El actor Pablo Molinero interpreta al protagonista de la serie La peste.

El actor Pablo Molinero interpreta al protagonista de la serie La peste.

Cine Series

El guionista de 'La peste': “Fue un error no incluir al historiador en los créditos”

Rafael Cobos reconoce la torpeza de no haber incluido al historiador en los títulos de crédito y no remunerarle por su trabajo, pero niega que sea un plagio. Adelanta que lo contratará par la nueva temporada.

“Si está enfadado con nosotros, no lo habremos hecho como debíamos”. Al otro lado del teléfono responde Rafa Cobos, guionista de cabecera de Alberto Rodríguez, director de la gran apuesta de Movistar+: La peste. Cobos explica a este periódico que había acordado “verbalmente” con el historiador Francisco Núñez Roldán utilizar una página exacta del libro Vida cotidiana en la Sevilla del Siglo de Oro para un monólogo decisivo, en el que el protagonista aclara que todo en aquellos días era dios. Sin embargo, tal y como ha adelantado este periódico, el profesor jubilado de Historia moderna de la Universidad de Sevilla tiene el asunto en manos de abogados.

Movistar+ ha recibido el burofax del abogado de Núñez Roldán, Víctor López, pero no han contestado al cierre de la edición de este artículo. Fuentes del bufete aseguran que “el plagio existe, pero se va a arreglar”. El historiador ha trabajado con los documentalistas y los responsables del arte de la serie, les ha facilitado sus conocimientos, pero nunca firmó nada que recompensara su aportación.

A pesar de ello, se sorprendió el día que vio en la televisión la promoción de la serie, con un texto que le sonaba demasiado familiar. Confirmó la copia exacta y se indignó. “No hemos actuado como deberíamos haberlo hecho”, reconoce a este periódico Cobos. “Francisco es autor de uno de los textos de cabecera de la serie. Ha estado muy vinculado al equipo. Sólo puedo hablar bien de él y de su trabajo. El protagonista se apellida como él, en su honor. Pero es verdad que siempre es poco”.

Contratado para la nueva

Núñez Roldán publicó en 2004, en la editorial Sílex, dicho libro. Es un magnífico retrato impresionista de la Sevilla del siglo XVI. Cobos reconoce que su investigación en el archivo de Protocolos Notariales de la ciudad -todo lo publicado era inédito- ha sido fundamental en la elaboración del fresco audiovisual. A ello hay que añadir un estilo accesible, tanto como para que una página entera y decisiva se haya colado en una serie de televisión. Otra manera de contar historia es posible.

“Quiero contar con Paco de cara a la asesoría de la segunda temporada de la serie. Nos sentaremos con él y esta vez seremos justos con y le daremos al César lo que es del César. Sólo puedo agradecerle todo lo que ha hecho”, cuenta Cobos, que ha llamado a Francisco para aclarar el malentendido. La solución pasa por “arreglar las cosas que no se hicieron bien en su momento” y llegar a una compensación económica por su trabajo.

Reconocerlo

Núñez Roldán fue recompensado simbólicamente con el apellido del protagonista, pero no sale ni en los créditos de la serie . “Eso no puede ocurrir. Fue un error no incluirlo en los créditos. Una torpeza que asumo. No hay ninguna intención de plagiar. Su texto es maravilloso y contaremos con él para la temporada que viene”, dice el guionista.

A Cobos le gustó el brillante apunte del emérito historiador porque “atomiza muy bien la presencia de dios en todas las cosas vivas y muertas”. Estaba en todas partes, todo era religión. Y la narración de Núñez Roldán resume a la perfección la realidad en la que se encuadra el contexto de la serie. “No tengo ningún problema en reconocerlo, pero no podemos hablar de plagio. Él me dio su consentimiento verbal, pero he aprendido. Pero para la temporada nueva encontraremos un espacio más visible para él”, cuenta con ánimo conciliador e invita a leer la obra, así como La vida en tiempos de Cervantes, de José Manuel Caballero Bonald.