Los Globos de Oro tendrán este año acento español. Tras años en los que nuestro cine no encontraba su sitio, las nominaciones de este curso han confirmado la gran calidad dela cosecha de 2019 y que Pedro Almodóvar sigue en plena forma. Su película, Dolor y Gloria, ha sido nominada en la categoría de Mejor película extranjera. La última vez que una obra española lo estuvo fue, precisamente, una suya: La piel que habito. 

Noticias relacionadas

No ha sido la única candidatura de Dolor y Gloria, ya que Antonio Banderas ha sido elegido entre los cinco finalistas al Mejor actor en un filme dramático. Es la quinta vez que el malagueño opta a los Globos. Las anteriores fueron por dos trabajos televisivos y por dos películas en el apartado de comedia o musical (Evita y La máscara del Zorro), pero es la primera vez que lo consigue por un trabajo en español. Sus rivales serán los favoritos Adam Driver y Joaquin Phoenix por Historia de un matrimonio y Joker, respectivamente. Completan el quinteto Jonathan Pryce, por Los dos papas; y Christian Bale, por Le Mans 66.

Estas candidaturas son un buen respaldo de cara a los próximos Oscar, especialmente para Banderas, porque mientras se da por seguro que la película estará entre las finalistas a Mejor filme internacional -más difícil será que se cuele en apartados como guion o dirección-, lo del actor español será más complicado. Primero por tratarse de una interpretación en un filme extranjero, y segundo por la gran competencia. De momento todas las señales son positivas, y Banderas ha ganado el premio de la Crítica de Nueva York y de Los Ángeles, un doblete que han logrado 21 intérpretes, de los que 20 fueron candidatos al Oscar.

El principal rival de Almodóvar sera el coreano Bong Joon-Ho, que ya le quitó la Palma de Oro en Cannes con la magnífica Parásitos, que en estos Globos de Oro ha demostrado que es una candidata más que seria a todo. Aquí -por las normas internas- no podía optar al premio a la Mejor película, pero sí que consigue colarse entre los finalistas a Mejor dirección y Mejor guion. Las otras candidatas son Los miserables, Retrato de una mujer en llamas y The farewell.

Y también acento español pondrá Ana de Armas, la actriz hispano cubana y a la que conocimos en la serie El internado, que confirma su estrellato en Hollywood con su primera nominación a los Globos de Oro por Puñales por la espalda, una de las sorpresas de estas candidaturas. Se enfrentará a Awkwafina, Cate Blanchett, Beanie Feldstein y Emma Thompson. La cruz la ha dado la animación, donde se han olvidado de las dos opciones españolas: Klaus y Buñuel en el labertinto de las tortugas.

Todos contra Netflix

Lo que han dejado claro en la Asociación de Prensa extranjera de Hollywood es que este año ha sido de Netflix. Tres de sus películas son finalistas al premio al Mejor filme dramático. Se trata de El irlandés, Historia de un matrimonio y Los dos papas - la gran sorpresa de las nominaciones-. Las dos primeras son favoritas, especialmente el filme de Scorsese, con cinco candidaturas, aunque con el sabor agridulce de no tener a Robert De Niro nominado como mejor actor. Sí lo están Pesci y Pacino, que como secundarios se las verán frente a Tom Hanks, por A beautiful day in the neighborhood; Brad Pitt, por Érase una vez en Hollywood y Anthony Hopkins, por Los dos papas.

Por su parte, Historia de un matrimonio se lleva el honor de ser la más nominada con seis candidaturas en estos Globos de Oro, pero perdiendo la de Mejor dirección, lo que demuestra que no ha terminado de calar el trabajo de Baumbach. Sí que consigue ser mencionada en Película, Guion, Actor y Actriz dramática, guion, banda sonora y Actriz secundaria para la favorita Laura Dern, que se las verá con Annette Bening, por The report; Kathy Bates por Richard Jewell; Margot Robbie, por Bombshell y Jennifer Lopez, por Estafadoras de Wall Street.

Las tres producciones de Netflix se enfrentarán con la gran favorita si no quieren premiar a la plataforma: 1917, de Sam Mendes -que también consigue nominación como director y para su banda sonora-; y Joker, olvidada en los premios de la crítica pero que remonta al conseguir optar a Mejor drama, Mejor actor, Mejor director y Mejor banda sonora.

La otra gran favorita será Érase una vez en Hollywood, de Quentin Tarantino, que se beneficia de competir en las categorías de comedia para optar a cinco Globos de oro: Película, director, actor en comedia o musical (Leonardo DiCaprio), Actor secundario (Brad Pitt) y guion. Sus rivales serán Puñales por la espalda, My name is dolemite -también de Netflix-, Jojo Rabbit y Rocketman. 

Las candidatas a Mejor actriz dramática son la gran favorita Renée Zellweger por el biopic de Judy Garland; Scarlett Johansson, por Historia de un matrimonio; Saoirse Ronan, por Mujercitas; Charlize Theron por BombshellCynthia Erivo por Harriet.

Entre las grandes olvidadas destaca Mujercitas, la adaptación de Greta Gerwig, que no está entre las finalistas a Mejor película, dirección y guion; y Uncut Gems, de los Hermanos Safdie, una de las preferidas por la crítica y que se había colado en todas las asociaciones de críticos pero que aquí se va de vacío. Ni siquiera Adam Sandler logra su ansiada candidatura que tantos esperaban.