Mriam Sánchez, María Lapiedra y Apolonia junto a Ramiro Lapiedra en un montaje.

Mriam Sánchez, María Lapiedra y Apolonia junto a Ramiro Lapiedra en un montaje.

Famosos CINE PARA ADULTOS

Lucía, María y Apolonia: así es la saga de las Lapiedra

El director ha conseguido catapultar a la fama a diversas mujeres, en lo que se ha conocido como el clan Lapiedra

Detrás de cualquier artista siempre hay un representante, y el mundo del porno no es una excepción. De ahí que el apellido Lapiedra sea un nombre habitual en el cine para adultos. Sin embargo, ¿de dónde viene realmente? Aunque muchos no lo sepan, sus orígenes se remontan a Ramiro Lapiedra (45 años), el conocido director de cine X. A lo largo de sus años dentro de este sector, el alicantino ha conseguido catapultar a la fama a varias actrices (todas ellas llevaban su apellido). 

Ramiro comenzó trabajando como portero de discotecas, clubs de alterne o de carretera, mientras también estudiaba derecho penal. No obstante, no tardó en descubrir el gran negocio que se escondía tras el mundo del porno. En todos estos años el director ha conseguido granjearse un nombre dentro de este sector apoyado, sobre todo, en las mujeres a las que convertía en auténticas estrellas tanto fuera como dentro de la pantalla. Sin embargo, ¿quiénes han sido estas actrices y qué es de ellas? JALEOS descubre la historia del clan Lapiedra. 

Lucía Lapiedra

Lucía Lapiedra (37), cuyo nombre original es Miriam Sánchez, fue la primera de este clan. En 2004, tras dos años estudiando Ingeniería Informática en la Universidad Pontificia de Salamanca conoció a Ramiro Lapiedra. Encandilada por el director decidió dejar la carrera y empezar a estudiar una relación sentimental.

Sin embargo, poco podía imaginarse esta joven universitaria que esta relación terminaría por introducirla en el cine porno español. Al poco de comenzar el romance, Ramiro fue su representante y le otorgó el apellido artístico Lapiedra. A mediados de 2005 comenzó a aparecer en algunas películas pornográficas, la mayoría dirigida por los hermanos Lapiedra a excepción de algunas rodadas con Nacho Vidal.

Miriam en un posado.

Miriam en un posado. Gtres.

Al poco tiempo se vio que el personaje de Miriam Sánchez traspasaba el cine para adultos para adentrarse en los late nights españolesTras su popularidad en la pantalla, y su ruptura con Ramiro, abandonó definitivamente el mundo del porno en el verano de 2006. En ese momento comenzó a trabajar como colaboradora y directora ejecutiva del programa TNT, a raíz de lo cual inició una relación sentimental con Pipi Estrada (63). Entonces cambió su nombre por el de Miriam Sánchez, y su fama comenzó a crecer de manera considerable. 

Este cambio fue fundamental en su vida, a la cual volvió a dar un giro de 180 grados. En el plano personal cada vez iba a mejor, terminó con su adicción a la cocaína gracias a Pipi Estrada y el 11 de julio de 2007 nacía su hija Miriam. Poco después pasó por diversos programas de televisión, tanto como colaboradora como protagonista. 

Sin embargo, llegó un punto en el que quiso dejar de lado definitivamente los escenarios. Desde que comenzó su relación con Cristo Vivancos, un bailarín, lleva una vida discreta, sin escándalos y fuera de la pequeña pantalla. Para ello, la que fuera actriz porno incluso comenzó un curso para trabajar con cadáveres en tanatorios y funerarias, una profesión cuyo sueldo medio ronda la cifra de 1.700 euros.

[Más información: Miriam Sánchez presume de su nuevo pecho tras subastar sus implantes]

María Lapiedra

Maria Lapiedra posiblemente sea la actriz porno más conocida del clan. Nació en 1984 en Mollerussa (Lleida) y tuvo una infancia que le marcó mucho por el abandono de su madre, tal y como ella desveló hace poco tiempo. Sin embargo, su salto a la fama surgió a raíz de su relación con Ramiro Lapiedra, un romance que se dio a conocer en el programa Aquí hay tomate en 2007. Tras unos meses la pareja pasó por el altar en septiembre de ese mismo año, y desde entonces María Pasqual pasó a ser María Lapiedra.

María Lapiedra en un acto promocional.

María Lapiedra en un acto promocional. Gtres.

En el tiempo en el que estuvieron juntos la catalana hizo sus pinitos en el mundo del cine para adultos, unos papeles de los que se arrepiente, según admitió años después. María asegura que esta no fue una época fácil para ella, y es que estaba sometida a una fuerte presión. Tiempo después aseguró que había sufrido maltratos físicos y psicológicos por parte de Ramiro, a quien incluso detuvo la policía en enero de 2008 a raíz de estas acusaciones. No obstante, estas acusaciones nunca fueron probadas y con el tiempo se desestimaron. 

En 2008 su relación con Ramiro Lapiedra ya llegó a su fin, y con él su presencia en este sector, que no en los platós de televisión, ya que la actriz pasó a ser una habitual en los programas del corazón explotando al máximo su personaje. Según ella misma escribió en el libro que publicó en 2013 Mi mundo de plástico, encontró que su verdadero negocio estaba en la prensa rosa donde se convirtió en todo un personaje.

Aún así, con el paso del tiempo la actriz parecía haberse retirado tras casarse con Mark Hamilton, un arquitecto por ese entonces anónimo en 2014, con quien ha tenido dos niñas. Sin embargo, ahora ha vuelto a situarse en el centro del huracán mediática tras desvelarse su relación con Gustavo González (52), un papparazzi habitual en el mundo de la prensa rosa.

[Más información: El 'negro' de María Lapiedra contraataca: "Es una cazafamosos, lo haría con Rajoy"]

Apolonia Lapiedra

La última en sumarse al clan Lapiedra es Samantha (25), conocida como Apolonia Lapiedra dentro del sector del cine para adultos. Esta joven ha sido la única del clan del director que augura convertirse en toda una estrella dentro del cine porno, y es que es una de las promesas de este sector.

Nacida en Albacete, Apolonia en sus inicios tuvo diversos trabajos, según ella muy difíciles y mal pagados, entre ellos el de recoger cebollas en el campo sin cobrar nada. Sin embargo, su vida dio un giro de 180 grados cuando se trasladó a la gran ciudad y conoció a Ramiro Lapiedra con quien actualmente mantiene una relación sentimental y quien le ha introducido en el mundo del porno.

El 14 de febrero de 2015 grabó su primera escena X, por la que cobró 1.300 euros en mano, convirtiéndose en todo un éxito. Desde entonces ha tenido un ascenso apoteósico, grabando escenas con personajes de gran renombre como Nacho Vidal (43) y Keiran Lee (-34- famosos en Estados Unidos), además de grabar con productoras de la talla de Private o Bang Bros.

A este respecto, la actriz ha conseguido alcanzar tal éxito que ya ha recibido el premio Ninfa a la mejor actriz revelación del año y el premio Ninfa a la mejor escena amateur por El primer anal de Apolonia.

[Más información: Apolonia Lapiedra, la estrella emergente del porno español que dará mucho que hablar]