Por qué se llaman ‘Goya’ y otras curiosidades de los premios del cine español

Por qué se llaman ‘Goya’ y otras curiosidades de los premios del cine español

Cine Premios Goya 2019

Por qué se llaman ‘Goya’ y otras curiosidades de los premios del cine español

El sábado se celebra la 33 edición de los premios Goya. Aquí una lista para parecer un experto y saber todos los datos clave.

Noticias relacionadas

Este sábado se celebra la gala de los Goya. El cine español celebra su fiesta anual en la que elegirá la mejor película del año. Lo hará en Sevilla, con Andreu Buenafuente y Silvia Abril como maestros de ceremonias y sin el presidente Pedro Sánchez, que no acudirá en su primer año en el poder a la gala.

Para parecer un experto en los premios y llegar al sábado con toda la información necesaria para presumir con los amigos mientras se disfruta de la gala, aquí os dejamos diez curiosidades que hay que saber para, al menos, aparentar ser un experto en los premios del cine español.

¿Por qué se llaman Goya?

La eterna pregunta, ¿por qué el premio cinematográfico español por excelencia tiene el nombre de un pintor? La respuesta está en los orígenes del galardón y de la propia Academia de Cine. Buscaban un nombre corto, fácil de memorizar y que hablara del arte español. Se pensó en Premios Lumiére, pero sonaba demasiado francés, y también se sugirió el de Buñuel, que también se descartó por ser una persona demasiado contemporánea.

Aparte de ser un pintor mundialmente conocido y representativo de la cultura española, Goya resultaba un nombre corto y semejante a los de los Oscar o César

Cuando el término ‘Premios Soles’ estaba a punto de ser elegido, el director artístico Ramiro Gómez propuso el de los Goya, como explica la web de la Academia: “El argumento elegido para justificar esta decisión era que Goya, aparte de ser un pintor mundialmente conocido y representativo de la cultura española, resultaba un nombre corto y semejante a los de los Oscar o César que existían en Estados Unidos y Francia. Propuesto en Asamblea, los académicos se enzarzaron en una nueva polémica, zanjada a la postre por Gómez, quien recordó a los asistentes que Goya había tenido un concepto pictórico cercano al cine y que varias de sus obras más representantes tenían casi un tratamiento secuencial”.

El tamaño del cabezón

La escultura actual, que se mantiene desde la cuarta edición, la de 1990, es obra de José Luis Fernández, es de bronce y pesa casi tres kilos. Antes, el busto lo diseñó Miguel Berrocal, y su peso era de 15 kilos y era una escultura desmontable que combinaba el busto del pintor Francisco de Goya con una cámara cinematográfica. La estatuilla venía acompañada de una insignia de los Goya, que podía quitarse y usarse como pin.

Pedro Almodóvar dedica su premio al Príncipe Felipe.

La más premiada

Mar adentro, de Alejandro Amenábar, sigue ostentando el récord de ser la película con más premios Goya en su haber. 14 premios de las 15 nominaciones a las que aspiraba. Sustituyó a la hasta entonces invencible, ¡Ay, Carmela! (1990), que se llevó 13.

Y la más nominada es...

Ninguna de las más premiadas tiene también el récord de haber sido la más nominada de la historia. Ese logro se lo queda Días contados, el filme de Imanol Uribe que en 1994 sumó 19 nominaciones de las que se llevó ocho cabezones. Le siguen La niña de tus ojos y Blancanieves con 18. Tras ellas Belle Époque y La isla mínima con 17.

El extraño honor de ser el filme más premiado sin llevarse un simple premio a casa lo tiene Átame, la obra de Pedro Almodóvar, que no fue capaz de materializar ninguna de sus 15 candidaturas.

Zapatero en el recibimiento oficial a los ganadores del Goya.

Zapatero en el recibimiento oficial a los ganadores del Goya.

Hay un presidente en la gala

Mientras que en otras galas, como la de los premios BAFTA o los César, es normal ver a altos cargos de la política o incluso de la realeza en la gala, aquí sólo una vez ha habido un presidente en la ceremonia. Fue José Luis Rodríguez Zapatero en 2005, que once meses después de haber sido elegido presidente acudió haciendo historia. Se esperaba que Pedro Sánchez siguiera sus pasos, pero ha preferido ir a un mitín en Zaragoza.

Cumpleaños feliz

La Casa Real también acudió una vez a la gala de los Goya. Fue en el año 2000 cuando el príncipe Felipe se presentó en la ceremonia. Lo hizo, además, el día de su cumpleaños, algo que aprovechó el triunfador de la noche, Pedro Almodóvar, para regalar uno de los momentos históricos de estos premios, ya que al recoger el galardón a la Mejor dirección le amenazó con cantarle el cumpleaños feliz como Marilyn, a lo que la platea contestó entonando la canción.

El actor más nominado

Antonio de la Torre ya suma 13 candidaturas, y eso que todavía tiene años y años de carrera por delante. En varias ocasiones, como este curso, ha logrado hasta hacer doblete de nominaciones y optar al premio al Mejor actor y al Mejor actor secundario. Sólo ha ganado uno, aunque todo indica que esta vez se llevará el segundo. Le sigue en la lucha Eduard Ferández, que con 11 candidaturas ha materializado dos.

Bardem, rey de los Goya

A pesar de su éxito en las nominaciones, ni De la Torre ni Fernández tienen el récord de ser el más galardonado. Eso le corresponde a Javier Bardem, auténtico rey de los Premios Goya con cuatro premios al Mejor actor protagonista, uno al Mejor actor de reparto y otros dos como productor de documentales. En la categoría femenina dos mujeres se llevan la palma. Carmen Maura y Verónica Forqué, ambas con cuatro.

Ni esos siete de Bardem son suficientes para vencer a otros triunfadores como Alejandro Amenábar, que tiene ocho Goyas (tres como mejor director, cuatro como mejor guionista, uno a la mejor música original y uno como productor ganador del premio a la Mejor película), los nueve del especialista en efectos especiales Reyes Abades y los diez del compositor Alberto Iglesias.

Unos premios castizos

En sus 33 ediciones (contando la de este año), sólo en dos ocasiones la ceremonia se ha celebrado fuera de Madrid. La primera, en Barcelona, en el 2000. La segunda la de este 2019 que llegará a Sevilla.