Sancho Gracia, Pepe Sancho, Álvaro de Luna y Francisco Algora.

Sancho Gracia, Pepe Sancho, Álvaro de Luna y Francisco Algora.

Cine Ejercicio de nostalgia

Qué fue de la banda de Curro Jiménez: cinco actores que se consagraron con la serie

Curro Jiménez fue la primera gran serie de la Transición española: ahí la historia de un barquero de Cantillana que sobrevive con lo que gana a partir del paso de personas y animales Guadalquivir arriba, Guadalquivir abajo. Sin embargo, un día pierde su trabajo y decide tirarse al monte a hacer justicia poética, convirtiéndose en una suerte de Robin Hood patrio. Forma una banda con otros prendas que se encuentra por el camino y reivindican la figura del bandolero romántico, el chulo a caballo que protege a los débiles.

La serie, emitida en TVE desde 1976 a 1978 y creada por el dramaturgo Antonio Larreta, acogió colaboraciones puntuales de actores como Terele Pávez, Charo López, Eduardo Fajardo, Juan Ribó, Emma Cohen, Bárbara Rey, Florinda Chico e incluso Isabel Pantoja. En Curro Jiménez llegaron a participar figuras de tanto peso como Pilar Miró, Mario Camus, Francisco Rovira Beleta o Antonio Drove.

Los tres bandoleros.

Los tres bandoleros.

Esta ficción -asombrosamente libertaria, irreverente y hasta antisistema para el momento histórico que vivía España- tocó con su varita mágica a Sancho Gracia, Pepe Sancho, Álvaro de Luna -fallecido hoy- y Eduardo García. Juntos formaron la banda, un equipo masculino de irreductibles y carismáticos canallas.

Ojo también a Francisco Algora, que durante la primera temporada fue El Fraile -un cura con problemas que se había tenido que echar también al monte-. Algora nunca encajó en la serie y salió rápido de ella, siendo sustituido por García, El Gitano. Siguió entonces una silenciosa pero consistente carrera en el teatro. ¿Qué fue del resto de sus compañeros? 

Sancho Gracia (Curro Jiménez) 

“Curro Jiménez tenía un sentido moral porque no había más remedio que ponerle una moralidad, pero era un perdedor total”, dijo Sancho Gracia sobre su papel protagonista. El niño que a los 14 años había emigrado a Uruguay para ser mayordomo -y huir de la represión franquista-, había estudiado allí Arte Dramático y había debutado con obras de Shakespeare, Lope, Benavente y Camus, volvió a España en 1963 para trabajar a las órdenes de cineastas como Tamayo o Narros. En cuatro décadas de carrera rodó más de 80 películas, pero su gran boom vino a raíz de la serie Curro Jiménez, en el 76. Ya nunca podría escapar de ese papel, por el que recibió Premio Ondas y TP de Oro al Mejor actor nacional. 

Encarnó como nadie el bandolerismo andaluz del siglo XIX y su cara quedó cosida hasta su muerte a ese personaje inolvidable que derrapaba por la Serranía de Ronda, que destilaba bondad y justicia y que no podía ir a ninguna parte sin su banda. Aunque en ese momento no se interpretó así, en las revisiones de la serie se entendió que aquella ficción promovía la búsqueda de la libertad y de los valores progresistas. Hoy es ya un producto de culto de TVE.

Curro Jiménez.

Curro Jiménez.

Gracia fue considerado durante años uno de los actores más relevantes del cine español. En el 78, cuando acabó la serie, su carrera persistió imparable: hizo 38 películas más, hasta 2011. En 2002 fue nominado a los Goya por la película 800 balas y recibió el premio de la Asociación de Críticos de Nueva York en 2003 por El crimen del padre Amaro. Ojo a sus éxitos televisivos: ahí Los desastres de la guerra, Tango, El regreso de una leyenda (donde volvía a interpretar a Curro Jiménez), Los camioneros o La máscara oscura. Murió en 2012 a consecuencia de un cáncer de pulmón. Cuando se lo detectaron y le pidieron que cancelase la función de esa noche, él respondió: “¿Le está diciendo a Curro Jiménez que tiene cáncer?”.

José Sancho (El Estudiante)

Otro mítico. Apuesto, desafiante, galán, gamberro. Sancho se crió en el teatro y fue impulsado a la fama gracias a Curro Jiménez, donde interpretaba al miembro de la banda El estudiante. Este pelotazo en la cadena pública le abrió todas las puertas, a pesar de largas etapas de sequía laboral. Protagonizó la serie Carmen y familia, donde volvería a reunirse con su compañero Álvaro de Luna, participó en Los negocios de mamá, con Rocío Dúrcal, fue el genial pintor valenciano en Cartas a Sorolla… pero su último papel televisivo de envergadura fue en Cuéntame cómo pasó, donde dio carne y forma al estricto empresario franquista Don Pablo, un gran chute de popularidad y cariño desde 2001 hasta 2008, cuando ya parecía que los focos -y el público- le tenían más olvidado.

En el 97 ganó el Goya por Carne trémula y fue nominado en varias ocasiones por la Unión de Actores y la Academia de Televisión de España por Cuéntame cómo pasó. En 2006 se llevó el premio ACE a Mejor actor por El desenlace. Falleció en 2013 después de una vida intensa y emocionalmente tormentosa de un cáncer de pulmón.

Pepe Sancho, el estudiante.

Pepe Sancho, el estudiante.

Álvaro de Luna (El Algarrobo)

El mítico Algarrobo ha fallecido hoy a los 83 años a causa del cáncer de hígado que padecía. Aunque estudió medicina, comenzó en la industria del cine como especialista y eso le dio la oportunidad de trabajar en Hollywood. Dobló cintas del viejo Oeste en producciones del italiano Dino de Laurentiis y escenas de acción para Kirk Douglas y Tony Curtis en el Espartaco de Stanley Kubrick (1960), y para Anthony Quinn en el Barrabás, de Richard Fleischer (1962).

Como actor dio el salto en la película La máscara de Scaramouche, de Antonio Isasi-Isasmendi en 1963. Ese mismo año aparecía brevemente en El verdugo de Luis García Berlanga. Más tarde trabajaría en numerosos spaghetti western como Joe el implacable o Salario para matar, aunque su intensa actividad cinematográfica se ralentiza a partir de la década de 1970. Fue Curro Jiménez el proyecto que le convirtió en una estrella nacional. Otra de sus series más emblemáticas fue Farmacia de Guardia, donde trabajó con Carlos Larrañaga y Concha Cuetos; sin olvidar sus papeles en Herederos o Águila roja.

Algarrobo.

Algarrobo.

Eduardo García (El Gitano)

El Gitano empezó en la serie como un extra dedicado al cuidado de los caballos (esa era su verdadera profesión), y más tarde comenzó a hacer de doble de Sancho Gracia en las escenas ecuestres, dado que se parecían mucho. Algo más adelante fue promocionado como miembro de la banda, aunque lo suyo era lucirse en escenas de caballo, pronunciando escasas frases. Retomó su personaje en el remake, pero tras el pelotazo de la serie siguió siempre dedicándose a sus animales favoritos.

Algarrobo y El gitano.

Algarrobo y El gitano.