Mariano Barroso, el presidente de la Academia de Cine de España, llevaba meses dejándolo caer. Hablaba de fronteras difusas, de formatos cada vez más cercanos y en un par de entrevistas soltó la bomba: los Goya plantarían la posibilidad de que las series de televisión entraran en sus premios. Esto haría que se aumentara el número de galardones a entregar, que la Academia tuviera que reformularse para que entraran otro tipo de miembros y, en definitiva, un buen giro de todo lo establecido hasta ahora.

Noticias relacionadas

El cambio, de momento, no se va a realizar y los Goya seguirán como estaban, al menos durante el próximo curso. La Academia ha mandado un comunicado explicando que “tras un debate interno que se ha prolongado a lo largo de varios meses, la institución ha descartado la inclusión de las series en los premios”.

La Junta Directiva de la Academia, se reunió este lunes y decidió “por unanimidad mantener el sistema actual respecto a las producciones que podrán aspirar a los Premios Goya, descartando así la inclusión de producciones televisivas”. Tampoco han cambiado su normativa de cara a las películas producidas por plataformas. Tendrán que pasar por salas en los requisitos actuales que marquen las bases. Esto no es ningún impedimento para Netflix que con sus películas realiza estrenos técnicos para poder optar a los galardones.

Pese a la negativa, la Academia de Cine sigue apostando porque la televisión y el cine caminen juntos, y por ello en su comunicado “anima a todos los agentes interesados (canales, plataformas, productoras, etc.) a unir esfuerzos de cara a potenciar los premios o reconocimientos anuales ya existentes” y anuncia que se “reunirá próximamente con la Academia de Televisión para transmitirle una propuesta de colaboración”.