Quedan sólo dos capítulos, dos horas y media de tensión para que se desvele una de las incógnitas del año, quién ocupará el Trono de Hierro. Desde quién asesinó a Laura Palmer no había habido un misterio mayor. La ficción basada en las novelas de George R.R. Martin se han convertido en un fenómeno de masas, y su última temporada tiene al mundo madrugando el lunes para llegar al trabajo sin el miedo a comerse un spoiler de buena mañana.

Noticias relacionadas

Juego de Tronos es la última de una era, la de aquella forma de ver la televisión que reunía a la gente en el sofá un día concreto a una hora determinada. Las plataformas han acabado con el modo tradicional de disfrutarlas, pero HBO logró convertir su serie en una religión con millones de seguidores que viven en sus carnes las aventuras de los personajes.

Creyentes que no sólo ven y comentan, sino que son parte activa del show hasta el punto que las casas de apuestas han hecho un hueco entre los eventos deportivos para que la gente elija quién cree que ocupará el Trono de Hierro, y las respuestas no son las que nadie espera. Si durante siete temporadas parecía claro que Daenerys se sentaría y reinaría en Poniente, los espectadores ni quieren ni creen que ocurra. La Madre de Dragones es sexta según Oddshecker -portal que recopila las apuestas de reconocidas casas como bet365 o William Hill-por detrás de elecciones muy locas como personajes muertos (Meñique es el cuarto). La elección de Daenerys se paga a 13 euros por cada uno jugado. En 888 sport y en Leo Vegas es la séptima en las apuestas y se paga 8 a 1 su victoria final.

Si hubiera que hacer un promedio entre lo que dicen las tres, parece que Bran Stark es el que concilia más apoyos. El menor de los Stark es el primero en Oddshecker con 3,25 por cada euro jugado y el tercero en las otras dos casas con 4 a 1. Una elección arriesgada, ya que el cuervo de tres ojos parece estar en otras cosas más importantes que en pensar en reinar, pero su poder y el saber lo que ocurrirá en el futuro le colocan como número uno.

En segundo puesto una de las opciones más previsibles, Jon Snow, o mejor, Aegon Targaryen, su recién descubierto linaje real y ser uno de los protagonistas le han convertido en otro de los favoritos. 888 sport y en Leo Vegas se pagan cinco euros por cada uno apostado, mientras que en Oddshecker ocho. En esta casa se ve superado por Sansa Stark, gran sorpresa de las dos últimas temporadas y uno de los personajes que más ha evolucionado y al que quieren los fans.

Sansa ha pasado de ser una adolescente asustadiza a una estratega que gobierna en el Norte y gracias a la cual se han ganado batallas como la de los Bastardos. Es destacable que supere a Daenerys, ya que el enfrentamiento entre ambas está siendo uno de los centros temáticos de esta última tanda de capítulos. Sansa ocupa el cuarto lugar empatada con bran en las otras dos apuestas destacables.

‘Juego de Tronos 8x04’: después de la guerra llega la gran pregunta… ¿quién merece el trono de hierro?

El mismo trío se repite en la casa de apuestas de Sky Bet, del servicio de televisión británico. Según sus usuarios el mejor colocado es Bran Stark con 4/5, seguido por Sansa Stark, por la que se paga cinco a uno, y Jon Snow, que recibe 11 libras por cada dos jugadas.

Otra de las mujeres de la serie que este año ha sido fundamental en las tramas es Arya Stark. Fue ella la que acabó con el Rey de la Noche, y lo hizo cumpliendo la profecía que hizo Melissandre hace cinco temporadas, pese a ello todos saben que ese fue su momento de gloria y queda lejos del podio en las casas de apuestas.

Aunque casi siempre se repiten los mismos nombres, de vez en cuando las apuestas se desmarcan con alguna locura, y es lo que ocurre en la de 888 sport, que considera que el favorito para ocupar el Trono de Hierro de forma definitiva es Gendry. El bastardo de Robert Baratheon había estado olvidado hasta la temporada pasada, pero ahora ha vuelto con fuerza consiguiendo más protagonismo. Muchos creen que al ser el único con sangre Bratheon vivo, y tras reconocerle como hijo legítimo en el último capítulo, puede ser una opción que derribe los lugares comunes.

La solución sólo la conocen los guionistas y actores de Juego de Tronos y los directivos de HBO, que este año están extremando las medidas de seguridad para que no se filtre nada antes de tiempo. Que el Dios de la Muerte decida.