Fotograma de la película.

Fotograma de la película.

Cine Cine y diversidad

A Disney no le gusta la bisexualidad y la extermina de 'Mulán'

En la nueva versión del clásico, ahora en carne y hueso, Disney cambiará al general Li Shang por uno más rudo que trate mal a Mulán hasta que ella confiese que es una mujer. Sus adeptos extrañan al 'príncipe' bisexual. 

El remake de Mulán se acerca y ya va incubando polémica: esta versión, que pasará del dibujo animado al relato en carne y hueso, ya ha confirmado algunos de los actores elegidos para el elenco. Pero hay una modificación sustancial respecto al cuento de Disney: el general Li Shang será eliminado. Este personaje entrenaba y dirigía el ejército al que Mulán se alista, disfrazada de hombre, para poder ir a la guerra en lugar de su padre enfermo. Se trata de un hombre honesto y valiente en el que impera la cultura del sacrificio y que exige continuamente a sus soldados superación, fuerza, método y cabeza fría para derrotar a los hunos, pero acaba encontrándose con una guerrilla de mequetrefes encantadores, torpes y sin intención bélica.

El Mulán hombre lo decepciona continuamente por ser el más débil del grupo y el general le propone marcharse, pero entonces el pequeño soldado saca fuerzas de flaqueza y va demostrándole todo lo que puede hacer. Así, durante la película, el espectador ve cómo la relación entre el general y Mulán se va estrechando. Forjan una intensa complicidad, un gracioso pique reforzado por las tiranteces de la jerarquía. Mulán termina convirtiéndose en el soldado más raudo e intrépido del ejército y Li Shang se queda prendado de su coraje: más aún cuando descubre que es una mujer. Confirman su amor, pues, y comen perdices.

Fotograma de la película.

Fotograma de la película.

Muchos de los niños que disfrutaron la película a corta edad han entendido, años más tarde, que Li Shang era bisexual y lo han aupado como icono del amor libre: ahí un tipo fascinado por la persona que era Mulán, da igual si en su faceta mujer u hombre. Ahora que se ha anunciado que el mítico personaje no estará en el remake, las alarmas de muchos usuarios han saltado y han agitado las redes sociales: “¿Cómo puede ser que el icono sexual de nuestra generación, Li Shang, no vaya a salir en la nueva película?”.

El sustituto: un 'heterazo'

Le sustituirá Chen Honghui, que desarrollará una función similar, pero ojo: se esforzará en ser mezquino con Mulán hasta que descubra que es una mujer. “Después sus intensos sentimientos de rivalidad se convertirán en algo muy diferente, algo como el amor”, asegura el anuncio oficial del cásting.

La cara enamorada de Li Shang hacia Mulán cuando va consiguiendo sus retos.

La cara enamorada de Li Shang hacia Mulán cuando va consiguiendo sus retos.

Los adeptos a Mulán andan sacando sus propias conclusiones, y en redes sociales se comenta que, probablemente, Disney hizo bisexual a Li Shang “de forma accidental”, por eso ahora no quiere replicarle en el remake. Más cambios a la vista: según ha informado la directora Niki Caro, en esta adaptación no se incluirán ninguna de las canciones del clásico de Disney y el villano Shan Yu tampoco estará, sino que será sustituido por una bruja interpretada por la actriz Gong Li.

Mulán se estrenará el 27 de marzo de 2020, pero ha conseguido decepcionar a los espectadores mucho antes de esa fecha con decisiones como la eliminación de Li Shang: “Descansa en paz, icono bisexual”, le despiden muchos. Con todo, es de recibo recordar que en la última versión de La Bella y la Bestia, también en carne y hueso y protagonizada por Emma Watson, Disney hizo un guiño muy carismático al colectivo LGTB con el relieve del personaje LeFou, el compañero de Gastón, quien se mostraba abiertamente homosexual y abrazaba ilusionado a otro hombre al final de la película.