Samantha Vallejo-Nágera ha sido muy dura y crítica con Alicia y Laly.

Samantha Vallejo-Nágera ha sido muy dura y crítica con Alicia y Laly.

Famosos CONCURSOS DE TELEVISIÓN

Los gritos de Samantha, protagonistas de la última gran bronca de 'Masterchef'

La jueza ha sido muy crítica con los concursantes durante la emisión del programa este martes, especialmente con Alicia.

Noticias relacionadas

Una iracunda Samantha Vallejo-Nágera (49) ha sido la clara protagonista del último programa de Masterchef. La jueza se ha mostrado más crítica que nunca con los concursantes, especialmente con Alicia (la expulsada de la noche). 

Con Boris Izaguirre (53) como invitado estrella, la entrega de este martes ha desafiado a los jóvenes chefs a preparar un suculento plato con la nuez como base. Un fruto seco habitual en nuestras cocinas que ha ofrecido un gran abanico de posibilidades ante los concursantes: ¿dulce o salado? Era la pregunta que todos se han hecho. Pero ni uno ni otro, la noche ha terminado siendo amarga sazonada con críticas a diestro y siniestro por parte de los jueces. 

Especialmente dura ha sido la valoración de Alicia y Laly, que han elegido para esta prueba un plato de pasta con salsa de nueces. Y, literalmente, ha sido solo un plato de pasta con salsa y alguna tímida nuez que se atrevía a sobresalir. El resultado ha sido cuestionable en un programa donde se busca la excelencia en la cocina, y eso lo sabían Alicia, Lali, Boris y todos y cada uno de los jueces que observaban con cara de extrañeza el plato. 

- Pero a ver, ¿tiene algún sentido hacer pasta de arroz con estas salsas? -ha preguntado con rostro serio Samantha. 

- No -ha respondido Alicia.

- ¿Y por qué lo habéis hecho? Porque no sabéis hacer nada más. Estamos en un concurso de cocina, ¿lo sabéis? -ha continuado Samantha aumentando progresivamente el tono de su voz y moviendo airada las manos- ¿Y con todo lo que había en el supermercado no se sabe hacer otra cosa que una simple salsa de pasta? Como no hay pasta... cogemos una pasta de arroz y hacemos un plato de pasta, sin pasta. Es eso, ¿no?

En ese momento, una Alicia ojiplática miraba al vacío pareciendo buscar unas palabras con las que poder librarse de este rapapolvo, mientras que Laly solo se aventuraba a decir un escueta: "Sí, chef". 

Todo ello sin llegar a degustar el plato. Cuando Jordi Cruz (40) incrustó el tenedor (incrustar porque esa pasta no se deslizaba) se llevó por completo el "nido", que desde la perspectiva en la que lo mostraba el chef catalán se veía como una bola blanca con algunas manchas marrones por las nueces. 

Laly le pidió que no se llevara el nido, pero el juez fue directo: "Perdona, sale entero. Está pegado porque es lo comúnmente llamado plasta". 

Sin embargo, todavía quedaba por llegar la valoración de Samantha, dura como pocas veces la habíamos visto en este concurso: "Vuestro platos son tan malos que la única manera de que aprendáis y que evolucionéis de verdad es yendo directamente a eliminación. Espero que os lo toméis en serio y que esto os sirva para evolucionar".

Una presión por parte de la chef que no pasó desapercibida entre los usuarios, que comentaron su dura actitud en las redes sociales: 

 

Finalmente, la noche terminó con Alicia recogiendo sus cuchillos y convirtiéndose así en la tercera expulsada de esta nueva edición de Masterchef.

[Más información: La razón por la que Samantha Vallejo-Nágera ha llegado cojeando a su último evento]