Carolina Iglesias en Válidas.

Carolina Iglesias en Válidas.

Series Entrevista

Carolina Iglesias: “Si eres ‘youtuber’ y te mojas en política o con el feminismo te puede perjudicar”

La humorista, más conocida como 'Percebes y Grelos', ha creado su primera serie que se podrá ver en youtube y en la que se ríe de sí misma.

2 abril, 2020 02:15

Noticias relacionadas

Las redes sociales y el auge de plataformas como Youtube han llevado a eso que se conoce como ‘la democratización’ del audiovisual. Ahora mismo cualquier persona con una cámara puede contar algo desde la silla de su habitación. Da lo mismo que sea sobre su vida o que cuente cómo se ha pasado la última pantalla de un videojuego o cuente cómo se hacen galletas de chocolate. Crean contenido y la gente se identifica con ellos.

Las estrellas del momento ya no tienen por qué ser actrices, o escritores o presentadores de la televisión, sino que pertenecen a un espectro más amplio. Muchas veces ni siquiera se les conoce por su nombre real, sino por el apodo que han adoptado en internet: Rubius, Wismichu, Yellow Mellow… apodos que mueven masas y que también demuestran los prejuicios de una generación y la separación clasista entre la baja cultura y la alta. ¿Quién dice qué es bueno?, ¿puede ser una 'youtuber' más interesante que una serie de Telecinco?

En ese mundo destaca Carolina Iglesias, que mucho conocerán por su ‘nick’ Percebes y Grelos. Ella ha destacado en redes sociales, pero también ha demostrado que ser ‘youtuber’ es más que una etiqueta. Ha estado en el programa de radio Yu, en Zappeando y ahora muestra su vis cómica en una serie creada por ella misma junto a Victoria Martín (la mitad de Living Postureo). La serie se llama Válidas -sus primeros capítulos se pueden ver en Youtube-, porque eso es lo que quieren demostrar, que no son sólo dos modernas enganchadas a las redes. Se ríen de ella misma, de los tópicos, de los prejuicios y todo con un punto de mala leche.

Válidas, la serie de Percebes y Grelos y Living Postureo.

¿Cómo surge Válidas?

Es una idea que nos surgió en septiembre a Victoria y a mí charlando, iba a ser un sketch, mucho más pequeño, y ella me dijo: ‘yo creo que la idea da para más’. Y surgio la idea los cimco capítulos de la serie. Hablamos de nuestro punto de vista, pero también se reivindican muchas cosas, se reivindica la falta de oportunidades a las mjeres en muchas situaciones, y no enfocarlo en nosotras porque sería injusto, sino en general, pero es que da igual que hayas hecho lo que has hecho que no lo vas tener fácil. Mira los programas de entretenimiento que hay y la cantidad de mujeres y la cantidad de hombres... no hay mujeres, y ya nuevas… no me meto a mí, sino mujeres nuevas que quieran empezar. Es muy difícil, y el problema sigue siendo el mismo, y queremos reivindicar una cosa, que es el miedo a equivocarse, porque si una vez tienes un error, puede que no tengas más oportunidades, y ese miedo lo tienen muchas personas que se dedican a esto. Entre todas las bromas se habla de esto.

Lo primero que destaca es que os reís mucho de vosotras mismas. Os ponéis en el centro de los dardos.

Sí claro, es que eso me parece básico. No puedes hacer risa del resto pero no de ti mismo. De hecho, nuestra dinámica constante entre nosotras es insultarnos todo el día. En la serie lo hacíamos durante, el rodaje, pero también entre tomas, porque creo que es una forma de quitarle valor a las cosas. Todo el mundo es un pringado, y creo que ese es el resumen.

No todo el mundo es un facha malísimo, también hay gente que no se entera. Una homofobia no pretendida, desde el desconocimiento total, y eso hay que contarlo

Os reís del mundo youtuber. ¿Hacía falta reírse para desengrasar?

Bueno, más que reírnos tiramos de todos los tópicos que hay sobre él. Al principio decía ‘espero que a la gente le siente bien’. Estamos haciendo una parodia de muchos comentarios. El personaje de Victoria engloba todos los comentarios lgtbfóbicos que hemos tenido que escuchar toda la gente del colectivo. Y meter en alguien todos esos comentarios, además esos comentarios que son como ‘a buenas’. Comentarios que no son una homofobia directa, sino no pretendida, desde el desconocimiento total, y eso hay que contarlo. No todo el mundo es un facha malísimo, también hay gente que no se entera, y es una critica a todo eso.

