Venecia sigue echando un pulso a Cannes. Si este año el festival francés anunciaba una sección oficial redonda, de altura, llena de nombres y con grandes títulos, su rival italiano no se ha quedado atrás. El año pasado fueron ellos los que de la mano de Netflix se llevaron la película más esperada del año, Roma, y este se han asegurado la presencia de estrellas con una selección sorprendente que junta grandes títulos en inglés con los mejores autores europeos.

Noticias relacionadas

Lo más comentado y lo que más ha sorprendido ha sido la presencia en la Sección oficial a concurso de Joker, de Todd Phillips, se trata de la primera película de superhéroes que compite en un festival de primera, y ya han anunciado que no dejará a nadie indiferente. Con su entrada en liza se aseguran también una de las alfombras rojas más potentes con Joaquin Phoenix y Robert De Niro al frente del reparto.

Otro de los nombres que se esperaba y que arrastrará a más estrellas es el de Steven Soderbergh, que de la mano de Netflix ha realizado The Laundromat, un filme sobre los papeles de panamá que llevará al Lido a Meryl Streep y nuestro Antonio Banderas. La sección oficial ha sido un no parar de grandes nombres de directores. Por Venecia pasará James Gray de la mano de Brad Pitt y su epopeya espacial, Ad Astra y el esperadísimo regreso de Roman Polanski, que seguro que estará lleno de polémica.

Otro regreso será el de Olivier Assayas. El director francés volverá después de triunfar el año pasado, esta vez con Penélope Cruz al frente de Wasp Network. También se verán The verité, la primera película fuera de Japón de Kore-Eda, la autobiográfica Marriage Story de Noah Baumbach, Ema, de Pablo Larraín y Waiting for the barbariens, la adaptación de Ciro Guerra de la novela de Coetze que llevará a Venecia a Robert Pattinson.

Banderas y Cruz serán la presencia española en Sección oficial, pero no será la única. Pedro Almodóvar recibirá el León de Oro por toda su carrera, y en la sección paralela Orizzonti se podrán ver otros dos títulos españoles. Madre, de Rodrigo Sorogoyen, que con su cuarta película salta de San Sebastián a Venecia con Madre, la versión en largo de su corto nominado al Oscar. Estará también Oskar Alegria con Zumiriki, definida en la rueda de prensa como el filme más inclasificable de la sección.