Cine Premios de Cine

'La La Land' mide sus fuerzas en los Globos de Oro

El musical de Damien Chazelle es el gran favorito para arrasar y comenzar con buen pie su carrera por el Oscar.

Noticias relacionadas

El año cinematográfico siempre empieza igual, con la ceremonia de los Globos de Oro. Uno no ha vuelto de las navidades y ya se encuentra con los primeros premios importantes de la temporada. El pistoletazo de salida para dos meses agotadores que culminan con los Oscar a finales de febrero. Los Globos disfrutan con esa etiqueta tan manida de antesala de los premios de la Academia de Hollywood. De hecho, a eso aspiran, a adelantarse a lo que ocurrirá a partir de ahora y convertirse en la fiesta a la que todas las estrellas quieren ir. Por ello nominan a celebrities en categorías menores para que paseen su palmito y suban la audiencia. Rieguen todo ello con mucho champán y notas rancias como esa Miss Golden Globe (que este año serán las hijas de Sylvester Stallone) y el espectáculo está asegurado.

Este año todo parece preparado para que sea la rampa de lanzamiento de La La Land (la ciudad de las estrellas), la gran favorita para cualquier premio este año. Sin rivales en las categorías de comedia, sólo queda esperar a ver qué ocurre en las que compite con las otras dos mejor posicionadas: Moonlight y Manchester frente al mar. Esto es lo que creemos que pasará esta noche.

Mejor película (drama)

Fotograma de Moonight, una de las favoritas.

Fotograma de Moonight, una de las favoritas.

El duelo de la noche. Moonlight Vs Manchester frente al mar. Las dos favoritas de la crítica y nominadas a todos los premios concedidos hasta ahora. En otro año con menos competencia cualquiera sería una justa ganadora. La sorpresa de Barry Jenkins, y el hecho de que sea un drama con la homofobia y la xenofobia como telón de fondo, colocan a Moonlight como favorita y a Kenneth Lonergan y su radiografía del dolor esperando dar un vuelco a las apuestas.

Mejor película (comedia o musical)

La la land. La película de Damien Chazelle no tiene rivales. No ha sido un gran año para la comedia, pero es que además este musical con canciones originales tiene todo a favor. Uno de los premios cantados de la noche. La duda es saber hasta dónde será capaz de arrasar el filme.

Mejor director

Sin duda la categoría más emocionante de esta edición. La más importante en la que se miden las tres favoritas: La La Land, Moonlight y Manchester frente al mar. El musical debería ganar aquí para demostrar toda su fuerza de cara a los Oscar. Si pierde frente a cualquiera de los otros dos títulos demostrará que es más débil de lo que la gente pensaba. A pesar de todo, las apuestas y la lógica van con Damien Chazelle, ya que su película es la más vistosa de todas, y sus planos secuencia para rodar los números musicales han dejado a todos con la boca abierta.

Mejor actor de drama

Casey Affleck en un fotograma de Manchester frente al mar.

Casey Affleck en un fotograma de Manchester frente al mar.

Mejor actriz de drama

Una de las categorías más abiertas. Los premios previos y las críticas harían apostar por Natalie Portman, pero esto no es la Academia de Hollywood, sino la Asociación de Prensa Extranjera, y eso puede beneficiar a Isabelle Huppert, que en Elle realiza una de las interpretaciones más arriesgadas del año. Sería su gran empujón de cara a las nominaciones a los Oscar. Pero que nadie se olvide de Amy Adams, la niña mimada de los Globos de Oro. Dos premios y otras cinco nominaciones en menos de diez años la confirman como una estrella a tener en cuenta. Si gana sería también la forma de reconocer a Arrival, una de las olvidadas.

Natalie Portman puede ganar un nuevo Globo de Oro por Jackie.

Natalie Portman puede ganar un nuevo Globo de Oro por Jackie.

Mejor actor de comedia

Otro de los premios en los que La La Land mide sus fuerzas. La lógica y la potencia del filme hacen que Ryan Gosling sea el que tiene casi todas las papeletas para llevarse el Globo. El filme debe mucho al gran carisma y química de sus dos protagonistas, pero mientras nadie duda de la victoria de Emma Stone, la de Gosling no está tan cantada, no sería de extrañar que los Globos salieran por la tangente y le dieran el premio al otro Ryan -Reynolds-, que ha conseguido colar su Deadpool en un par de categorías.

Mejor actriz de comedia

Otro premio cantado. Emma Stone por La La Land. En la película es una fuerza de la naturaleza. Todo magia y encanto. Ya ganó en Venecia por este papel y las rivales más fuertes compiten por dramas, por lo que tiene vía libre para su primer galardón importante. Ni siquiera la presencia de la todopoderosa Meryl Streep amenaza, además esta ya tiene asegurado el único premio fijo de la noche, el honorífico.

Mejor actor y actriz de reparto

Viola Davis en un momento de Fences.

Viola Davis en un momento de Fences.

En las categorías de reparto es donde los Globos de Oro se suelen reservar las sorpresas, aunque este año casi todos los premios han ido en la misma línea. Lo que parece claro es que los dos premiados serán dos actores afroamericanos. Viola Davis por Fences tiene uno de esos caramelos para arrasar esta temporada y culminarla con su ansiado Oscar, ese que se le escapó por los pelos por Criadas y señoras. Al competir como secundaria no tiene rivales tan fuertes y es una de esas personas a las que Hollywood adora.

Por su parte Mahershala Ali, por Moonlight, ha ganado casi todos los premios dados hasta ahora. Más conocido por su presencia en series de televisión, su primer papel importante en cine ha sido una revolución, aunque se enfrenta a un grande como Jeff Bridges, que por Comanchería podría darle un susto a Ali.