De nombre imposible y físico imponente (mide más de dos metros), Florien Henckel von Donnersmarck entró en el cine europeo como un torbellino cuando presentó la contundente La vida de los otros, la radiografía de un agente de la Stasi que ganó el Oscar a la Mejor película de habla no inglesa. El filme le puso en el radar de todos, hasta de Hollywood, que le fichó para The tourist, aquel remake ridículo de un filme francés con el que se jugó su prestigio.

Noticias relacionadas

Ha tardado mucho en volver a rodar, pero ha vuelto por la puerta grande y a un terreno que conoce a la perfección, el del drama histórico basado en hechos reales de su país, Alemania. La sombra del pasado estuvo nominada al Oscar a la Mejor película de habla no inglesa, y cuenta la historia de un artista traumatizado por el asesinato de su tía por los nazis, que se reencontrará con su pasado en una Alemania dividida.

La película se basa de alguna forma en la vida del pintor Gerhard Richter, ¿cómo ha sido ese punto de partida?

Llevaba un tiempo buscando hacer una película sobre la creatividad humana, y un aspecto q encuentro fascinante cómo usan sus experiencias traumáticas para hacer arte. Primero pensé que podría encontrarlo en el mundo de la ópera, me encantaba la idea de un compositor viviendo en un pequeño apartamento con problemas económicos, de salud, de amor… y cómo convertía eso en hermosas arias, esa era la idea original. Pero quería que la historia tuviera raíces en algo de verdad, y no encontraba nada. Busqué en la vida de los compositores de ópera y no había nada así. Un día escuché, de un periodista, una historia sobre Gerhard Ritcher, porque se sabía que tenía una tía que fue asesinada por esquizofrénica por los nazis.

Fotograma de La sombra del pasado.

Lo que no se sabe es que la mujer con la que se casó Richter tenía un padre que fue doctor de las SS y que realizó decenas de esterilizaciones, y dije, este es el tema: la historia de un artista traumatizado por la pérdida de una tía que vive bajo el mismo techo de la persona que creó ese trauma sin que lo sepa. Y él todo lo que tiene es arte, y me gustaba ese elemento de Richter, pero sólo cogí esos elementos, porque hablé con muchos artistas en preproducción y él fue uno de los más generosos hablamos mucho de su juventud, me dejó grabar las conversaciones…

Dice que el arte se basa en experiencias traumáticas, ¿en cuáles se basa el suyo?

Cualquier cosa que creemos sólo puede estar basado en nuestras experiencias. Cuando escribes un artículo también lo haces. Hace poco leí un libro de un filósofo indio que decía que las cosas que más temes es porque te han pasado a ti, y me pareció interesante, porque yo tengo miedo a cosas que nunca me han pasado, como tiburones, y nunca me ha mordido uno. Y el filósofo dijo, de alguna forma sí has sido mordido por uno, porque el miedo a los tiburones significa el miedo a estar fuera de tu elemento y a ser atacado por alguien que en ese elemento tiene más poder que tú. Obviamente todo lo que me interesa contar, especialmente si escribes tus guiones, son cosas que has experimentado o que si no lo has hecho empatizas con ello.

He leído que una de las inspiraciones de la película fue Elia Kazan, ¿por qué?

En su autobiografía había un pasaje en le que hablaba de su relación con genios del mundo del arte y decía que encontraba que Tenesse Williams,. Marlon Brando… que todos los genios tienen una costra que les ha hecho la vida en su niñez. Es una buena metáfora, porque si la costra no se ha formado todavía, la herida está abierta, pero en cuanto ya se ha formado ya puedes hacer arte de eso. De una herida grande hay una costra grande y haces arte, pero si esa herida se abre de nuevo no podrás hacerlo porque estarás demasiado frágil. Así entiendo yo la vida de los artistas, miro en la herida que ha creado esa costra.

No entro en una historia pensando que quiero que sea política, no las encuentro interesantes por eso, pero cuando las hago muestran mis convicciones

La película comienza con la exposición de arte degenerado de los nazis y reflexiona sobre el poder del arte, ¿cuál cree que es su poder ahora mismo, tiene que ser político?

No creo que tenga que ser político… no entro en una historia pensando que quiero que sea política, no las encuentro interesantes por eso, pero cuando las hago muestran mis convicciones. No como un predicador, sino que si la cuentas de forma honesta, la gente va a poder ver cuáles son esas convicciones. Pero no importa de lo que hables, porque si eres alguien que piensa mucho en política, en la sociedad… eso va a salir de alguna forma aunque hagas una película de ciencia ficción.

Sus películas, excepto su incursión en Hollywood con The tourist, hablan del pasado de Alemania, su país. ¿Cómo de importante es recordarla historia para no repetirla?

Sí, sí, es así, es muy importante. De hecho creo que el gran error que nos está pasando, y se incrementa desde hace cinco años, es que la gente que está en el poder no tienen sentido de la historia. Es problemático cuando ves al jefe de los EEUU es un hombre de negocios que no tiene sentido de historia. En Alemania tenemos un jefe de gobierno que es un físico sin conocimiento de historia. Su falta de cultura contribuye a crear problemas, y debe haber aun cambio de curso en los políticos para que eso no pase. Hay señales, si observas ciertos grupos de países de que esto está pasando, y los políticos tendrían que estar al tanto de ello no sólo para ganar elecciones sino para evitar cometer calamidades.

Creo mucho en el individuo, en la libertad individual, no en lo colectivo, me asusta cada vez que veo que la gente quiere cambiar sus convicciones por lo que perciben que es correcto

¿Cree que vivimos actualmente en una dictadura de lo políticamente correcto?

Sí, no sé mucho sobre España en concreto, pero es un problema en Alemania también. Todo tipo de pensamiento grupales un problema masivo. Creo mucho en el individuo, en la libertad individual, no en lo colectivo, me asusta cada vez que veo que la gente quiere cambiar sus convicciones por lo que perciben que es correcto para el grupo al que pertenecen, es un mecanismo peligroso. Lo veo en todos los sitios, en cuanto se forman esos grupos de pensamiento hay un deseo a pertenecer a esos grupos y adoptar sus comportamientos y es una forma de sobrevivir que está en el comportamiento humanos que nos lleva a problemas, porque esos comportamientos grupales se mueven por ideología, y si alguien del grupo decide ir en contra de otro grupo es el fin, y eso me lleva al poder del arte de nuevo, porque el arte es siempre sobre experiencias personales,las tuyas y la de lo que siente el que ve, por ejemplo, una pintura en El Prado.