Tony Soprano (James Gandolfini) fumándose un puro en la piscina.

Tony Soprano (James Gandolfini) fumándose un puro en la piscina. HBO

Series Obra maestra

'Los Soprano' cumplen 20 años: el decálogo de Tony, el mafioso más querido

Tony Soprano era un mafioso impulsivo, cruel, temido, pero también un hombre de familia, frágil, con problemas existenciales como cualquier otra persona. El personaje —interpretado por el fallecido James Gandolfini— de tacto próximo con los suyos y alejado de los tradicionales códigos de la omertá, provoca empatía en el espectador. Es el cabecilla de una organización criminal; sin embargo, su naturalidad le convierte en una suerte de antihéroe que suscita compasión, a quien se le termina cogiendo cariño.

No se entienden Los Soprano sin la figura de Tony, su particular padrino; una de las mejores series de televisión de siempre según la crítica. HBO estrenó el primero de los 86 capítulos tal día como hay hace veinte años. Dos décadas ya de los entresijos de la mafia italiana asentada en Estados Unidos observados desde lo más hondo, desde su núcleo; pero también de tormentosas relaciones familiares y preguntas irresolubles sobre la identidad, la naturaleza de la violencia, la vida.

El personaje de Tony Soprano es una montaña rusa: habita en un constante tiovivo de sentimientos, de inquietudes. Huye de sus crisis impulsado por acciones alocadas, como comprar un caballo, hablar y darle de comer a los patos que tiene en su casa o comprarle un abrigo carísimo a su mujer, Carmela, tras besarse apasionadamente con una de sus amantes debajo de las sábanas. Tony Soprano es una de las grandes leyendas de la televisión y estas son algunas de sus frases más icónicas:

1. Lección sobre la vida, contra el conformismo, a su hijo: "El mundo es una jungla. Y si quieres mi consejo, Anthony, no esperes felicidad. Te abandonarán, tus amigos te traicionarán y nadie recordará tu nombre. Morirás en tus propios brazos".

2. "Tengo el mundo cogido por las pelotas y no dejo de sentirme como si fuera un puto pringado". Puro existencialismo.

3. "Cuando America nos abrió las compuertas y nos dejó a los italianos entrar, ¿para qué creéis que lo hacían? ¿Porque intentaban salvarnos de la pobreza? No, lo hicieron porque nos necesitaban para construir sus ciudades y escavar sus metros y para hacerles ricos. Pero algunos de nosotros quisimos mantenernos italianos y conservar todo lo que significaba algo para nosotros: honor, familia y lealtad. Y los banqueros también eran asesinos y ladrones. Ese es el negocio, ¿verdad? The american way".

4. Una escatológica pero que refleja a la perfección el cesarismo de Tony Soprano y su amor y pasión por la comida: "No se caga donde se come. Y mucho menos se caga donde como yo".

5. "La mierda siempre te arrastra hacia abajo, el dinero fluye hacia arriba. Tienes que saber qué corriente quieres seguir".

6. "Me da igual que me tengan miedo. ¡Dirijo un negocio, no un puto concurso de popularidad!".

7. "Solo jodemos al que merece ser jodido".

8. "¿Te acuerdas de la historia que me contaste sobre el padre toro hablando con su hijo? Desde lo alto de una colina miran a un grupo de vacas y el hijo mira al padre y le dice: '¿Por qué no bajamos corriendo y nos follamos a una?'. ¿Te acuerdas de lo que el padre contesta? El padre contesta: '¿Por qué no bajamos andando y nos las follamos a todas?".

9. "Pienso en mi padre. Él nunca llegó a la altura que estoy yo, pero de muchas maneras, él estaba mejor. Tenía a los suyos. Ellos tenían sus normas. Tenían su orgullo. ¿Qué tenemos hoy?".

10. "No pagaré, sé demasiado sobre extorsión".