Querer presumir y tener una melena nutrida, sedosa y fuerte es algo natural. Más aún cuando notas que tu cabello, con las temperaturas más frías, ha empezado a mostrarse más frágil y quebradizo, lo que ha propiciado que se caiga más. Una caída que puede llegar a preocupar si no cesa.

Noticias relacionadas

Para empezar, recuerda -por si lo estás evitando- que el cepillar tu cabello no va a intensificar su caída. Más bien lo contrario; ayuda a desenredar, aumentar el brillo e, incluso, ayuda a eliminar la suciedad que se acumula en la melena pudiendo dañar su crecimiento.

Presume de una melena fuerte, sedosa y brillante con estos trucos. Pexels

Mayores peligros de la melena

A lo largo de los meses más gélidos del año, la melena sufre más daños. Por ejemplo, el contraste entre las temperaturas frías y la humedad en el exterior y el calor de la calefacción y el ambiente seco dentro de casa, hacen que el cabello se reseque, se debilite, pierda volumen y brillo.

La mejor herramienta para combatir el encrespamiento es la hidratación capilar. Un cabello seco y dañado tiene las cutículas más porosas y es más propenso a hincharse –encresparse- en un ambiente húmedo y frío y con el uso de bufandas y gorros.
Las temperaturas bajas ejercen un efecto vasoconstrictor sobre el cuero cabelludo. El conjunto de vasos sanguíneos no funciona con total fluidez y llegan menos nutrientes al folículo piloso haciendo que el cabello pueda verse más débil, fino y quebradizo.

Aporta brillo, textura y volumen a tu melena desde tu casa Archivo Pexels

Además, las glándulas sebáceas no trabajan tanto como debieran, lo que provoca que el pelo no esté correctamente hidratado y tan brillante como en otras épocas y pueden aparecer problemas más graves como la presencia de picores, caspa o dermatitis.

De la misma manera, un mal uso del secador resta hidratación al cabello, volviéndolo poroso y abriendo sus puntas. El cabello durante el invierno es más fino y la protección capilar antes de utilizar cualquier herramienta térmica es indispensable. Pero no sólo secadores y planchas afectan al cabello, también el sol es un gran enemigo y sobre todo en la nieve, que no solo es peligrosa para la piel, también para el pelo. Este crea un efecto espejo que amplifica las radiaciones ultravioleta.

Dos grandes aliados

En este sentido, la marca Nuggela & Sulé tiene dos productos que ayudan a combatir estos síntomas y a que luzcas tu melena perfecta. En primer lugar, destaca la primera mascarilla (27,90 euros) con "siliconas naturales y biodegradables", un gran tsunami de ingredientes activos dispuestos a reparar, nutrir e hidratar el cabello. Con un embriagador aroma tropical, South Beach aporta al cabello un untuoso baño de activos que proporcionan una nutrición intensa. Pincha aquí para hacerte con este producto.

Estos son los dos grandes aliados a tener en cuenta para reparar tu melena. Nuggela & Sulé

Y, en segundo lugar, el regenerador capilar de Nuggela & Sulé. Un tratamiento (5,40 euros) que ayuda a incrementar el grosor y la densidad de nuestro cabello gracias a activos naturales como Vitaminas B, glucógeno marino y Placenta Vegetal, entre otros. Ingredientes que ayudan a estimular la síntesis de proteínas, incrementar la vitalidad del cabello, aumentar el riego sanguíneo y estimular y fortalecer su crecimiento. Pincha aquí para comprar en Amazon. 

[Más información: Aporta volumen a tu melena gracias a estos trucos de expertos]