Los últimos 'supervivientes' junto a varias de las instalaciones del resort.

Los últimos 'supervivientes' junto a varias de las instalaciones del resort.

Televisión EN ARGANDA DEL REY

Complejo La Cigüeña, así es el lujoso resort donde los finalistas de 'Supervivientes' pasan la cuarentena

Una vez en España, los concursantes fueron trasladados a una reserva natural a las afueras de Madrid repleta de comodidades a la espera de la gran final del 'reality'. 

29 mayo, 2020 13:33

Noticias relacionadas

Los finalistas de Supervivientes 2020 llegaban a España hace unos días entre fuertes medidas de seguridad y ataviados con mascarillas y guantes. Era su regreso a una España muy diferente a como la abandonaron hace tres meses: la pandemia del coronavirus los recibía en el aeropuerto Adolfo Suárez. Los finalistas del reality estrella de Mediaset llegaban desde Honduras en un avión privado -cortesía de la familia Hidalgo- y eran directamente conducidos al hotel en el que deben pasar obligatoriamente la cuarentena de rigor. 

A causa del Covid-19, Ana María Aldón (43)Rocío Flores (23), Hugo Sierra (45), Jorge Pérez (37) y Albert Barranco (25) -último expulsado este pasado jueves-, se instalaron en un resort financiado por la productora de su programa. Allí permanecerán hasta la próxima semana, cuando se celebre la gran final del concurso selvático.

Nada se conocía del enclave en el que los concursantes estaban confinados... hasta este jueves. Jorge Javier Vázquez (49) desvelaba la incógnita: están en un lujoso resort ecológico a las afueras de Madrid. Se llama Complejo La Cigüeña y se trata de una reserva natural ubicada en el Sureste de la capital. En concreto, en Arganda del Rey.  

Tal y como reza la página web del complejo, este dispone de una piscina al aire libre y bungalows elegantes, con ducha de hidromasaje incluida. Todos los bungalow, 54, son modernos y están equipados con aire acondicionado, calefacción y TV de pantalla plana. Todos ellos, exteriores, divididos en diferentes categorías según su amplitud y decoración, guardando siempre un estilo contemporáneo.

Están diseñados con diferentes estilos, que van desde el diseño zen japonés al safari africano. Además, el complejo Cigüeña alberga dos restaurantes que sirven comida mediterránea creativa y que, de seguro, los concursantes habrán disfrutado de forma especial tras la escasez de alimento de Honduras. 

Por si fuera poco, la reserva natural cuenta con impresionantes jardines y un gran lago en el que hay un bar con tapas chillout. Asimismo, los huéspedes pueden relajarse tomando una bebida en el bucólico jardín paisajista. Sea como fuere, todo un resort de lujo que están disfrutando tanto los finalistas como todo el equipo de Supervivientes -compuesto por más de 200 trabajadores- y la presentadora Lara Álvarez. Teniendo en cuenta el gran volumen de personas, todo hace indicar que el complejo en su totalidad ha sido reservado para esta peculiar expedición. 

Su agobiante llegada a Madrid 

Con cascos que los aíslan de los comentarios de la prensa, con gorra calada, gafas de sol, mascarillas, guantes y portando cada uno su equipaje, los concursantes de Supervivientes pisaban suelo español el pasado martes tres meses después de su partida a Honduras. Todo el equipo era conducido entre fuertes medidas de seguridad a los coches de la productora para desplazarlos al hotel. No cabe duda de que se han llevado un impacto enorme y se mostraban agobiados y, por momentos, sobrepasados por la vorágine en que estaban envueltos. 

La expedición llegaba cansada, ansiosa y, sobre todo, descolocada. Un gran dispositivo de seguridad les protegía haciendo un cordón que les rodeaba a medida que avanzaban desde la zona de llegadas del aeropuerto. Si bien es cierto que fue un shock para todos, Hugo o Barranco, por ejemplo, se mostraron más templados y tranquilos en el recorrido hacia el coche que los esperaba. No obstante, Rocío Flores y Ana María Aldón no corrieron la misma suerte. La hija de Antonio David Flores (44) llegaba a tropezar con su maleta y trastabillar, volcándola por la prisa de salir del embrollo mediático cuanto antes. Por su parte, Aldón gesticulaba sin parar con la manos para que no se acercaran a ella y poder mantener la distancia social.

A la espera de la gran final de la semana que viene, y ya conociendo en qué lugar se encuentran los concursantes pasando la cuarentena, aún quedan por atar muchos cabos, entre otros, si los finalistas de esta edición podrán llegar desde el hotel hasta los estudios de Fuencarral en helicóptero: uno de los momentos más esperados a la par que emotivos para los concursantes que ya empiezan a oler la posibilidad de tener entre sus manos el ansiado premio y el calor de sus familiares. 

[Más información: La poderosa familia que ha traído a los supervivientes en avión privado... y la noche que Avilés se inmoló en TV]

Información sobre el coronavirus: