Los extras esperan a hacer su prueba.

Los extras esperan a hacer su prueba. Sergio Méndez Diario de Avisos

Cine Rodajes en España

900 extras canarios para que Rambo sienta las piernas de nuevo

Noticias relacionadas

Rambo nunca muere. Es un héroe de los de antes, duro, de acero. Desde que Sylvester Stallone se pusiera en la piel del héroe creado por el escritor David Morrel en su novela First Blood, el cine siempre ha rescatado su figura. A aquella cuarta entrega que dirigió el propio Stallone le seguirá Rambo: last blood, con la que regresa un personaje que ha regalado frases míticas de la historia del cine.

De hecho, muchos asegurarán que la más famosa de ellas es aquel “no siento las piernas” que, en realidad, nunca dijo Stallone en ninguna de las entregas. Lo que sí salía de su boca en la primera película era “no encuentro sus piernas”, al referirse a las extremidades de un soldado herido. El destino quiso que el humorista Santiago Urralde hiciera una parodia del personaje en el programa Esta noche cruzamos el Mississippi y popularizó una frase que, realmente, no decía Rambo.

Lo más curioso de la nueva entrega es que tendrá mucho sabor español… o mexicano, ya que el director Adrian Grunberg ha escogido a Paz Vega como protagonista femenina, y a Sergio Peris-Mencheta como el villano, pero viendo la sinopsis nadie duda que darán vida a dos latinos: “'Rambo, que está tratando de vivir una vida tranquila en su rancho familia en Arizona, hace equipo con un periodista para encontrar a un grupo de chicas que han sido secuestradas por un grupo mexicano de tráfico de blancas”.

Stallone en la anterior entrega de Rambo.

Stallone en la anterior entrega de Rambo.

Además, el filme que ya ha empezado su rodaje en Bulgaria, se trasladará el próximo mes a Canarias para continuar su filmación. Allí han convocado las pruebas de cásting para encontrar a 900 figurantes que darán vida a extras latinos en la película. Tal como informa Diario de Avisos, las pruebas han supuesto una revolución, y miles de personas se han presentado para intentar salir en la nueva película de John Rambo que estará en Tenerife desde el 12 de noviembre y hasta el 16 de diciembre.

El anuncio para el cásting dejaba claro que se necesitaban “hombres y mujeres con rasgos latinos de entre 18 y 80 años, personas procedentes de México, bailarines con rasgos latinos y hombres muy tatuados, musculados, con bigotes o perillas”, por lo que según explica el periódico canario en la cola se escuchaban muchas bromas y frases con acento mexicano de canarios que querían conseguir su papel.

No es extraño que Hollywood venga a rodar a Canarias, que ya se ha convertido en otros muchos países latinos en filmes como la sexta entrega de Fast & Furious, o incluso en planetas inventados en la nueva película de Star Wars, el spin-off de Han Solo. Esto se debe a que las islas ofrecen los incentivos fiscales más altos de todo el continente europeo, además de presentar un paisaje muy peculiar y tener ya experiencia en rodajes internacionales. En Canarias una superproducción puede ver cómo se le devuelve hasta un 40% del dinero gastado allí, hasta un máximo de 4,5 millones de euros -una de las medidas que quieren cambiar, ya que ese tope hace que sólo vengan a rodar unas cuantas escenas en vez de toda la película-.

La importancia de los incentivos fiscales ha sido fundamental para países europeos que han conseguido convertirse en destinos de rodaje de Hollywood por sus ventajas fiscales. España, por desgracia, sólo tiene a Canarias como punta de lanza, ya que por la insularidad puede ofrecer una deducción mayor que la península, que podría ser plató de Hollywood, pero no termina de conseguirlo, a pesar de que se ha convertido en una de las propuestas culturales estrella de partidos como Ciudadanos.

[Más información: Sylvester Stallone no existe