Emma Stone se ha llevado el Oscar a la Mejor actriz principal por La La Land. Era la gran favorita por su papel de Mia, una aspirante actriz en el mágico musical de Damien Chazelle. Stone ya ganó el premio a la mejor actriz en Venecia y el Globo de Oro por la misma película y se ha impuesto en una de las categorías con más nivel de la noche. 

Noticias relacionadas

Era la segunda nominación de Stone tras la lograda hace dos años por Birdman, de Alejandro González Iñárritu. Hollywood corona a una de sus nuevas reinas y a una de las mejores actrices de su generación gracias a un personaje que rechazó Emma Watson, a quien Chazelle tanteó originalmente. Su química con Ryan Gosling y su encanto han sido sus grandes armas frente a dos enormes interpretaciones, las de Natalie Portman en Jackie, y la de Isabelle Huppert en Elle.