Una sala de cine vacía.

Una sala de cine vacía.

Cine Nadie en los cines

La bajada del IVA a las entradas de cine no puede con el mundial de fútbol

Ni el descenso del impuesto ni la eliminación de España han conseguido revitalizar la taquilla de los cines

Con España fuera del Mundial los cines respiraban tranquilos. Sin partidos de 11 millones de espectadores la gente volvería a las salas. Los padres y las madres llevarían a los chavales al cine o irían ellos para escapar del calor. Los estrenos acompañaban. Cuatro películas y cada una para un público diferente para rescatar a la gente del sofá de casa. Se estrenaba lo nuevo de Marvel, para los niños y adolescentes; la cuarta entrega de La purga para los jóvenes que devoran el terror, Ocean’s 8 para el público adulto y Luis y los alienígenas para los más pequeños y las familias. Por si fuera poco el jueves llegaba el redoble final: la bajada del IVA a las entradas de cine se publicaba en el BOE y entraba en vigor el pasado jueves.

Los datos provisionales ofrecidos por Comscore han sido un jarro de agua fría, y el top 5 apenas suma 3,6 millones de euros, y sólo una supera el millón de recaudación (Ant-Man y la Avispa). La película que cierra las cinco películas más vistas sólo consigue 100.000 euros, por lo que el top 25 rozará los cinco millones de euros. El cine (con su anuncio de que bajaban las entradas incluida) no ha podido vencer al mundial de Fútbol, que sin España jugando los cuartos también ha conseguido monopolizar las audiencias de viernes y sábado.

El 6 de julio, a las 16 horas comenzaba el Uruguay – Francia que se saldaba con el país vecino en semifinales y 3,7 millones de espectadores. Casi cuatro millones de personas viendola tele, sin ir a las salas, y encima en las dos sesiones donde suelen ir los niños: las dos primeras. La sesión de 20 horas se encontró con otro rival, el Brasil contra Bélgica que reunió a cinco millones de espectadoras y un 47,3% de share. En su minuto de oro, a las 21:52 horas, 7,3 millones estaban pendientes del fútbol.

Ant-Man y la Avispa

El día siguiente no fue mejor. A las 16 horas el encuentro entre Suecia e Inglaterra reunió a 3.649.000 personas. El Rusa contra Croacia a 4.173.000 dos horas después. Otro día de poca asistencia a los cines, que también se vieron afectados por las fiestas del orgullo LGTB de Madrid, que paralizan la capital y centran la oferta de ocio ese fin de semana. Las cifras están muy lejos de la media de recaudación de este 2018, que superaba los siete millones.

Habrá que esperar a la semana que viene para ver si los estrenos de Hotel Transilvania 3 arrastra a todos los niños, y El mejor verano de mi vida o El rascacielos a los adultos. De momento las dos semifinales se juegan entre semana, y el sábado también está libre de rivales, aunque el domingo la final del evento futbolístico convertirá de nuevo los cines en un secarral.

Muchos han visto el vaso medio vacío con estos datos, ya que parece que la sombra de la recuperación está ahí. Al menos se ha terminado la tendencia descendente y de pésimas cifras de los dos pasados fines de semana en los que se lograron, respectivamente, los dos peores resultados del año. Hace 15 días el top 25 sumó 3,58 millones de euros. Siete días después fueron peores, 3,3 millones de total. Menos de lo que películas como Jurassic World: el reino caído o Vengadores: Infinity War recaudaron en su estreno. El IVA al 10% ha perdido su primera batalla frente al fútbol y la televisión. El segundo round empieza en cinco días.