Juan Antonio Bayona en la premiere mundial de Jurassic World: el reino caído.

Juan Antonio Bayona en la premiere mundial de Jurassic World: el reino caído. EFE

Cine Entrevista

Juan Antonio Bayona: “Como cineasta me siento abandonado por Rajoy”

Noticias relacionadas

Era cuestión de tiempo que Juan Antonio Bayona diera el salto a Hollywood. Sus películas españolas cada vez era más ambiciosas, tenían a estrellas internacionales y presupuesto que para nuestra industria son estratosféricos. Su nombre ya sonó para dirigir la última parte de la saga Crepúsculo, y estuvo vinculado a la secuela de Guerra Mundial Z, pero al final ha sido su ídolo, Steven Spielberg, el que le ha elegido para continuar una de sus sagas más exitosas, la de Parque Jurásico.

El realizador de Lo imposible se ha puesto a los mandos de esta secuela que se la ha llevado a su terreno. Es difícil imprimir personalidad a una película de 200 millones de presupuesto, pero él lo consigue y el resultado es ‘una película de Bayona’ con mucho de ese terror gótico que tanto le gusta. Aunque se haya ido a Hollywood no se ha ido sólo. Él siempre ha defendido y luchado por el cine español, y se ha llevado a su productora de confianza, Belén Atienza, además de a Oscar Faura y Bernat Vilaplana como directores de fotografía y montaje. Los dinosaurios de Jurassic World: el reino caído, que se estrenará el próximo 7 de junio en España, tendrán algo nuestro, aunque no se haya rodado aquí como le hubiera gustado por culpa de los bajos incentivos fiscales.

Por si fuera poco el estreno mundial de la película ha elegido Madrid como sede. Hasta aquí ha venido todo el equipo de uno de los títulos más esperados del año, y capítulo previo al desenlace de esta nueva trilogía que inició Colin Trevorrow. Tras un evento pasado por agua, Bayona ha atendido a la prensa en una jornada maratoniana digna de un cineasta que ha hecho historia en nuestra industria al ser el primero en dirigir una superproducción de Hollywood, y encima sin perder su esencia.

Entrevista a J. A. Bayona

Decía hace poco en Málaga que la película tenía contenido político, hay alusiones a la política del miedo, el temor a dejar entrar a lo diferente, el poder de la avaricia… ¿cómo consigue realizar un taquillazo como Jurassic World y hablar de política?

Realmente no podemos considerarla cine político, pero ya en las novelas de Michael Crichton y en las películas de Steven Spielberg hay una inquietud y una intención de reflexionar sobre el mundo en le que vivimos, y creo que Jurassic World: el reino caido es un reflejo de nuestra época, del mundo en que vivimos, es evidente. Es el nudo de una historia, y ahí es donde la incertidumbre se apodera de la historia y ahí es donde juega un papel importante el personaje de Jeff Goldblum, Ian Malcom, que aparece unaa vez mas para recordarnos dónde están las líneas rojas que se cruzan para ofrecernos un mundo jurásico que no habíamos visto hasta ahora.

Es emocionante ver los créditos llenos de profesionales de nuestro cine como Belén Atienza, Oscar Faura o Bernat Vilaplana. ¿Costó mucho convencer a Spielberg de tener un equipo técnico español?

Yo también me emocioné cuando vi los créditos, porque cuando estás metido en el trabajo no tienes distancia para ver las cosas claramente, sólo intentas sacar la historia adelante, pero cuando de repente acabó la película y vi todos esos nombres con la música de John Williams, me emocioné, y dije: vaya, hemos hecho una película de Jurassic. Ha sido muy bonito contar con el equipo y no hubo ningún problema, al revés, se nos ha acogido. A los responsables les gustaban mis películas anteriores, y entendían que ir con mi equipo eran parte del éxito también.

La película es un cuento moral de hadas, donde hablamos de la codicia, de la avaricia, y tenemos hasta una princesa, una torre, y un dragón, y eso me parece muy bonito

A pesar de ser un capítulo de una franquicia, está ese sello de Bayona, ¿cómo consigue uno llevarse una saga como esta a su terreno?

Había una parte del diseño de la historia de Colin Trevorrow que ya iba en la historia. La segunda era casi una historia de una casa encantada y pensó que había mucho de El Orfanato ahí, y me lo dijo cuando hablamos por primera vez, y me llamó mucho al atención. Me gustaba mucho hacer se giro después de volar la isla por los aires. Es una declaración de intenciones, decirle al público: vamos a un sitio donde no hemos ido antes, y se convierte todo en un cuento moral de hadas, donde hablamos de la codicia, de la avaricia, y tenemos hasta una princesa, una torre, y un dragón, y eso me parece muy bonito.

Ayer la premiere mundial de Jurassic World: el reino caído, fue en Madrid, algo histórico para nuestro cine. Cannes lo ha abierto y lo ha cerrado una película española, algo histórico para nuestro cine, y hace poco Penélope Cruz ganaba un César Honorífico, que también es algo histórico. En todos los casos hay algo en común, que el presidente del Gobierno no os mandó un mensaje de enhorabuena o puso un tuit haciéndolo, ¿cómo se siente cuando ocurre esto?

Realmente me siento un poco abandonado por el presidente del Gobierno, que cadaa vez que se produce un éxito reseñable en nuestro cine, como inaugurar Cannes, clausurarlo, que Penélope Cruz gane un César de Honor… pues parece ser que le interesa mucho más el deporte, que me parece bien, porque no hay que quitarle el foco de atención al deporte, pero la cultura es importante, y es evidente que como presidente de todos los españoles debería representar la cultura de todos los españoles, pero bueno, parece que le cuesta más teclear en ese sentido.

Las posibilidades de España como decorado son evidentes, pero sin embargo todavía el Gobierno no se ha dado cuenta del interés industrial que eso tiene

Quiso que se rodara la película en España, pero no pudo ser por los bajos incentivos fiscales. ¿cree que cambiará algo para poder traerla siguiente aquí?

España siempre ha sido un foco importante de cine. Lo fue en los años 60 con las producciones de Samuel Bronston, las películas de David Lean… y las posibilidades de España como decorado son evidentes, mucho mejores que los países de la competencia, pero sin embargo todavía el Gobierno no se ha dado cuenta del interés industrial que eso tiene, ya ni siquiera el interés cultural, es un foco de negocio. Yo lo he visto en Pinewood, en los estudios de Londres. Había miles y miles de trabajadores rodando Jurassic, Los Vengadores, las de DC, Mary Poppins, Dumbo… y todo estaba allí. Eso es un tejido industrial del que se beneficia no solo el cine americano, sino la producción local, que ha subido espectacularmente en inglaterra. Creo que es algo que cambiará porque no tiene sentido, porque como es negocio, y al final el dinero es quien manda, llegará alguien que se de cuenta y aprovechará la oportunidad.

Ya ha tachado la casilla de rodar en Hollywood, no sé si una vez cumplido el sueño no repetirá o la experiencia le ha picado la curiosidad.

Ha sido una muy buena experiencia, he aprendido mucho. Ha sido una primera toma de contacto con lo que es hacer una película de este tamaño, de esta dimensión. Yo repetiría encantado y hasta con otro capítulo de Jurassic.