Fotograma de 'It: capítulo 2'.

Fotograma de 'It: capítulo 2'.

Cine LA PELÍCULA DE LA SEMANA

El estreno del viernes: 'It: capítulo dos', el payaso gore que nunca debió volver a la gran pantalla

Pennywise vuelve con una película que ofrece casi tres horas de humor, terror y un sinfín de sinsentidos.

Noticias relacionadas

El payaso más temido por todos regresó en 2017 después de la miniserie que quitó el sueño a más de uno en la década de los noventaIt volvió con un villano mucho más violento y temible que convirtió la adaptación de la novela que escribió Stephen King en 1986 en una mezcla entre el género de terror y el gore. El largometraje, que fue todo un éxito mundial y recaudó 700 millones de dólares, narraba la historia de un grupo de niños que se enfrentaban a Pennywise, un payaso que se dedicaba a asesinar a gente, generalmente niños, en el pueblo de Derry.

Ahora los niños se han hecho mayores y han rehecho sus vidas fuera del pueblo que tanto pesadillas les produjo. Todos menos Mike Hanlon, quien se encarga de llamar y reunir a sus antiguos amigos tras confirmar que Pennywise ha vuelto 27 años después. El filme, el cual se estrena este 6 de septiembre en cines, cuenta con un ambicioso reparto. Al ya conocido por su actuación en Stranger Things Finn Wolfhard y a Bill Skarsgård se le suman los nombres de James McAvoy Jessica Chastain como los protagonistas adultos del Club de los Perdedores.

El retorno a Derry significa que los cuarentones "perdedores" tendrán que volver a lidiar con los fantasmas del pasado y con temas que el grupo no había cerrado en su momento. Allí estará el payaso, esperándoles, tratando de matar a quienes casi acabaron con él hace tres décadas.

Tráiler oficial de 'It: capítulo dos'.

Actores desaprovechados

La producción dirigida por Andrés Muschietti lo tenía todo para volver a triunfar en la gran pantalla —y quizá lo siga haciendo, nunca se sabe—. No obstante, los protagonistas podrían ser perfectamente reemplazados por un elenco completamente desconocido. Jessica Chastain, ganadora de un Globo de Oro por La noche más oscura, pasa sin pena ni gloria en una película que dura casi tres horas. De hecho, protagoniza una de las escenas más innecesarias justo al inicio del filme, donde es víctima de violencia de género en unos segundos que rozan el ridículo interpretativo y que aporta nada a la trama de la película.

McAvoy, por su parte, tampoco está exento de una escena que produce verdadera vergüenza ajena en el tramo final aunque su presencia es mucho más notoria en It. Cabe destacar que no todo son malas noticias. Bill Hader en el papel de Richie y James Ransone en el de Eddie ofrecen un toque de humor original que contrasta con el gore del largometraje. Y es que en esta segunda entrega hay más monstruos, más violencia y más tensión que hacen de It: capítulo dos, pese a todos sus peros, la película de terror comercial más esperada del año.