Rodrigo Sorogoyen en el rodaje de Madre.

Rodrigo Sorogoyen en el rodaje de Madre.

Cine Entrevista

Rodrigo Sorogoyen, el director español que roza la nominación al Oscar

Con su última película, 'El reino', ha triunfado en los Feroz y tiene 14 nominaciones a los Goya. Con su corto 'Madre' está entre los 9 prefinalistas al Oscar.

Noticias relacionadas

La carrera de Rodrigo Sorogoyen ha presentado un ascenso tan rápido que en apenas tres años ha pasado de ser casi un desconocido por el público a uno de los realizadores más prometedores de nuestra industria. Sorprendió con Stockholm, di un golpe en la mesa con Que dios nos perdone y se atrevió a poner los puntos sobre las íes a la corrupción en El reino, la película con la que ha arrasado en los Premios Feroz y que es una de las favoritas a los próximos Goya con 14 candidaturas.

Cuando alguien entra en esa dinámica, uno se pregunta cuál será el siguiente paso. Dónde dará el siguiente mortal. Qué proyecto, cada vez más ambicioso, llamará la atención de Sorogoyen y de su coguionista, Isabel Peña, con la que siempre escribe a cuatro manos.

En un movimiento raro en nuestros directores, entre Que dios nos perdone y El reino rodó un corto, Madre, que le ha llevado a la puerta de los Oscar, donde se encuentra entre los nueve finalistas de los que el martes quedarán solo cinco. Para completar el movimiento, su próximo filme será la continuación de este trabajo en forma de largometraje y de forma mucho más íntima que sus últimos proyectos.

Sorogoyen y Marta Nieto en el rodaje de la película Madre.

Sorogoyen y Marta Nieto en el rodaje de la película Madre.

¿Nervioso?

Con los Goya... hace dos días no, pero cuando se hace presente como ahora sí. En mi casa no, estoy currando, pero en las entrevistas o cuando te preguntan pues sí.

¿Y con los Oscar?

Mucho más, sí. Mucho más.

Cómo fue lo de pasar el corte, no sé si lo esperabais, estabais pendiente ese día...

Yo no sabía ni que era ese día, y yo voy de gafe, así que me dediqué a otras cosas, aunque estaba en la cabeza. De repente alguien de mi equipo, María (la productora) seguramente, me llamó y me dijo: hemos pasado. Y desde que ocurrió, pues casi todos los días lo pienso.

Es que eso es otro nivel...

Lo que mas me jode es que no lo controlas, porque aquí en la academia mas o menos lo conoces, no al 100%, pero entiendes que se nomine esto o lo otro, puedes saber un par de Goyas que caen seguro, y aquí ni puta idea, salen 5, es 50% y no sé ni quiénes son.

¿No has buscado quiénes son tus rivales?

No, soy malísimo buscando en internet... joder, soy gilipollas, podía haber buscado los directores y los premios, que me han dicho que hay que fijarse en eso, porque muchos dirán: ha ganado en Sundance, pues le voto, y ahí nosotros vamos mal. Me han pasado cuatro links de cuatro cortos y los he visto.

Antonio de la Torre y Sorogoyen en El reino.

Antonio de la Torre y Sorogoyen en El reino.

¿Y cómo llevas estar en época de Oscar, Goyas y con película nueva en camino?

Lo llevo muy bien, pero soy de dormir poco… Lo que me hace es no estar concentrado en una cosa y no estar nervoso por eso. No me obsesiono con mi peli ni con el Oscar ni con el Goya.

¿Los premios significan algo o sólo engordan el ego?

Depende de la circunstancia, para alguien que está empezando como Arantxa o Celia, para ellas es la hostia, pero si Almodóvar gana un Goya es para engordar el ego, no le vale para nada. Sólo que es bonito que te reconozcan tus compañeros. Yo estoy a medio camino, hay algo de ego y algo de que me vendría bien.

Para alguien que está empezando como Arantxa o Celia, un Goya es la hostia, pero si Almodóvar gana un Goya es para engordar el ego, no le vale para nada

El Reino es la película más nominada. ¿Pesa la etiqueta?

No…. Yo creo que Campeones va a arrasar, y espero que nosotros nos llevemos unos cuantos.

Si subes este año te tocará hacer discurso político...

Sí que lo tengo pensado, no un discurso político, pero sí algo obviamente. Estoy obligado, creo, por la peli que hemos hecho. Me preguntaba el otro día Thais villa en El Intermedio que qué reivindicaría, y lo pienso y digo: va a haber tanta en favor de la mujer, del me too y de los colectivos y minorías, que a nosotros nos toca más hablar de este tema.

El reino no ha ido bien en taquilla. El vicio del poder tampoco ha funcionado en EEUU. ¿No queremos que nos enseñen la corrupción?

