Imagen del rodaje de Lo siento mi amor.

Imagen del rodaje de Lo siento mi amor. Jau Fornés

Cine Corto Español

¿Mató Jackie a JFK?: la teoría más loca está en un corto de Eduardo Casanova

El director de Pieles ha creado una pieza corta -'Lo siento mi amor'- en la que ofrece una visión políticamente incorrecta de lo que ocurrió aquel 22 de noviembre de 1963.

“Hoy es 22 de noviembre de 1964. Hoy van a matar a JFK, y se va a descubrir cómo fue la historia realmente, no cómo la han querido contar hasta ahora”. A Eduardo Casanova no le gusta hacer sinopsis, sus trabajos hablan por sí solos, pero esta vez se anima para presentar su nueva pieza, que con formato de cortometraje presenta una visión alternativa del asesinato de John Fitzgerald Kennedy.

Una historia para la que es mejor llegar con poca información, pero en la que Jackie tendrá un papel fundamental, igual que un alienígena y un rifle de francotirador, tal como avanza el tráiler que os ofrece EL ESPAÑOL en exclusiva y que avanza la que es su nueva pieza de “un proyecto a largo plazo que se llama ‘Matar al líder’”. “Son piezas que voy a ir rodando a lo largo de los años que hablan de los grandes líderes de la historia, de los males de la historia. Ya rodé uno sobre Fidel Castro y ahora ha tocado uno sobre la historia de los Kennedy”, cuenta el realizador y actor a este periódico.

Lo siento mi amor tráiler

Este corto provocador e irreverente que se llama Lo siento mi amor contará “una historia de amor alrededor de los Kennedy porque me fascina todo lo que les rodea. La conspiración, los engaños con Marilyn, la personalidad arrolladora de Jackie y esa presencia blanca que tenían de cara a los medios de que se querían mucho. Quería contrastar eso con otra historia, que es cuando JFK empieza a investigar sobre extraterrestres, un momento que además coincide con la Guerra Fría, y se llegaban a confundir misiles con objetos volantes no identificados. Él intentó que la CIA revelara esas conspiraciones y no lo consiguió, y justo después de eso le matan y la familia cae en esa especia de maldición”, explica Casanova.

Como ya hizo con Pieles, su debut en el largometraje con el que estuvo en el Festival de Berlín, busca “contar lo que hay debajo del rosa, debajo de ese traje de Chanel”. Un traje que para él es un icono y del que ha querido hacer una relectura. Para ello ha contado con la ayuda de la marca de ropa The Stoat, que ha servido de mecenas para la pieza y que ha dado libertad creativa absoluta para , “a modo de sátira, contar esta historia desde otro punto de vista” “y seguir haciendo las locuras que hacía gracias a marcas que confían en mí”.

La historia del mundo se nos han contado las cosas de forma diferente para que no entremos en pánico y las toleremos

Algo fundamental para este cortometraje es que no tiene miedo a saltar el vacío. “No puedo con las líneas rojas en el arte”, dice el director que cree que estamos dominados por la corrección política y que se siente orgulloso de haber juntado lo mainstream y lo políticamente incorrecto en Pieles, un filme que define como “punk y muy irreverente”, y que se estrenó gracias a Netflix en 190 países al a vez. Aunque ya prepara su segundo largo -que contará de nuevo con Álex de la Iglesia y Carolina Bang como productores- quiere seguir vinculado al mundo del cortometraje, al que “me he dedicado mucho tiempo y no quiero abandonarlo, porque a mucha gente le gusta mi trabajo como director por mis cortos, y quiero hacer un compendio entre historias largas y cortas”.

Eduardo Casanova en una imagen de Lo siento mi amor.

Eduardo Casanova en una imagen de Lo siento mi amor. Jau Fornés

Lo siento mi amor no tiene fecha de estreno de momento. Eduardo Casanova sólo asegura que se estrenará a lo grande y en unas condiciones que aseguren la máxima repercusión y la mejor proyección posible para un trabajo que ahonda en una de sus obsesiones: la política: “Me encanta, me gusta la historia política, los personajes que tienen una necesidad de liderazgo, porque a nivel de escritura eso personajes con una necesidad de controlar a las masas son maravillosos”. Si a esto le sumas la teoría conspiratoria, el asesinato de JFK tenía todo para enamorar a Casanova. “Me gusta mucho la conspiración, porque yo creo que en la historia del mundo se nos han contado las cosas de forma diferente para que no entremos en pánico y las toleremos. La realidad sería horrible”, argumenta.

Ni siquiera sabe de dónde saca el tiempo para rodar cortos mientras prepara su segundo filme y sigue vinculado a Pieles, por la que sigue recibiendo premios, y que “está más viva que nunca, es como mi hijo y todavía necesita mi atención”, aunque esa atención se la hayan llevado durante un tiempo Jackie Kennedy y ese misterioso alienígena.