La actriz Sarah Jessica Parker, una de las protagonistas de la serie Sexo en Nueva York, ha clamado contra los "incontables" casos de hombres que se comportan de manera "inapropiada" en las producciones cinematográficas y televisivas. En una entrevista en el programa Fresh Air de la cadena NPR, la intérprete ha revelado que fue acosada sexualmente por "una gran estrella del cine", aunque no dio a conocer su identidad.

Noticias relacionadas

"No importa lo abierta de mente que yo fuese. Independientemente del papel que yo tuviese, no me sentía en la misma posición de poder que ese hombre que se comportaba de manera inapropiada", ha señalado Parker. El incidente no se resolvió hasta que le confesó la situación a su agente y este amenazó con abandonar el rodaje. "No me sentía capaz de transmitir lo incómodo que todo aquello era para mí, lo inapropiado que era", ha dicho.

"Horas después, todo cambió. Mi representante le dijo [a la estrella de Hollywood]: 'Si esto continúa, le compro un billete de salida de esta ciudad [donde estaba rodando] y no volverá'", ha confesado Parker, que se limitó a cumplir con su contrato. "No tuve que escuchar chistes sobre mí o mi figura o sobre lo que la gente pensaba que podían convencerme para que hiciera. Eso se terminó".

La actriz también se ha manifestado sobre el impacto del movimiento MeToo: "No fue hasta hace seis u ocho meses cuando comencé a darme cuenta de las incontables experiencias de hombres comportándose mal, de forma inapropiada. No sé por qué no fui más valiente o por qué no me afectaron más algunas de estas cosas que conocía, de las que estaba en el extremo receptor".