Almodóvar, Amenábar… o Buñuel: ¿Qué película española debería ir a los Oscar?

Almodóvar, Amenábar… o Buñuel: ¿Qué película española debería ir a los Oscar?

Cine cine español

Almodóvar, Amenábar… o Buñuel: ¿Qué película española debería ir a los premios Oscar?

'Dolor y Gloria', 'Mientras dure la guerra' y 'Buñuel en el laberinto de las tortugas' son las finalistas. Sólo puede quedar una.

Noticias relacionadas

Han pasado casi 15 años desde que Gwyneth Paltrow dijera con su perfecto español estudiado en Calatrava que el ganador del Oscar a la Mejor película de habla no inglesa era Alejandro Amenábar por Mar Adentro. Desde entonces no sólo es que no hayamos tenido una victoria en esa categoría, sino que no hemos olido ni las nominaciones. Tampoco nos ha ido mejor pasando el primer corte, ya que sólo dos películas han superado la primera criba, Y también la lluvia Volver. Ni siquiera películas acogidas con júbilo en festivales como Volver o Verano 1993 lo consiguieron.

Este año hay mimbres para romper la maldición, y es que en la terna finalista para representar a España en los Oscar hay dos ganadores del premio -Pedro Almodóvar y Alejandro Amenábar-, y una película de animación cuyo protagonista es otro ganador del galardón, Luis Buñuel. Tres nombres de prestigio internacional que han formado una terna muy interesante. Pero, ¿cuál sería la mejor opción para ir a Hollywood? Analizamos los pros y contras de cada una de las finalistas.

‘Dolor y Gloria’

Pros

Pedro Almodóvar: Este es su mayor pro. Almodóvar es una marca internacional, un director querido, reconocido y admirado que desata pasiones en Hollywood. Todos los actores le nombran y todos quieren trabajar con él, por lo que no tiene que darse a conocer en la industria, sino que todos conocen su nombre y eso siempre puntúa.

Fotograma de Dolor y Gloria, la película de Pedro Almodóvar.

Fotograma de Dolor y Gloria, la película de Pedro Almodóvar.

Recibimiento en Cannes: La película ya ha sido testada ante crítica y público internacional y el resultado es inmejorable. En Cannes, aunque se fuera sin la Palma de Oro, fue una de las obras con mejores comentarios y todos alaban la honestidad de su propuesta y que es uno de los mejores trabajos del director español. Una respuesta que se ha repetido allí donde ya se ha estrenado.

Distribución asegurada: Sony Pictures Classics tiene los derechos del filme en EEUU, y eso asegura la distribución y la campaña de promoción necesaria para dar a conocer Dolor y Gloria. Además, se sabe que la empresa realizará un empuje fuerte para intentar que la película se cuele en otras categorías, especialmente la de Mejor actor, donde muchos dan como un posible nominado a Antonio Banderas.
Banderas y Penélope. Los actores son dos grandes bazas de la película. Son dos estrellas de Hollywood, y están espléndidos en el filme. Ellos serán los grandes embajadores para que Dolor y Gloria esté nominada.

Contras

Pedro Almodóvar: Su pro también es su contra, y es que la filmografía de manchego está tan llena de obras maestras que muchos establecerán comparaciones. El comentario de ‘no es tan buena como ‘Hable con ella’ puede ir a la contra.
Descubrimiento. Últimamente a Hollywood le encanta encontrar nuevos talentos en esta categoría. El año pasado ganó Cuarón, sí, pero antes se rindieron a obras como Una mujer fantástica, El hijo de Saúl o Ida, que colocaron a sus directores en la órbita internacional. Pedro Almodóvar ya tiene dos Oscar, y puede que la ‘sorpresa’ en Hollywood de otros nombres como Bong Joon-Ho le gane la carrera.

Karra Elejalde, como Unamuno en 'Mientras dure la guerra'.

Karra Elejalde, como Unamuno en 'Mientras dure la guerra'.

‘Mientras dure la guerra’

Pros

Un Oscar: Alejandro Amenábar no es un desconocido de Hollywood. Ya tiene un Oscar y fue tentado varias veces para irse a rodar grandes producciones. Además ha rodado en inglés tres películas. Los otros, con Nicole Kidman; Ágora, con Rachel Weisz; y Regresión, con Emma Watson, así que su nombre también es una buena marca de presentación.

El toque de Spielberg: El cine de Amenábar siempre tiene un virtuosismo que encandila. Sabe como manejar la cámara y siempre tiene ese toque que ha hecho que en sus comienzos muchos le compararan con Spielberg. Un estilo que puede ser de consenso para todos los académicos.

Contras

Muy española: La historia del enfrentamiento de Unamuno y Millán Astray es eminentemente española, y mientras que a todos nuestros académicos les emocionará ya que ya la conocen, puede que los de EEUU no sepan quiénes son esos dos personajes y su historia les parezca lejana.

Sin presencia en festivales: En los últimos años casi todas las películas finalistas y ganadoras han pasado por Cannes o Venecia, algo que no cumple Mientras dure la guerra, que competirá en San Sebastián.

Ramón Acín y Buñuel en un fotograma de la película de animación.

Ramón Acín y Buñuel en un fotograma de la película de animación.

‘Buñuel en el laberinto de las tortugas’

Pros

Auge de la animación: La animación está en plena ebullición, especialmente la internacional. Todos los años unas cuantas joyas de fuera de EEUU se cuelan en los Oscar en la categoría de Película animada, y Buñuel suena como una de las candidatas con más fuerza este año, así que podría extender este ‘momentum’ para hacerse notar en categoría de Película de habla no inglesa, donde ya estuvo nominada Vals con Bashir.

Gkids: La distribuidora de The breadwinner o La canción del mar es quien ha comprado los derechos de Buñuel en el laberinto de las tortugas para su estreno en EEUU, donde en su llegada a unas pocas salas ha obtenido unas críticas estupendas. Tener asegurada la distribución y una empresa que conoce los mecanismos de la carrera por el premio es fundamental.

Buñuel: Puede que Salvador Simó, el director del filme, no sea tan conocido, pero a cambio tiene el nombre de otro director que sí que es internacionalmente adorado, el de Luis Buñuel, protagonista de la película.

Contras

Más pequeña, menos nombre: Es una película más modesta que sus competidoras y no tiene un director que haya trabajado en EEUU, lo que puede ir en su contra. También su presencia en la carrera por la nominación en la categoría de animación puede hacer que los académicos separaran sus votos en favor de otros países.