Ramón Colom, presidente de FAPAE.

Ramón Colom, presidente de FAPAE.

Cine Festival de San Sebastián

El cine español aguanta el tipo en 2017 con un 14% de cuota de mercado

Ramón Colom, presidente de FAPAE, se ha despedido acusando a la anterior Secretaria General, Mabel Klimt, y a productores de conspirar para que se marchara. Ha pedido el fin de las "conspiraciones y las intrigas".

San Sebastián

Noticias relacionadas

La tradicional rueda de prensa de la confederación de Productores Españoles de San Sebastián se ha convertido este año en una carta de despedida llena de acusaciones y dardos envenenados del ya presidente en funciones Ramón Colom, que ha convocado elecciones ante las presiones de miembros de FAPAE, tal como contaba en este periódico y ha vuelto a decir hoy. Ha acusado a su exsecretaria general Mabel Klimt, de favorecer sus intereses particulares en vez de los de la asociación y ha pedido el fin de “las conspiraciones y las intrigas”. Las funciones de Klimt, que ya puso Colom en duda hace meses, han sido una de las declaraciones más polémicas del encuentro en el que siempre se dan los datos del cine español durante los primeros ocho meses del año y que esta vez aprovechó para denunciar "las conspiraciones" que ha habido para echarle de su cargo.

En ese sentido la industria puede quedarse tranquila, la cuota de pantalla se ha mantenido en un 14%, la recaudación ha crecido un 3% hasta los 60,4 millones de euros y los espectadores un 5% hasta los 10,1. Por tanto la meta de los 100 millones que se ha conseguido los últimos tres años parece una realidad cuando todavía quedan estrenos como Marrowbone o Perfectos desconocidos por llegar.

Colom ha dedicado más tiempo a su última estocada que a analizar la situación actual del cine. Ha asegurado que es su última rueda de prensa y ha alertado del “riesgo de que FAPAE desaparezca” por las presiones de sus enemigos, que “han preferido irse a presentarse a las elecciones”. “Quiero que FAPAE siga viva, mi deseo es que siga siendo el interlocutor de aquellos a los que gusta el cine, la televisión y quieren vivir de ello. Pero el cine y la tele no son solo cuentas de resultados, son mucho más, es cultura, identidad”, ha asegurado.

Les digo a los poderosos, que lo importante no es su cuenta de resultados, sino la igualdad de oportunidades

Entre los problemas que ha señalado está la reestructuración que le pidió EGEDA al llegar y por la que despidió a la directora general. Un cambio que según él logró “una fapae menos costosa más ligera, más dúctil”. “En enero de 2014 me encontré con una reestructuración que me estaba esperando, los presupuestos por aprobar y no había suficientes ingresos para cubrirlos. EGEDA me exigió esa reestructuración, sólo era posible con el despido de parte del personal, que exigían las indemnizaciones previstas en su contrato”, ha aclarado y apuntado que se recortó un 40% los gastos de personal.

Ha querido destacar los logros de FAPAE, como el cambio en el modelo de ayudas, la bajada del IVA o la sentencia que les ha dado la razón en cuanto al 5% de inversión obligatoria de las televisiones privadas. “No hemos conseguido más dinero para el icaa, que tendrá ahora que resolver el problema que hay encima de la mesa en 2018, y siento realmente haber aumentado la paz social dentro de fapae. El odio, las imposiciones, las intrigas me las he encontrado en muchos momentos”, se encuentran entre las cosas pendientes.

La democracia acaba en la oscuridad, y para fapae quiero luz taquígrafosy decisiones comunes. He sido conminado para que me vaya. Lo han hecho a las buenas y a las malas. No quieren continuidad de lo logrado, no quieren que se sepa algo, en Cataluña esta es la hora del diálogo, en fapae también lo es, diálogo, pero eliminando intereses que han existido”, ha finalizado mientras denunciaba que actualmente se “privilegia a los privilegiados y otros no levantan la cabeza, de ahí los desequilibrios vigentes. “Les digo a los poderosos, que lo importante no es su cuenta de resultados, sino la igualdad de oportunidades. Unos trabajan mucho, otros no trabajan, hay que conseguir reequilibrar esa balanza. Hay voluntad de cerrar fapae, no lo permitan, la industria necesita una interlocución, que los sectores lleguen a acuerdos. No más cenas, más intrigas, más conspiraciones, donde siempre se oye a los mismos”, ha zanjado.

Una de las asociaciones que más roce ha tenido con Colom, AEC, ha explicado a este periódico que desde su asociación sólo "han demostrado lealtad con las demás asociaciones". "La desafección a FAPAE inició al poco tiempo del inicio de la presidencia de Colom con las salidas de PROA, AMA y Dibus", cuenta a EL ESPAÑOL su presidente, Francisco Ramos. "Para evitar suspicacias me ofrecí a presidir la junta electoral y obtuve 27 de los 36 votos posibles, pero el presidente aceptó una impugnación de la junta directiva improcedente, pues los estatutos no lo permiten, para retrasar a su antojo la junta electoral. AEC no ha querido para mí ni para ninguno de mis socios la presidencia", ha añadido Ramos.

Para el Presidente de los productores catalanes, presente en la rueda de prensa, “ha sido un error despedirse así, aunque pueda estar de acuerdo en muchas cosas”. En este contexto los datos del informe han quedado en segundo plano. Entre ellos que los rodajes de películas se han incrementado un 14% con respecto a 2016 en las mismas fechas (104), pero todavía un 7% menos que en 2015, cuando el número fue de 128 rodajes. Por su parte el presupuesto medio de una película española se ha incrementado ligeramente con respecto a 2016, ya que se sitúa en 1,7 millones de euros muy por debajo del de 2010, cuando se situaba en 3,2 millones de euros.