La La Land, una de las mejores películas de 2017.

La La Land, una de las mejores películas de 2017.

Cine Top Ten

Las mejores películas de 2017

Musicales, thrillers, comedias, dramas, cine español y mucho, mucho cine en este curso que acaba ahora.

Fin de año, tiempo de uvas, campanadas, Ramón García y listas de repaso de lo ocurrido durante los 364 días anteriores. En esta temporada de cine se han vivido momentos históricos, como esa ceremonia de los Oscar con el final más inesperado de todos, una victoria efímera de La La Land para ceder su trono a Moonlight.

Las películas de este año han sido la confirmación de directores jóvenes, pero también la reafirmación de realizadores como Christopher Nolan o Martin Scorsese, que han hecho sus películas más arriesgadas en años. El primero es uno de los favoritos en la próxima temporada de premios, el segundo fue olvidado.

¿Y el cine español? Pues sigue reconciliado con el público, supera de nuevo los 100 millones y regala tres películas que se cuelan en este top ten de lo mejor de los títulos que se han estrenado en nuestro país en 2017.

10. 'The Square'

Ruben Östlund es uno de los autores más interesantes de la actualidad. El sueco lo demostró con su anterior película, Fuerza Mayor, y lo ha confirmado con The Square, la sátira sobre el arte contemporáneo y la falta de valores del hombre moderno con la que ganó la Palma de Oro en Cannes. Un filme afilado e importante que se ve lastrado por sus muchas ambiciones y larga duración. Pero a pesar de todo perdura y regala varias de las escenas más potentes de 2017.

9. 'No sé decir adiós'

Este ha sido el año de los novatos españolas. El hasta ahora desconocido Lino Escalera ha firmado una de las mejores películas de este año con No sé decir adiós, un drama contenido y seco sobre las distintas formas de afrontar la pérdida de un ser querido. No el duelo, si no el proceso anterior, el de ver que alguien que te importa se consume y avanza hacia un destino que parece no llegar. Una película que debería haber tenido más suerte en taquilla y que tendría que reportarle a Nathalie Poza su primer Goya por una interpretación que corta la respiración.

8. 'Okja'

Netflix tenía que estar en esta lista. Han monopilizado la conversación en los Festivales de Cine a golpe de comedia y han dado libertad creativa a nombres fundamentales del cine contemporáneo, como al coreano Bong Joon-Ho, que ha levantado un filme ecologista y anticapitalista en forma de película de aventuras para toda la familia. Un espectáculo que da fuste a la empresa a la espera de que el año que viene estrene su proyecto más ambicioso: lo nuevo de Martin Scorsese.

7. 'Handia'

Tráiler de Handia

Segunda película española de la lista para Handia, de Jon Garaño y Aitor Arregi, parte del equipo creativo detrás de Loreak, una de las sorpresas de hace dos años. Aquí vuelven a demostrar que tienen una sensibilidad especial y atípica en nuestro cine, además de un gusto estético que hace que cada escena sea un placer visual. La historia del gigante de Alzo es mucho más que eso, es la de un país que se resiste a cambiar. Sus planos finales son poesía y de los más bellos de este año.

6. 'Una vida a lo grande'

Alexander Payne ha asumido con su nueva obra su mayor reto. Una película de más presupuesto, con estrellas y efectos especiales. Y el resultado vuelve a ser un tratado en favor del humanismo contra la hipocresía de una sociedad condenada a la extinción y a repetir sus errores. Un filme con la premisa más original del año y una de las cargas políticas más fuertes a pesar de su aspecto inofensivo.

5. 'Dunkerque'

Christopher Nolan es uno de los cineastas más amados y odiados del cine moderno. Sus películas polarizan a la crítica. Molesta su capacidad de hacer blockbuster de calidad, excesivamente efectistas y que piensan en el público. Por eso parecía que su primer filme bélico sería una obra clásica con la que ganar su primer Oscar, puede que logre el premio, pero por sorprender a todos con su filme más arriesgado. Su aproximación al horror del conflicto es una experiencia sensorial, emocionante y hasta agotadora, que usa todos los recursos del cine (especial mención a la utilización del sonido y la banda sonora) para crear sensaciones. Casi sin guion, Dunkerque consigue ser la película menos Nolan, y a su vez la que conjuga menjor todas sus virtudes.

4. 'Silencio'

La religión es uno de los temas preferidos de Martin Scorsese. Siempre aparece en sus películas, pero pocas veces se ha atrevido a convertirlo en el centro de una de sus historias. Con Silencio se lanzó al vacío e incluso escribió el guion basado en la novela de Shusaku Endo. Una reflexión sobre la fe, su ausencia, lo que se hace en su nombre y las consecuencias de imponerla. Contemplativa, exigente y compleja, uno de los trabajos más arriesgados y certeros del director.

3. 'Manchester frente al mar'

Hay películas que duelen. Tanto, que uno no sabe si quiere volver a acercarse a ellas. Manchester frente al mar es una de ellas. Un minucioso, profundo y detallado análisis del duelo con el Kenneth Lonergan ganó el Oscar al Mejor guion original y Casey Affleck el de Mejor actor por su atormentado padre. Su encuentro con Michelle Williams es una de esas escenas que encogen el corazón y uno recordará siempre.

2. 'Verano 1993'

No sé dónde estaba Carla Simón hasta ahora, pero qué suerte tenemos en nuestro cine de haber descubierto una voz como la suya, tan sensible y alejada del sentimentalismo que puebla el cine actual. Su ópera prima, basada en su propia vida, es el mejor debut de un director español en años y la película española más emocionante del año. Todos nos emocionamos viendo la mirada de Frida y cómo se acostumbra a su nueva realidad. Otro estudio del duelo, esta vez desde los ojos de una niña que no entiende lo que ocurre alrededor, hasta que lo hace, y rompe a llorar en el cierre más perfecto que ha dado el cine de 2017.

1. 'La La Land'

El cine se había malacostumbrado a los musicales pop ty a las adaptaciones cinematográficas de obras de Broadway, pero dónde estaban filmes como Un americano en París o Cantando bajo la lluvia, con canciones originales, bailes inolvidables y la magia del cine en cada escena. Damien Chazelle es un enamorado del género, y se nota en cada fotograma de esta obra maestra que empieza con uno de los números musicales más espectaculares de la historia del cine (el virtuoso plano secuencia en la autopista) y acaba con una mirada pesimista sobre una sociedad en la que es imposible conciliar el amor y el trabajo. Divertida, llena de encanto, con canciones inolvidables, hacía tiempo que no se hacía una película como La La Land, y pasará tiempo hasta que la olvidemos.