Es el gran acontecimiento cinematógrafico de la vuelta del verano, la película más aplaudida por la crítica y la más esperada. Este viernes se estrena en las salas de todo el mundo Joker, el filme de Todd Phillips que ofrece un enfoque totalmente rompedor sobre uno de los antihéroes más icónicos y ha sido premiada con el León de Oro en el Festival de Venecia, pero en Estados Unidos las autoridades han lanzado la voz de alarma ante el riesgo de que la cinta desemboque en altercados violentos.

Noticias relacionadas

Desde el Ejército estadounidense, por ejemplo, ya se ha emitido una alerta interna ante estas situaciones de "tiroteos potenciales" y la Policía de Los Ángeles ha anunciado que sus agentes tendrán "mayor presencia y visibilidad" en las salas. En este sentido, Landmark, una de las grandes cadenas de cines del país, ha prohibido a los espectadores que acudan a ver Joker vestir cualquier disfraz, tener la cara pintada o portar máscaras o armas de juguete.

AMC Theatres, con más de 600 salas por todo EEUU, ha dicho en un comunicado que están "trabajando con las fuerzas del orden" y que su política permite a los miembros de la audiencia ir disfrazada, pero "no permitimos máscaras, pintura facial o cualquier objeto que oculta la cara ... [o] armas u objetos que harían sentir incómodos a otros invitados ".

La preocupación se ha disparado después de que las familias de las víctimas de un tiroteo en Aurora (Colorado), registrado en 2012 durante la una proyección de El caballero oscuros: la leyenda renace y en el que murieron 12 personas, solicitasen a la productora Warmer Bros que dejasen de financiar a políticos que reciben fondos de la Asociación Nacional del Rifle y que no son favorables a legislar para que haya superar más trabas para comprar un arma de fuego.

La compañía emitió un comunicado de respuesta en el que decía: "No se equivoquen: ni el personaje ficticio Joker ni la película respaldan la violencia del mundo real de ningún tipo. No es la intención de la película, los cineastas o el estudio hacer de este personaje un héroe". “La violencia armada en nuestra sociedad es un tema crítico, y extendemos nuestra más profunda empatía a todas las víctimas y familias afectadas por estas tragedias", aseguró el estudio.