Reese Witherspoon es una de las actrices que más se han involucrado en Time's Up

Reese Witherspoon es una de las actrices que más se han involucrado en Time's Up Reuters

Cine Feminismo y Cine

300 mujeres de Hollywood reúnen 13 millones de dólares para acabar con el acoso

Actrices, productoras, directoras y abogadas se han juntado en la organización 'Time's Up' para que todo lo ocurrido en 2017 sirva como punto de inflexión para una sociedad libre de machismo y abusos.

2017 ha sido el año en el que Hollywood descubrió que había creado, mantenido y ayudado a esconder a monstruos como Harvey Weinstein o Kevin Spacey. Lo que mostraban estos casos no era la existencia de un par de locos sueltos, sino la de un sistema que permitía actitudes machistas, de abuso de poder y de acoso hacia las mujeres constantemente.

La prueba de fuego llegaba ahora, ¿qué iba a hacer Hollywood tras estas revelaciones?, ¿se quedarían parados en sus mansiones o actuarían? Lo primero fue hablar. Todas las mujeres de la industria contaron sus vivencias o se apoyaron unas a otras en un movimiento histórico. Ahora se ha dado un paso más en esa unión, y en que esto sea el primer paso para terminar con todas estas terribles conductas. 300 de las mujeres más poderosas de Hollywood se han juntado para crear una asociación que defienda a todas -no sólo a las actrices, sino también a las trabajadoras de los colectivos más desfavorecidos- para acabar con la desigualdad y los abusos.

La organización se llama 'Time's Up' (El tiempo se acabó) y se anunció ayer con el apoyo de cientos de mujeres de clase trabajadora y una carta abierta firmada por personalidades de la industria del cine como Ashley Judd, Eva Longoria, America Ferrera, Natalie Portman, Rashida Jones, Emma Stone, Kerry Washington y Reese Witherspoon; la creadora de Transparente, Jill Soloway; la directiva de Universal Pictures Donna Langley o las abogadas Nina L. Shaw y Tina Tchen, que han trabajado junto a Michelle Obama.

FILE PHOTO: Harvey Weinstein speaks at the UBS 40th Annual Global Media and Communications Conference in New York

FILE PHOTO: Harvey Weinstein speaks at the UBS 40th Annual Global Media and Communications Conference in New York Carlo Allegri Thomson Reuters

Motivadas por la ira, la indignación y por las ganas de corregir el desequilibro de poder que hasta hace meses parecía incurable, estas mujeres han creado la iniciativa más ambiciosa de la historia para luchar contra el acoso sexual en Hollywood y en cualquier núcleo obrero de todo EEUU. Una iniciativa que han resumido en los siguientes puntos:

- Un fondo de defensa legal, basado en 13 millones de dólares logrados por donaciones, para ayudar a las mujeres menos privilegiadas como cuidadoras, enfermeras, granjeras, trabajadoras en factorías, restaurantes y hoteles para protegerlas de malas conductas sexuales y de las consecuencias de denunciarlo.

- Crear legislación para penalizar a las compañías que toleran el acoso de forma continuada, y para disuadir del uso de acuerdos de confidencialidad para silenciar a las víctimas.

- Impulsar la paridad en los estudios de Hollywood y en las agencias de talento que ya ha comenzado a mostrar esa evolución.

- Una petición para que las mujeres que vayan a las alfombras rojas opinen sobre el tema y creen conciencia vistiendo de negro.

Para explicar a todo el mundo la iniciativa, publicaron una carta abierta en New York Times y La opinión en la que explicaron que era el momento de "la lucha de las mujeres para acabar con esta situación, para escalar en los organigramas y para, simplemente, ser escuchadas y conseguir acabar con los entornos de trabajos dominados por hombres, el tiempo de este monopolio se ha acabado”. Time's up quiere también acabar con una de las críticas que se ha hecho al movimiento Metoo, que ha estado dominado por las acusaciones a hombres poderosos y de gran nivel, mientras que los acosos y abusos a las mujeres trabajadoras habían sido ignorados.

Si este grupo de mujeres no puede luchar por un modelo mejor para otras mujeres que no tienen nuestros privilegios y nuestro poder, ¿quién podrá hacerlo?

Esto se vio en la carta de 700.000 trabajadoras de la industrias de la agricultura que se manifestaban al lado de las mujeres de Hollywood y contaban los abusos que sufrían. Algo que abrió los ojos de las mujeres de la industria para ir más allá y que sus esfuerzos llegaran a mucha más gente. “Si este grupo de mujeres no puede luchar por un modelo mejor para otras mujeres que no tienen nuestros privilegios y nuestro poder, ¿quién podrá hacerlo?, ha dicho Shonda Rhimes, la creadora de Anatomía de Grey. La organización no tienen un líder, sino que está dirigida por voluntarias y grupos de trabajo. Uno de ellos supervisó la creación de una comisión dirigida por Anita Hill que será la encargada de crear un proyecto para acabar con el acoso sexual en la industria del entretenimiento.

Otro de esos objetivos es lograr la paridad en 2020, y para ello ya están hablando directamente con organizaciones y compañías. De hecho, y ya gracias a Shonda Rhimes, han conseguido el compromiso de la agencia de representación ICM Partners para lograrlo. “Hemos llegado a la conclusión de que, maldita sea, todo esto es posible, por qué no debería serlo?", ha manifestado la productora.

Hemos sido aisladas unas de otras. Finalmente nos estamos oyendo, y nos vemos, y ahora nos estamos uniendo en solidaridad con las demás

Otro grupo de trabajo se encarga de asegurar la visibilidad del colectivo de gays, lesbianas bisexualess y gente transgénero para que “no estén excluidas”, ha dicho Lena Waithe, estrella y guionista de Master of none, que dirige ese grupo. Otro está creando una propuesta de leyes para acabar con los abusos y con los acuerdos que han silenciado a las víctimas. Tina Chen es la encargada de esta parte tan importante, y también del fondo para la defensa legal que ha creado la asociación, que está administrado por la National Women’s Law Center’s Legal Network for Gender Equity, y que pondrá en contacto a víctimas de acoso sexual con abogados. Los donantes más importantes han sido Reese Witherspoon, Shonda Rhimes, Meryl Streep, Steven Spielberg, la agencia de talentos ICM, o la empresa William Morris entre otros.

La sororidad ha triunfado y las mujeres de Hollywood se han unido en lo que han calficado como una “oportunidad única de reunirse regularmente y unir esfuerzos con otras mujeres poderosas. En una industria dominada por hombres, solían ser una de las pocas actrices en el set, o una de las pocas escritoras o productoras en una habitación”, pero esto acabará con este Time’s Up que las une más que nunca. "Hemos sido aisladas unas de otras", explicaba Reese Witherspoon. "Finalmente nos estamos oyendo, y nos vemos, y ahora nos estamos uniendo en solidaridad con las demás, y en solidaridad con cada mujer que no se siente vista, para que finalmente se la escuche", zanjaba una de las caras más visibles de esta organización que tiene claro que 2018 será el año en que el dominio de los hombres caiga para siempre.