El 24 de noviembre de 2006 veíamos por primera vez a un James Bond rubio. La franquicia le daba un aire fresco a su personaje y entregaba al desconocido entonces Daniel Craig el honor y el reto de interpretar a un emblema de la literatura británica y a uno de los personajes más importantes de la historia del cine. Craig asumió el reto y le dio al personaje nuevas hechuras. Lo ha hecho durante más de 15 años en cinco filmes que se colocan como lo mejor de la franquicia.

Noticias relacionadas

Cinco películas donde por primera vez el agente con licencia para matar ha tenido un desarrollo. Mientras que en otras ocasiones Bond era un personaje que parecía diferente en cada entrega, aquí hemos visto por primera vez el interior de 007. Sus traumas, su pasado, por primera vez sus intenciones de futuro… todo eso concluye con Sin tiempo para morir, una película que se estrena este viernes y que cierra de forma notable una época y que por primera vez cierra a un personaje como se merece.

Ahora, toca hablar del futuro de nuevo, y eso pasa por un nuevo James Bond. Han sido años de especulaciones, de nombres… pero seguimos sin una sola pista. Los tiempos han cambiado, y ya nadie duda que 007 pudiera ser negro (aunque de momento eso nunca haya ocurrido). Lo que muchos no terminan de ver es que sea una mujer. Por ello, hemos preguntado al reparto de Sin tiempo para morir por cómo verían esta posibilidad.

Daniel Craig prefiere no mojarse, se encuentra sobrepasado por esta despedida en la que esta sitiendo “tantas emociones”. “Tengo una sensación profunda de orgullo por haber llegado hasta aquí, de alivio porque por fin se estrena la película en cines, algo que hace un año parecía un sueño imposible, y me siento orgulloso de esta película que creo que es preciosa, pero también un poco triste”, cuenta a EL ESPAÑOL.

Explica que lo que él intentó fue “hacerlo diferente y hacerlo mío, que la generación que las fuera a ver, viera las diferencias con las películas antiguas, y espero que el próximo también lo haga nuevo, diferente e incluso mejor”. Pero… ¿quién elegiría él como sustituto, puede ser una mujer? “Por suerte no es mi problema, pero creo que puede ser cualquiera, de verdad que puede ser cualquiera”, dice pasando la pelota al siguiente.

Quién no tiene tan claro que pueda ser cualquiera es la última chica Bond, la francesa Léa Seydoux, que interpreta por segunda vez a Madeleine Swann y que espera que el nuevo espía británico sea “alguien diferente e inesperado”… pero no cualquiera. “No creo que pueda ser una mujer, no... porque es James Bond”, dice tajante. Más o menos lo mismo es lo que opina uno de los nuevos fichajes, Lashana Lynch, que en Sin tiempo para morir da vida a la sustituta de Bond como agente 007. Un personaje rodeado de rumores que decían que podría ser la nueva James Bond.

 El nuevo James Bond puede ser cualquiera, hombre o mujer, de cualquier sitio del mundo, pero eso sí, con acento británico

“Creo que James Bond es un personaje muy querido por todos y forma parte de todo el mundo, has tenido que vivir debajo de una roca para no haber visto nunca una película o un clip de James Bond. Creo que hacen bien queriendo respetar la imagen clásica de Bond, pero los productores, la MGM… los que están al mando, siempre han hecho cosas refrescantes. Lo hicieron con el Bond de Daniel Craig y esto seguro que lo harán ahora”, opina.

Quien sí que se muestra partidario de que sea una mujer es Rami Malik, el nuevo villano de la franquicia y ganador de un Oscar por dar vida a Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody. Eso sí, pide que el debate comience dentro de unos meses para que este sea el momento de Daniel Craig: “Puede ser cualquiera en este momento, lo que no me gusta es que lo apartemos ya de Daniel, este es un momento muy especial para él. Hemos esperado dos años para poder ver la película, y poner el foco en otra persona no me parece que sea muy sensible. Pero puede ser cualquiera, hombre o mujer, de cualquier sitio del mundo, pero eso sí, con acento británico”.

La despedida de Daniel Craig

La presencia de Daniel Craig fue recibida como un soplo de aire fresco, y ahora es hora de decir adiós. Ese aura de despedida se respira en cada fotograma de Sin tiempo para morir, donde está muy presente algo que trajo Craig al personaje y que define muy bien Léa Seydoux, “le dio humanidad y realidad, y como espectadora he disfrutado mucho viéndole”, a actriz confiesa que sí que ha visto a Craig “un poquito triste” por ser su última aventura commo 007.

Lashana Lynch.

“Ha sido muy conmovedor, era su última película y ha dado tantos años de su vida a la franquicia… sí fue muy emocionante y al mismo tiempo muy bonito”, dice la actriz sobre este cierre por todo lo alto. Para Lashana Lynch más que emocionado, ha visto a Daniel Craig “súper concentrado”. Una actitud profesional que se mantuvo hasta el último fotograma de “este Bond para la historia”. Justo hasta la claqueta final “cuando nos dimos cuenta que era realmente su última película y lloramos al final”.

Una película que, además, se debía haber estrenado en abril de 2020, pero a la que la pandemia ha guardado en un cajón hasta ahora, cuando la gente ha recuperado algo parecido a la normalidad y quiere volver a los cines. Un Bond que llega como dice Craig, “como una pequeña señal para volver a juntarnos después de estar separados mucho tiempo”.