Las finalistas de 'GH VIP 7' en un montaje de JALEOS.

Las finalistas de 'GH VIP 7' en un montaje de JALEOS.

Televisión GRAN FINAL

Adara, Alba y Mila, finalistas de 'GH VIP': así han sido sus tres meses en la casa

Tras la expulsión de Noemí, las tres candidatas al maletín afrontan la carrera final hacia el maletín más de 90 días después de entrar en Guadalix.

Noticias relacionadas

La final de Gran Hermano VIP 7 llegará el próximo jueves 19 de septiembre. Noemí Salazar se convertía en la última expulsada, logrando la cuarta posición y dejando la lucha por el maletín entre tres candidatas: Adara Molinero (26 años), Alba Carrillo (33) y Mila Ximénez (67).

Las finalistas afrontan el último sprint con ganas de salir, reencontrarse con sus familiares y recuperar la normalidad, haciendo balance de los tres meses de convivencia en Guadalix y recordando sus mejores y peores momentos vividos a lo largo del reality. ¿Quién conseguirá llevarse a casa el maletín con 100.000 euros?

1. Adara: un amor de película

Adara ha protagonizado la gran historia de amor de la edición.

Adara ha protagonizado la gran historia de amor de la edición. Mediaset

La exconcursante de Gran Hermano 17 ha logrado quitarse la 'espinita' y llegar, esta vez sí, a la final del reality. Su camino no ha sido fácil: en las primeras semanas de convivencia, Adara se alió con Hugo Castejón, el concursante más odiado de la edición. Una amistad que le valió el enfrentamiento con el resto de compañeros.

Pero la azafata encontró otro gran apoyo inesperado: el del Maestro Joao, pareja de su exnovio Pol Badía. El vidente se convirtió en confidente, consejero y cómplice de Adara, testigo excepcional de su historia de amor con Gianmarco Onestini, el italiano que ha dinamitado la relación de la concursante con el padre de su hijo, Hugo Sierra.

Adara abrió su corazón con Joao cuando creía que nadie podía escucharles y toda España fue testigo de su dilema amoroso, hasta que su padre se encargó de confirmarle, durante su visita a Guadalix, que "se ha visto todo". Consciente de la situación, y a pesar de las dudas iniciales, la concursante acababa rindiéndose a los encantos del italiano y daba por rota su relación con Hugo desde la intimidad del confesionario: "Que me perdone de verdad si le he hecho daño. No sé cómo ha podido pasar, pero me he enamorado de Gianmarco". Una historia de amor que ha conquistado a muchos espectadores, mientras que otros cuestionan los verdaderos sentimientos de Adara. Pero Joao vaticina que todo el país apoyará a la concursante y así lo refleja en el eslogan que ha ideado para catapultarla al éxito: "España entera la adora, ¡Adara ganadora!".

2. Alba: resurgir en Guadalix

Alba Carillo estuvo a punto de abandonar el concurso.

Alba Carillo estuvo a punto de abandonar el concurso. Mediaset

Alba Carrillo entraba en la casa de Gran Hermano VIP ahogada por el desgaste económico derivado de la cruenta batalla judicial con su expareja, Fonsi Nieto (41), por la custodia del hijo que tienen en común. 

Dos semanas después del inicio del concurso, la modelo tenía que salir de la casa, precisamente para asistir a un juicio. Aunque no trascendieron detalles de aquella cita en los juzgados, para la concursante supuso un mazazo del que estuvo a punto de no remontar, amenazando con abandonar y acusando al programa de retenerla en Guadalix pese a los problemas psicológicos que le estaba ocasionando la estancia.

Aquella crisis le valió una fuerte bronca por parte de Jorge Javier Vázquez (49): "Si estás a disgusto ten la decencia de abandonar y pagar la penalización", le espetó el presentador. Pero Alba aprovechó el momento como una terapia de choque y consiguió resurgir, mostrándose alegre, combativa y tan espontánea como la recordaban los espectadores, para bien y para mal. "Para mí el concurso empezó más tarde", confesaba al hacer balance de su aventura. Por esa naturalidad y superación personal, su compañera Irene Junquera (33) lidera la campaña a su favor con el lema: "Ya llegó la hora, Alba ganadora".

3. Mila: superando miedos

Mila Ximénez ha ganado seguridad y confianza en sí misma gracias al concurso.

Mila Ximénez ha ganado seguridad y confianza en sí misma gracias al concurso. Mediaset

La participación de Mila Ximénez en GH VIP corrió peligro desde que se anunció su fichaje, pues la colaboradora confesaba tener muchísimos miedos para entrar en Guadalix. De hecho, desde el momento en que tuvo que pisar la casa se notó su inseguridad: se negó a entrar por la gatera y pronunció por primera vez la frase "me voy" en cuanto supo que debía dormir en un búnker.

Sus amagos de abandono han sido constantes en estos tres meses. La fijación de Hugo Castejón contra ella terminó de desgastar su ánimo, sufriendo ataques de ansiedad y pidiendo en varias ocasiones ser expulsada.

A pesar de todo, la colaboradora de Sálvame hace un balance muy positivo de su paso por el concurso: "Estoy feliz, me siento como si hubiese vivido la aventura de mi vida", confesaba. Mila reconoce cómo las inseguridades han podido con ella: "Lo he vivido con sensación de fracaso muchas veces, luchando cada día, cada minuto y cada hora". Por eso, Mila tiene claro cuál es su gran premio: "He sacado todo lo que tenía enterrado y no me permitía abrirme en mi vida. Me ha dado muchísima seguridad". Pero Anabel Pantoja (33) quiere que su amiga y compañera se alce también con el triunfo y lidera su campaña pidiendo el apoyo de la audiencia: "Ponte las pilas y vota a Mila".

[Más información: El último golpe a 'GH VIP' por el 'caso Carlota': así tratarán de reventar la gala final]