¿Habéis sufrido muchos prejuicios por ser youtuber, mujeres, o bisexual en tu caso?

Se junta un poco todo. Yo a Victoria siempre le digo que yo tengo además un plus por ser bisexual, pero se junta todo, el prejuicio por ser mujer, el de ser joven, que es algo que yo tengo muy interiorizado, y es que la gente no te toma en serio por tu edad. Si tienes veintipico, no te toman en serio, pero con treinta y pico o cuarenta y pico eres mayor para esto. Parece que nunca estamos en el momento adecuado para la gente, y eso sigue pasando, pasas de ser una cría y luego eres una vieja. Con ser mujeres no tienen ni que decirte nada directamente, sólo hay que ver cómo responde el mundo ante ti.

¿Y en el humor cómo está la situación? Porque es verdad que hemos visto un aumento de mujeres cómicas, pero no sé si todavía hay un problema de igualdad, porque esto que hacéis vosotras es humor.

Desde luego, es que nos pasa que nos preguntan si nosotras somos humoristas. Pero si llevamos desde que nos dedicamos públicamente a esto haciendo humor. No sé que hace falta para explicárselo a la gente, pero bueno si se quedan más tranquilo diciendo ‘youtuber’, pues adelante, pero hacen falta más mujeres y más espacios.

Si haces cosas en internet ya eres ‘youtuber’ y te sitúan en un sitio diferente de alguien que es cómica, porque parece que no puedes ser las dos cosas

¿Crees que la palabra ‘youtuber’ tiene una connotación negativa?

Sí, sobre todo porque la gente parece que tiene una necesidad de etiquetar a otras personas. Entonces si haces cosas en internet ya eres ‘youtuber’ y te sitúan en un sitio diferente de alguien que es cómica, porque parece que no puedes ser las dos cosas y no entiendes por qué hay esa necesidad. Puedes subir vídeos a youtube, hacer cosas con marcas y hacer comedia. Es que por ejemplo, pienso en la actriz Vanessa Romero, que tiene un canal de youtube, pero no veo que la gente la llame ‘youtuber’.

En tu caso siempre veo que te mojas en temas políticos, o en activismo LGTB… sin embargo he oído a youtubers decir que preferían no hacerlo porque perdían usuarios al opinar sobre ciertos temas.

Es que es así. Mojarte en temas de política es una elección, nadie está obligado a dar su opinión, y es una opción totalmente válida. Creo que se pide demasiado a la gente que se dedica a internet. Tienen que saber de todo, y opinar. Y lo mismo no están preparados para enfrentarse a las respuestas que recibes por ello. Yo cuando pongo algo LGTB o critico algunas medidas de Vox, que tampoco estoy todo el día, es porque hay cosas que no me puedo callar. Pero a veces sólo por compartir información más que opinar recibes mucho odio, y eso puede perjudicarte en tu trabajo, porque algunas marcas prefieren un perfil más blanco, que no esté tan implicado con temas políticos o con el feminismo.

Nadie está obligado a dar su opinión, y es una opción totalmente válida. Creo que se pide demasiado a la gente. Tienen que saber de todo, y opinar de todo

Yo con el LGTB nunca he sentido que se me rechazaba, pero puede ser, no lo sé. En mi caso no puedo hacer otra cosa, soy capaz de enfrentar esa situación, pero tampoco me meto todo el rato porque mentalmente no puedo soportar recibir odio todo el rato. Si pongo un tuit de algo que necesito expresar, porque me parece justo, lo pongo, me voy y ya luego vuelvo.

La serie llega a Youtube en un momento en el que debatimos si está cambiando cómo se consume el audiovisual. No sé si crees que youtube es un paso más en la democratización del contenido.

Nosotros ya habíamos decidido subir la serie a youtube como primera opción, porque sabíamos que ahí íbamos a ser totalmente libres. No planteamos la idea y la llevamos a una productora. Sí hemos hablado con marcas que nos han ayudado con vestuario y a financiar los gastos mínimos, pero nosotras hemos puesto el resto del dinero. Quizás en una segunda temporada ya alguien confía en ti, pero nos parecía raro que confiasen en una serie en la que en el primer capítulo un personaje le tira la copa menstrual a otra.