un coche te hacen una peineta. A la vuelta te dejan la furgo así y te rallan la furgo. Gracias por vuestra hospitalidad", denunciaba el vasco. El tuit se viralizó casi al instante y ahora mismo acumula más de 4.000 retuits y 3.000 me gustas.

De hecho, horas después agradeció la difusión de este problema con el que se encontró un domingo cualquiera. "Gracias a todos por los mensajes. Gente mal educada e irrespetuosa hay en todos los lados y está es una excepción entre la maravillosa gente que nos hemos encontrado en pirineos. Cuando se pase el disgusto, volveremos!", explicaba el exciclista.

El suceso, tras el comentario de un seguidor, ocurrió en Broto, municipio de la provincia de Huesca. Irizar quiso quitarle peso al asunto y no culpar a la zona en la que le había pasado esta amarga experiencia. "No fastidies!! Siempre me han tratado exageradamente bien. Me he juntado con 2 flautas y me le han liado. Me jode pero es lo que hay... anormales hay en todos los sitios", respondió al comentario de un tuitero que le pedía disculpas en nombre de los aragoneses.

Problemas ciclistas

Lourdes Oyarbide, campeona de España de ciclismo femenino en ruta, denunció hace dos meses un incidente que había sufrido mientras regresaba a casa tras una jornada de entrenamiento en las carreteras de Álava. La corredora del Movistar Team explicó en su cuenta de Twitter que estuvo a punto de ser atropellada cuando un coche le adelantó yendo "demasiado rápido" y rozándola. Cuando la de Aspárrena recriminó al conductor su actitud, este le respondió con un "española de mierda".

La vasca, que lucía en ese momento el maillot de campeona de España que consiguió el pasado año en Lorca, Murcia, se quejó tanto del hecho de que no guardase esa distancia que recomienda la Dirección General de Tráfico para respetar a los ciclistas de metro y medio como del "poder de argumentación" del conductor del coche desde su cuenta de Twitter, una publicación que tardó poco en viralizarse.

Con 26 años, Oyarbide es una de las referencias del ciclismo femenino del país que posee una etapa en la Vuelta a Burgos y un podio en la Vuelta a Turingia. La profesional que forma parte del equipo Movistar desde su fundación, reside en esa misma localidad en la que nació y, cuando volvía a casa, sucedió esto que así relataba en Twitter: "Que entrando al pueblo un coche te adelante demasiado rápido y rozando, y seguido te frene en los morros porque hay un badén, le llames la atención y su mejor argumento sea 'española de mierda'. ¡Ole tú y tu poder de argumentación!".

[Más información: Aranburu, la promesa española que ya ilusiona en las Clásicas: "Si puedo iré al Giro a por una etapa"]