Totalmente, está claro. Lo hablaba con Fesser, que me decía que le encanta la peli, pero que estaba claro que la gente no quería verlo. Antes de hacerla no lo tenía claro, y los productores tampoco, porque si no, no la hacen. Pero entiendo que un ciudadano medio español, que va al cine una vez al mes, lo que no quiere es que le restrieguen cómo nos han engañado, es decir lo tontos que somos.

Entiendo que un ciudadano medio español, que va al cine una vez al mes, lo que no quiere es que le restrieguen cómo nos han engañado, es decir lo tontos que somos

¿Cómo lleva el fracaso un creador?

Estoy mal o bien acostumbrado, según cómo se mire, porque nunca he tenido suerte en taquilla. Y es que la taquilla lo normal es que no funcione. Lo normal es que no funcionen las películas, y más las películas así. Hago la que más me mola, e intento hacer bien mi trabajo, y claro que me encantaría que fueran bien, y espero que alguna vez ocurra, pero es que es una lotería. Dicho esto, creo que luego El reino, si vas a verla, al 90% de la gente le gusta.

¿Harías otra película de corrupción?

Sí, mientras no sea ahora sí.

Material hay, y todo cambia muy rápido. En septiembre en San Sebastián ni te preguntamos por VOX.

Cambia todo muy rápidamente, ahora lo está haciendo… Iba a decir que los cambios son buenos, pero viendo lo que está pasando está claro que no. Es un tiempo de cambio, y espero que si nos unimos y usamos el sentido común, eso nos haga ir hacia el cambio bueno.

Sorogoyen en el rodaje de El reino.

Sorogoyen en el rodaje de El reino.

Ahora ha rodado Madre, un proyecto mucho más pequeño. ¿Hay algo de necesidad en hacer algo más íntimo?

Sí, era necesario, una apetencia. Está el componente del corto, pero había algo de necesidad, y estaba ese argumento. Estamos saturados. Nos ha salido bien la aventura, pero ahora qué hacemos, ¿un thriller más grande?, así que preferí cambiar el tiro. Esta es totalmente distinta, y eso nos encanta, nos excita, y es un riesgo.

¿Falta riesgo en el cine español?

Sí, sí. En el más visible me refiero. Luego siempre hay cineastas y películas que se arriesgan. Hemos perdido que los autores más consolidados se arriesguen.

Hacer un corto cuando ya estás consolidado en el largo es parte de ese riesgo, ya no se hace.

Supongo… hay gente que lo hace, pero es lo que decíamos, falta que los grandes, los consolidados, y aquí entono el mea culpa, lo hagamos. Nos ponemos cortapisas, no nos enfrentamos lo suficiente, y sin quererlo no nos salimos del patrón, y al final Álex de la Iglesia hace siempre la misma, Alberto Rodríguez también, Médem también... y son muy buenas, pero es que miras atrás y dices, joder, es que mira lo que hacía Saura en los años 70.

Falta que los grandes, los consolidados, y aquí entono el mea culpa, lo hagamos. Nos ponemos cortapisas, no nos enfrentamos lo suficiente, y sin quererlo no nos salimos del patrón

¿Tienes la sensación de que la prensa te espera con el palo levantado?

Sí, bueno... depende, es verdad que yo no caigo muy bien. A mí sí, hay autores que caen bien y se es más indulgente.

Con Que dios nos perdone hubo mucha polémica por la escena de la violación...

No hay ninguna violación.

Sabes perfectamente a la escena que me refiero.

Sí, pero no la hay y se enuncia mal.

En el imaginario colectivo ha quedado como una violación, y no sé si te planteaste que fue porque no se contó bien. Cómo viviste ese momento, y esa respuesta que me imagino no te esperabas.

Fue muy frustrante, no se entendía, y claro, eso quiere decir que no estaba bien contado, pero… la gente sigue enunciando mal eso, es que es muy heavy… el otro día en un artículo se volvía a enunciar mal otra vez… ella sube a pedir explicaciones, y se juzga muy rápido, se crean ideas rápido y para el que lo vive es una putada.

Madre tiene un personaje femenino muy fuerte como centro, no sé si es una forma de reivindicarse.

No me guío por esas cosas, aunque hay algo de que sé que me viene bien e intentar demostrarlo. Aura es un gran personaje femenino. A mí no me tengo que demostrar nada en ese sentido.

La Academia es un cuadro, se votan cosas que yo no puedo entender.

¿Cuáles son sus películas españolas favoritas del año?

La de Isaki, Entre dos aguas y Viaje al cuarto de un madre.

Es curioso el caso de Isaki, que está nominado como director y película, pero en nada más. ¿Qué ha pasado entre los académicos?

Es que… un cuadro, la Academia es un cuadro, se votan cosas que yo no puedo entender.

¿Eres académico?

¿Y no ha cambiado en los últimos años la Academia?

En el reflejo de votos, de quién gana... no lo veo, me sigue pareciendo un cuadro. En cosas internas Mariano me parece un gran presidente y en las cosas que hacen y cómo se hacen sí, pero en los votos y en los Goya no lo veo.