'Estratega' es la palabra que mejor ha definido siempre a Pepe Herrero (49 años), ganador de Gran Hermano 7 y también de El Reencuentro. Este ha sido, sin duda, el concursante más táctico que ha pasado por el concurso de Telecinco. Su habilidad para dar la vuelta a las ideas y pautas de los propios guionistas le hicieron ganarse el cariño del público y el 'odio' de una organización que no estaba acostumbrada a que los participantes se le revelasen contra las normas.

Noticias relacionadas

Logró el récord a nivel mundial en la historia de los ganadores de todas las ediciones de GH, al proclamarse ganador de su edición con casi el 90 por ciento de los votos. Todo ello tras superar más de diez nominaciones consecutivas. Fue el creador de uno de los clásicos del programa: el 'nomineitor', un sistema que usó con el fin de poner en la palestra a los concursantes que creía más débiles para enfrentarse a ellos semana tras semana.

Pepe Herrero y Dayron con el premio de 'GH 7'.

Repartió los 300.000 euros del premio con su compañero y amigo Dayron, a quien hizo partícipe de su estrategia durante el transcurso del programa. Sin embargo, la mayoría de su tiempo se lo dedicó a Ainhoa Pareja (GH 5), cuando ambos participaron en El Reencuentro tres años después. Pocos se podían imaginar que dos personas tan diferentes como Pepe y Ainhoa consiguieran enamorarse, pero así fue. Pepe no contaba, ni mucho menos, con que su punto débil apareciera dentro de la casa de Guadalix de la Sierra. A diferencia de lo ocurrido en la edición anterior, Pepe comenzó a 'debilitarse' al conocer a Ainhoa, la única persona que hizo que se tambaleasen los cimientos de sus estrategias.

Dentro de la casa ninguno de los dos quiso dar pasos en falso para después convertirse en los protagonistas por ese motivo, pero lo cierto es que la complicidad entre ambos era más que evidente desde un primer momento. Las miradas y sonrisas hablaban por sí solas, y una vez fuera del concurso comenzaron oficialmente una relación sentimental, que dio mucho que hablar en los diferentes programas de la cadena. 

Pepe Herrero y Ainhoa Pareja pusieron fin a su relación tras dos años y medio juntos.

Sin embargo, tras dos años y medio de relación, pusieron punto final a su amor. La fémina aireó su ruptura por los platós de televisión, asegurando que la convivencia se había deteriorado y que eran más compañeros que pareja. Ainhoa se vio afectada hasta el punto de que perdió hasta 10 kilos: "Pepe es frío y reservado, y no me dio el amor y el cariño que yo necesitaba", comentó hace unos años en una entrevista.

Lo cierto es que la vida de Pepe Herrero siguió, de alguna manera, vinculada al mundo de la televisión con intervenciones y colaboraciones puntuales. En el año 2012 decidió ampliar sus miras y montó un chiringuito en una playa de Gandía llamado Buda Beach, del que es socio, y que cosecha éxitos en la actualidad.

Desde hace algunos años es colaborador de un programa de radio en esRadio llamado El primer palo, donde tratan temas deportivos. Además, se ha atrevido, junto a la ex gran hermana Ania Iglesias (48), a dar el salto al mundo del teatro, y se encuentra de gira por la geografía española con la obra Reciclando a un famoso.

La representación no es una crítica a la televisión ni a un formato concreto, sino que navega por las muchas fórmulas de llegar a ese estatus. Presentadores desaparecidos, políticos, concursantes de diferentes realities, parejas de famosos y un sinfín de personas y profesionales que tras su paso por televisión se pierden en el olvido.

[Más información: Qué fue de Rody Aragón, el piloto de aviones al que ser payaso le cambió la vida]