La cantante barbadense Rihanna (33 años), la artista musical femenina más rica del mundo, ha entrado en la lista de milmillonarios de la revista Forbes gracias a sus negocios de moda y belleza, con un patrimonio estimado en 1.700 millones de dólares (más de 1.400 millones de euros).

Noticias relacionadas

Con un artículo dedicado a la empresaria de 33 años, la publicación ha informado este pasado miércoles de que Rihanna, además, tiene la segunda mayor fortuna global entre las mujeres dedicadas al entretenimiento por detrás de la presentadora estadounidense Oprah Winfrey (67).

Robyn Rihanna Fenty -su nombre real- ha engrosado su cartera considerablemente desde que fue considerada la cantante más rica del mundo en 2019, en su mayor parte por las ganancias de su empresa de belleza, Fenty Beauty, en la que posee el 50 por ciento del capital. Unos 1.400 millones de dólares de su patrimonio corresponden al valor de Fenty Beauty, otros 270 millones son atribuidos a su firma de lencería, Savage x Fenty, y el resto a sus ingresos como estrella musical y actriz.

Rihanna en una imagen reciente por las calles de Los Ángeles. Gtres

La revista, además, destaca a Rihanna como la empresaria de belleza que ha tenido más éxito utilizando sus redes sociales, donde cuenta con millones de seguidores, para impulsar sus negocios. La cantante lanzó Fenty Beauty en 2017 junto al conglomerado de lujo francés LVMH con el objetivo de hacer productos inclusivos, ofreciendo un amplio rango de colores en sus bases de maquillaje -con unos 40 tonos- para llegar a una mayor diversidad de clientes.

Desde entonces ha expandido sus líneas: hace un año presentó una gama para el cuidado de la piel, Fenty Skin, y lanzará próximamente Fenty Parfum, una fragancia unisex creada por la artista. En 2019 creó Fenty, una marca de moda y accesorios prêt-à-porter bajo el paraguas LVMH, propietario de firmas como Dior, Givenchy o Kenzo, pero a principios de este año anunció que suspendía sus actividades "a la espera de una mejora de la situación" debido a la pandemia.

En cuanto a su carrera musical, la ganadora del Grammy lanzó ocho álbumes de estudio antes de dedicarse por completo a los negocios, el último de ellos Anti (2016), aunque en los últimos meses ha sugerido que trabaja en su noveno proyecto.

Su 'último' capricho 

Una de las zonas exteriores de la nueva mansión de Rihanna en Beverly Hills. Inmobiliaria Eric Haskell Group (RRSS)

Fue el pasado mes de marzo cuando Rihanna realizó una espectacular inversión inmobiliaria. La cantante compró la gran mansión situada en el número 9531 de Heather Road en Beverly Hills, un complejo de absoluto lujo que ya es suyo tras desembolsar 13,8 millones de dólares -lo que equivale a 11,5 millones de euros-. A pesar del astronómico precio, la artista consiguió una rebaja de cerca de un millón, ya que cuando la casa se puso a la venta en septiembre de 2020, se concretó un valor de salida de 14,8 millones de dólares -unos 12,5 millones de euros-. 

"Escondido detrás de exuberantes setos y puertas en una ubicación idílica de Beverly Hills, este complejo de construcción casi nuevo fue construido y diseñado a la perfección. Ofrece un diseño sofisticado que combina elementos de diseño tanto contemporáneos como tradicionales. La minuciosa atención a los detalles y la artesanía es evidente desde el primer vistazo", explica la web inmobiliaria que ha logrado la millonaria venta.

La mansión abarca más de 2.000 metros cuadrados de parcela, en la que reina una gigantesca casa de estilo minimalista de más de 700 metros cuadrados rodeada de vegetación y jardines gustosamente cuidados. En su interior pueden encontrarse cinco habitaciones, todas ellas con vistas al bello exterior, y siete baños.

[Más información: Rihanna se compra una impresionante mansión en Beverly Hills por 11,5 millones de euros]